×
  • Buscar
Publicidad

Consejos para padres con hijos drogadictos

Consejos para padres con hijos drogadictos

Como padres, que nuestros hijos puedan iniciar el consumo de cualquier tipo de drogas es una de nuestras muchas preocupaciones, sobre todo cuando son mayores para tomar decisiones por ellos mismos. La prevención es sin duda la estrategia más efectiva, sin embargo, los adolescentes resultan vulnerables y son susceptibles a cualquier influencia negativa que los puede llevar a su consumo. ¿Qué podemos hacer si nuestro hijo ya ha empezado a consumir drogas? ¿Cómo debemos actuar?

Publicidad

Cuando se trata del consumo de drogas es mucho mejor prevenir desde el principio que cuando es más tarde y se trata de una adicción. La última decisión sobre consumirlas o no depende de nuestros hijos, pero podemos ayudarles para que sean responsables y sepan sus consecuencias.


En ocasiones, los padres tenemos dudas sobre la edad en la que debemos hablar a nuestros hijos acerca de las drogas. Como en otros muchos casos pensamos que son demasiado pequeños para quitarles su inocencia o para entender determinadas acciones. En el caso de las drogas, los especialistas aseguran que no existe una edad que nos indique un momento a partir del cual debemos hablar a los hijos y que, más importante que esta es saber elegir el momento y ajustar nuestra conversación a su edad y capacidades.


De los 7 a los 12 años el niño ya es consciente de que las drogas existen y es el mejor momento de iniciar acciones preventivas. En este aspecto, lo más importante es el diálogo, pues nuestros hijos están en una edad en la que ya no basta con prohibir, necesitan una explicación y un porqué a sus dudas. Una de las tareas principales de los padres en estos casos es estar informados sobre las drogas y sus consumos, sin que esto signifique que debamos ser especialistas. Normalmente comienzan a consumir por la necesidad de integrarse en un grupo, de sentirse como uno más y no ser tachado de raro. Los padres debemos hacerles entender que un amigo que ofrece drogas nunca será un buen amigo.

No te puedes perder ...

10 consejos para ayudar a tus hijos a hacer frente a los exámenes

10 consejos para ayudar a tus hijos a hacer frente a los exámenes

La llegada de los exámenes finales causa insomnio, molestias estomacales, irascibilidad o nervios tanto en niños como adolescentes porque se juegan tener todas las vacaciones para disfrutar sin preocupaciones y olvidar la convocatoria de septiembre. Para evitar estas situaciones, los padres deben ser conscientes de ello y tratar de crear un ambiente idílico en el hogar y ayudar y motivar en todo lo que puedan a sus hijos.

Y tambien:


Puede que nuestros hijos tengan más información que nosotros sobre algunos aspectos de este tema, y si les ofrecemos mensajes o datos no contrastados, basados únicamente en opiniones, perdemos credibilidad ante ellos. Al hablar sobre este tipo de sustancias, no se deben dramatizar sus efectos, ya que este “recurso al miedo” no solo no es eficaz, sino que en ocasiones resulta hacer el efecto contrario, aunque tampoco es conveniente banalizar el tema.


Pero si nuestro hijo ya ha decidido probarlas, ya sea por influencia de amigos, por curiosidad o como expresión de rebeldía, tenemos que atender esta situación cuanto antes.


Como padres debemos estar atentos a nuestros hijos, esto es conocer sus hábitos, su rendimiento académico, su grupo de amistades e involucrarnos en sus intereses. Conociendo esto, podemos encontrar algunos signos de alarma que pueden indicarnos el posible inicio del consumo de drogas, por ejemplo:


- Ha desmejorado su aspecto personal, tiene ojeras, nariz irritada o se cubre los brazos.

- Frecuenta un nuevo grupo de amigos, pero no da detalles de quiénes son o qué hacen.

- Muestra cambios de conducta y en su carácter habitual, tiende al aislamiento y pasa mucho tiempo en el baño.

-Falta a clases o a sus actos de rutina.

-Ha perdido el interés por los estudios y actúa de forma irresponsable.

-Ha empezado a tener gastos extra y los justifica con mentiras y excusas.

En ocasiones puede resultar difícil detectar las señales, porque nos negamos a verlas y no queremos que sea nuestro hijo el que tenga que pasar por esta situación. Pero tarde o temprano tenemos que enfrentarnos a ello y, para esto, te damos algunos consejos:

- No acuses a tus hijos de una conducta de la que no estás seguro, esto puede ser el comienzo de un enfrentamiento que no resolverá nada, además, si finalmente estás equivocado, vuestra relación se verá deteriorada.

- Busca un momento en el que creas que podréis hablar sin interrupciones.

- No abordes el tema en un momento en el que creas que está bajo la influencia de alguna droga.

- Decide cuál será tu reacción si tu hijo te dice que consume drogas.

- Pregúntale su opinión sobre el asunto y escucha con respeto lo que diga.

- Si crees que está mintiendo, intenta no enfadarte y plantéate el asunto en términos de eficacia, piensa qué conducta puede ser más útil para resolver el conflicto ¿Es realmente útil enfadarse?

- Déjale claro que lo que te preocupa es su salud y su bienestar.

- Asegúrate de que sabe que estás ahí para ayudarle a superar cualquier dificultad que se le presente.

- Deja claro qué conductas consideras aceptables, y qué otras no estás dispuesto a tolerar.

- No recurras a las amenazas. Aunque parecen una solución rápida a corto plazo, en la práctica no dan los resultados esperados.

- Asegúrate de que asume la responsabilidad de sus actos y las consecuencias que puedan provocar.

Las drogas de síntesis como las anfetaminas (speed) y el LSD, pueden provocar sensaciones de pánico. Es importante saber qué hacer en caso de que encontremos a nuestro hijo en mal estado tras haber consumido drogas.

- Ayúdale a relajarse, no te asustes, habla con un tono de voz normal y no dejes que note tu preocupación o tu miedo.

- Explícale que la sensación que está experimentando pasará.

- Si comienza a respirar agitadamente, cálmale y ayúdale a hacerlo de manera tranquila y despacio.

Ningún padre quiere ver a su hijo en esta situación, pero una sobredosis es una opción que puede ocurrir si existe una adicción a las drogas. Una sobredosis en la mayoría de las drogas provoca una pérdida de consciencia, si esto sucede:

- Llama rápidamente al 112 y pide una ambulancia.

- Colócale acostado de lado, para que en el caso de vómito no se ahogue.

- Controla su respiración y mantente atento a su pulso.

- No dejes que se enfríe, pero tampoco te excedas con el calor; si ha consumido “éxtasis” y crees que puede tener hipertermia, trasládale a un lugar en el que pueda recibir aire fresco y quítale la ropa de abrigo que sobre.

- Quédate con él todo el tiempo, si necesitas marcharte para llamar a una ambulancia, vuelve enseguida.

- Si sabes qué sustancia ha consumido, comunícaselo al personal de la ambulancia.


Fuentes:

Drogas. Guía para padres y madres. Por Cruz Roja. http://www.cruzroja.es/pls/portal30/docs/PAGE/CANAL_CRJ_DROGAS/TEXTO/GUIAS_MANUALES/TAB12290838/GU%CDA%20PARA%20PADRES%20Y%20MADRES.PDF

Fecha de actualización: 15-01-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.