¿Conoces la Escuela Democrática Summerhill?

¿Conoces la Escuela Democrática Summerhill?
comparte

En 1921 el educador Alexander Sutherland Neill fundó una escuela diferente con la idea de ofrecer a los niños una educación que les permitiera crecer libres. Una educación basada en el amor, la felicidad y el respeto. Actualmente, esta escuela sigue abierta en Inglaterra dirigida por su hija. ¿Quieres saber más?

Alexander Sutherland Neill fue un educador progresista de origen escocés que, descontento con la pedagogía convencional oficial británica se trasladó a Alemania en 1921, donde fundó en Dresden una escuela llamada en un primer momento Neue Schule (Nueva Escuela). Después la instaló en Austria y le cambió el nombre a Summerhill. En 1927 se trasladó al Condado de Suffol, donde siguió llamándose así, hasta nuestros días, que permanece abierta dirigida por su hija.


Es un modelo educativo y original, pionero de las Escuelas Libres. Sus principios educativos fundamentales son


- La bondad natural de los seres humanos

- La felicidad como máxima aspiración de la educación

- El amor y el respeto como bases de la convivencia

- Importancia de la sexualidad y la corporalidad

 

Estos principios motivan una escuela que funciona de manera diferente a las convencionales. Así, no hay exámenes ni calificaciones, no es obligatorio asistir a clase, el órgano de gestión es la asamblea, no hay reprimendas ni sermones, se trata por igual a niños y adultos.

Haz tu pregunta

Pregunta a otros papás y mamás


Por lo tanto, el objetivo de esta escuela es ayudar a los alumnos a encontrar su propia felicidad, dar libertad total a los niños para que escojan su propio camino. Por eso se renuncia a todo tipo de autoridad.


La motivación fundamental es la libertad, entendiendo la misma como una construcción colectiva. Según ellos, la libertad propia no acaba donde empieza la del otro, sino que para ser libre hace falta que todo el mundo sea libre.


Pero no hay que confundir libertad con libertinaje. La libertad que defienden ellos es beneficiosa porque permite al niño descubrir cosas por sí mismo y experimentar en su entorno, lo que no significa que sea irrespetuoso con los demás o que pueda comportarse mal.


Para Neill este tipo de educación es posible porque el niño responde positivamente al amor y la libertad. Por el contra, los problemas de muchos niños se deben a la influencia enferma de la sociedad, que lo llenan de miedo y violencia.  Este ambiente es el mejor para “curar” a esos niños.


De hecho, antes era un lugar donde se mandaba a muchos niños con problemas.


El día a día en clase


Summerhill funciona en régimen de internado, es decir, los niños viven allí, no con sus padres. Por lo tanto, la vida en comunidad es muy importante. El colegio es, en realidad, una gran democracia infantil, una gran familia.


Cada semana se celebra una asamblea en la que se exponen todos los problemas que pueda haber para buscar soluciones. Todos, niños y adultos, tienen los mismos derechos a opinar y votar. Todos los votos valen igual. Entre todos construyen las normas para buscar el mayor beneficio.


Todas las clases son opcionales; los alumnos pueden elegir a las que desean acudir y a las que no.


Se respeta 100% al individuo, sin coacciones ni obligaciones. Cada uno es responsable de sus actos y decisiones.


Se da una gran importancia a la naturaleza, al juego, las actividades manuales y las artísticas, como teatro o danza.


Hay escuelas parecidas en muchas partes del mundo. Liberi en España, por ejemplo.

 

Foto: Designed by Pressfoto - Freepik.com

Artículos relacionados

¡no fui yo! no aceptes excusas de tu hijo

¡no fui yo! no aceptes excusas de tu hijo

Es importante enseñar a los niños a responsabilizarse de sus actos ya que, muchas veces, es peor intentar esconder y engañar que reconocer lo que se ha hecho mal y pedir perdón. 

0 Comentarios

Escribe tu comentario

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.