¿Cómo hacer que mi hijo estudie?

¿Cómo hacer que mi hijo estudie?
comparte

Los años de guardería son divertidos para todos los niños: juegan, aprenden canciones, hacen manualidades… Pero llega el colegio y hay que empezar a estudiar, algo que a muchos les cuesta bastante. Para evitar el fracaso escolar, debes conseguir que tu hijo estudie desde el primer curso.

Después de un duro día de trabajo, llegas a casa y lo último que te apetece es ponerte a hacer los deberes con tu hijo o preguntarle la lección. Sin embargo, siguiendo una serie de consejos y rutinas desde el principio, conseguirás que se acostumbre a estudiar y que llegue a ser un estudiante modelo.


¿Qué puedes hacer?


- Preparar una sala de estudio. El lugar en el que hace los deberes y estudia no puede ser el mismo en el que juega su hermano pequeño o en el que ve la tele. Tiene que ser una sala sin distracciones, con una mesa y una silla adecuadas para estudiar, los materiales necesarios y luz suficiente.


- Planificar un horario. Lo mejor es que se acostumbre a sentarse todos los días a la misma hora a hacer los deberes, justo después de merendar. Incluso los días que no tenga nada que estudiar, debe sentarse a la mesa un rato a repasar, leer…


- Ayudarle en sus tareas. Intenta sentarte con él a hacer los deberes o, al menos, estar cerca para poder echarle una mano si le hace falta y resolver sus dudas. Así, a la vez, controlarás que completa sus tareas y que se sabe la lección.

No te puedes perder ...

¿Por qué mi hijo es hiperactivo?

¿Por qué mi hijo es hiperactivo?

¿Has notado que tu hijo es bastanto inquieto? Incluso si es tu segundo hijo te habrás dado cuenta de la diferencia entre el primero y este: le cuesta mantener la concentración en cualquier cosa o cuando le pides algo te deja de escuchar a la mitad de la frase. Puede que esto le afecte en su rendimiento escolar aunque su inteligencia sea mayor al promedio.


- Hablar con sus profesores. A mediados de curso y al final del mismo, es una buena idea que conozcas a sus profesores y hables con ellos para saber qué tal le va en el colegio, cómo se porta, qué asignaturas le cuestan más, cómo se relaciona con sus compañeros.


- Valorar su esfuerzo. Si ves que ha estudiado mucho y se ha esforzado, aunque suspenda o no saque una nota muy brillante, no le regañes. Alábale por su empeño y ayúdale a hacerlo mejor la próxima vez.


- Completar sus estudios. Puedes encontrar apoyo extra para muchas asignaturas o temas en ejercicios y juegos en Internet, películas, documentales, series… Es una manera entretenida de estudiar y de motivarlo.


- Evitar los castigos. Si un día no quiere hacer los deberes o se hace el remolón, debes hablar con él y explicarle lo importante que son para su futuro los estudios. Incluso puedes ofrecerle pequeñas recompensas por el trabajo acabado (un helado de postre, elegir la película de la noche…). Si le castigas, le gritas y le regañas, conseguirás el efecto contrario, que se rebele y se niegue a estudiar.


- Controlar el tiempo de estudio. A no ser que tenga un examen muy difícil, no es recomendable que estudie más de dos horas. Por eso se debe estudiar todos los días, para llevar la lección al día y que no haga falta darse palizas antes de un examen. Además, es aconsejable hacer pausas de unos 10 minutos cada 30 minutos, más o menos.


Lo que no debes hacer…


- No le compares con sus hermanos o con otros compañeros.


- No le critiques ni le llames “tonto”. Simplemente, corrige sus errores y enséñale a hacerlo correctamente.


- Nunca le digas frases como “Las matemáticas no sirven para nada, pero debes aprobarlas”. No minusvalores ninguna enseñanza, todas aportan algo. Si le dices que no sirve para nada, no tendrá interés en estudiarlo.


Te puede interesar:
El control del peso del bebé permite de una manera rápida y precisa si el bebé está creciendo adecuadamente en relación a otros de su misma edad.


Fuente:

FAPAR: https://www.fapar.org/escuela_padres/ayuda_padres_madres/ayudar_estudiar.htm

Fecha de actualización: 23-03-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>