Cómo enseñar seguridad vial

Cómo enseñar seguridad vial
comparte

Saber desenvolverse en el medio urbano es fundamental. Si enseñas a tu hijo cómo comportarse, tanto como peatón como conductor, desde pequeño, estará más concienciado cuando sea mayor, con lo que tendrá menos posibilidades de sufrir un accidente.

La importancia de la seguridad vial

 

Según el estudio realizado por Fundación Mapfre sobre Niños y Seguridad vial la educación vial depende, en primer lugar, de los padres, en un 83%. Por eso es fundamental que desde pequeño le enseñéis cómo debe comportarse en la calle, las normas que hay que cumplir, lo que nunca se debe hacer, etc.

 

Así, irá interiorizando ese aprendizaje y no le costará aplicarlo cuando sea mayor, reduciendo las posibilidades de causar o padecer un accidente, ya sea como peatón, conductor de bicicleta, de coche, etc.

 

Además, estará más concienciado sobre lo peligroso que puede ser incumplir las normas y será más cívico, sin necesidad de amenazas de multas.

 

Desde hace unos años hay un movimiento bastante fuerte que intenta que la seguridad vial sea una materia más en el aprendizaje escolar; pero, mientras tanto, somos los padres los encargados de enseñar a nuestros hijos cómo caminar y circular por la calle.

Seguridad vial para niños

Seguridad vial para niños

Aunque los índices de accidentalidad vial infantil están en descenso, los niños siguen constituyendo uno de los grupos de mayor riesgo, ya que son mucho más propensos a sufrir accidentes en su condición de peatones: su nivel de atención es más bajo, desconocen las normas, son imprudentes por naturaleza, tienen problemas de visión por su estatura...

 

¿Cómo enseñarle?

 

- Sé un buen ejemplo. Los niños aprenden por imitación, no puedes decirle que se cruza con el semáforo en verde y, a continuación, pasar en rojo. Siempre que vayas con tu hijo, debes cumplir fielmente las normas.

 

- Debes ir enseñándole las normas gradualmente, de una manera adecuada a su edad. Primero, a caminar por las aceras, cruzar siempre por el paso de cebra, mirar bien antes de cruzar, nunca saltarse un semáforo aunque no pase nadie, usar casco siempre que se va en bicicleta, etc. A medida que crezca, irá aprendiendo más normas, incluidas las de circulación de vehículos, aunque todavía no pueda conducir. Eso le ayudará en el futuro.

 

- Es importante que te apoyes en el juego a la hora de enseñarle. La seguridad vial puede ser muy entretenida. Así, el niño se interesará por ella, en lugar de rechazar las enseñanzas.

 

- Cada día se producen miles de infracciones. Seguro que paseando con tu pequeño veis a coches saltándose un paso de cebra, gente cruzando con el semáforo en rojo, motoristas sin casco, vehículos que circulan mucho más rápido de lo permitido… aprovecha para comentarlo con él. Pregúntale qué se ha hecho mal y cómo se debería haber actuado.

 

- Haced simulaciones en casa. Puedes crear tu propia calle en casa y simular diversas situaciones para que elija la más correcta.

 

- En la mayoría de ciudades hay circuitos cerrados para practicar seguridad vial. Llévale a uno de ellos donde profesionales del tema le podrán enseñar más normas con ejemplos concretos.

 

- Asimismo, existen muchos recursos (libros, películas, dibujos animados, juegos online) centrados en la seguridad vial. Hazte con ellos y aprovéchalos. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×