¿Cómo enseñar las letras?

¿Cómo enseñar las letras?
comparte

Los primeros años de educación de los niños y niñas son muy importantes para que cojan una buena base para sus futuros estudios. Además, en este periodo es cuando tienen una mayor facilidad de aprendizaje ya que son "esponjas muy absorbentes". Por ello, que aprendan las letras y el abecedario en sí les ayudará a expresarse con más facilidad ya que escribir y leer son uno de los pilares básicos de la comunicación.

El alfabeto es una representación estructurada y ordenada de todas las letras que conforman un mismo idioma. Todas estas letras permiten crear palabras a través de las cuales las personas son capaces de comunicarse entre ellas, tanto de manera oral como de manera escrita. Esta es una de las razones por las que es indispensable que los más pequeños se familiaricen con las letras desde temprana edad.

 

En la etapa de Educación Infantil ya se comienzan a enseñar las letras y el abecedario a los alumnos. Por lo general empiezan aprendiendo letras sueltas que poco a poco irán relacionándolas con su nombre, con los colores, con las comidas, etc. De esta manera comprenden con mayor facilidad su significado ya que lo asocian a objetos y cosas comunes para ellos.

 

Los niños y niñas tienen una mayor facilidad para aprender la secuencia de las letras a través del sonido, es decir, memorizando como suenan. Sin embargo, esto no es una ley, el aprendizaje es algo muy amplio y, aunque existan generalidades, también hay excepciones y a otros estudiantes les puede resultar más sencillo aprender a través de lo visual y otros con ejercicios asociativos.

No te puedes perder ...

Miedos en niños de 4 años

Miedos en niños de 4 años

Los miedos son habituales en los niños pequeños, aunque estos miedos cambian y evolucionan a medida que lo hace el niño. A los 4 años, su imaginación desbordada les juega malas pasadas y, uno de sus mayores miedos, es el temor a los monstruos o personajes imaginarios.

 

En los colegios las estrategias didácticas que se suelen utilizar para enseñar las letras son a través de canciones, juegos de memoria o imágenes. La idea es que los más pequeños se diviertan y jueguen, aunque en realidad estén estudiando y aprendiendo. Además, las nuevas innovaciones educativas están teniendo una tendencia de aprendizaje más dinámica y fresca, alejada de los tradicionales ejercicios o de tener a los niños y niñas realizando monótonas fichas durante horas.

 

El abecedario español está conformado por un total de 27 letras de las cuales 5 son vocales y las 22 restantes son consonantes. Enseñarles todas estas letras desde tan pequeños puede parecer una misión complicada, pero existen muchos ejercicios que la convertirán en una tarea divertida. Además, es importante que los padres y madres se impliquen en la enseñanza de sus hijos. No solo aprenden en el colegio, también en casa.

 

Como ya se menciona anteriormente, la educación tradicional se ha basado desde siempre en la repetición y la memorización que, aunque a veces es necesario, no debería ser el centro de toda la enseñanza. Existe una variante conocida como aprendizaje significativo que basa sus criterios en que la persona que está aprendiendo organice, relacione y establezca relaciones con los conocimientos que ya tenía previamente. En el caso de los más pequeños la idea es que se sorprendan, se emocionen y se diviertan a través del aprendizaje y que ello los motive a seguir adquiriendo conocimientos día tras día.

 

A partir de lo expuesto en el párrafo anterior aquí van algunas actividades para enseñar las letras a los niños y a las niñas de manera divertida y significativa. Hay que tener en cuenta que estos ejercicios además de ayudar a enseñar las letras tienen su grado de educación plástica y manualidades, cosa que a los más pequeños les encanta.

 

Una de las actividades que se puede llevar a cabo requiere de un tablón de madera, chinchetas o claves y gomas elásticas de varias medidas y colores. La intención es que en el tablón se claven los clavos en 3 filas con 3 en cada una y que estos sean capaces de imitar la forma de las letras con las gomas elásticas. También puede haber imágenes de las letras ya hechas para que los pequeños las vean y las imiten, aunque esto se puede omitir en función de la edad.

 

Otro ejercicio que encandila a los menores consta de una mesa de luz y arena, sal y arroz (vale cualquier tipo de grano). La mesa iluminada estará llena de estos materiales y, simplemente, los pequeños tendrán que dibujar con sus dedos las formas de las diferentes letras. Estas mesas con luz se pueden comprar o hacer fácilmente en casa. 

 

Jugar a “busca y encuentra” siempre es divertido y, además, ayuda a los niños a asociar grafía y fonema. La idea es que teniendo todas las letras del abecedario recortadas busquen cosas que empiecen por cada letra y la asocien hasta completar todo el alfabeto. Es un juego  muy sencillo y didáctico.

 

La enseñanza no tiene por qué ser exclusiva de una cosa. Las letras tienen dos formas básicas con las que se crean la recta y la curva, por lo que se puede integrar la construcción de formas al aprendizaje del alfabeto. Con gomaeva se pueden recortar curvas y líneas rectas de forma separada para que los niños y niñas tengan que unirlas correctamente para formar las letras.

 

Y sí, como estas actividades existen muchas más que ayudan a enseñar de manera vivencial y divertida a los más pequeños. No se aburrirán y seguro que querrán aprender más y más cada día. Lo indispensable es que los progenitores se involucren en el aprendizaje de sus hijos e hijas, y busquen formas de crear un ambiente motivador y agradable.

 


Te puede interesar:
Los test de inteligencia para niños no están diseñados para identificar las altas capacidades, que es un concepto más amplio. Si se sospecha que un niño tiene altas capacidades se recomienda acudir a un especialista que practique unas pruebas específicas ya que la detección precoz de esta condición permite que alcance al máximo su potencial.


Fuentes:

Universia y la Federación de Enseñanza de CC.OO de Andalucía

 

Fecha de actualización: 13-06-2019

Redacción: Andrea Rivero

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>