×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo enseñar las fracciones a niños?

¿Cómo enseñar las fracciones a niños?

Las fracciones son un tipo número que expresa una cantidad determinada de porciones de un todo que comienza a estudiarse en cuarto de Primaria. Como suele resultar complicado entender este tipo de concepto y saber usarlo correctamente, es conveniente que sepas diversos trucos o consejos para ayudar a tu hijo en la enseñanza de las fracciones.

Publicidad

¿Qué son las fracciones?

Las fracciones son un tipo de número que expresa una cantidad dividida entre otra cantidad, es decir, que representa un cociente no efectuado de números. En otras palabras, es un número que expresa una cantidad determinada de porciones que se toman de un todo dividido en partes iguales.

Las fracciones se componen de varias partes: numerador, denominador y una línea divisora entre ambos. El denominador expresa la cantidad de partes iguales que representan la unidad, y el numerador indica cuántas de ellas se han de tomar. Por ejemplo, en la fracción ¾, 3 sería el número de partes que se cogen del todo compuesto por 4 partes. El número 3 hace referencia al numerador y el número 4 al denominador. El numerador es aquel que se lee con los números cardenales: 1 (un), 2 (dos), 3 (tres), etc. Sin embargo, el denominador es el que se lee con números partitivos: 2-medios, 3 - tercios, 4 – cuartos, 10 – décimos, etc.

Además, existen distintos tipos de fracciones:

- Fracción propia: cuando el numerador es menor que el denominador

No te puedes perder ...

¿Cómo enseñar decenas y unidades a los niños?

¿Cómo enseñar decenas y unidades a los niños?

Las matemáticas suelen ser una de las asignaturas que más complicaciones traen a los más pequeños. Si no se aprenden bien desde el principio luego suele costar más trabajo seguir con una curva de aprendizaje al alza. Es importante explicar a los niños el porqué de ciertas cosas para que entiendan los problemas y las soluciones que se les puede dar a las matemáticas. Memorizar fórmulas en esta asignatura, pero no saber aplicarlas no es aprender, pero si desde la introducción en el mundo matemático se les enseña a comprender todo, el proceso será mucho más sencillo.

Y tambien:

- Fracción impropia: cuando el numerador es mayor que el denominador

- Fracción unitaria: cuando el numerador es igual que el denominador

¿Cómo enseñar las fracciones a los niños?

Las fracciones pueden resultar un problema para algunos niños, que no consiguen comprender el concepto de fracción ni, mucho menos, hacer operaciones con fracciones ya que, al igual que los números naturales, las fracciones se pueden sumar, restar, multiplicar o dividir.

Si tu hijo está atascado con las matemáticas, los primero que debes hacer es explicarle bien el concepto de fracción para que entienda a qué nos referimos cuando hablamos de fracciones. Una forma sencilla de hacerlo es con una pizza. Divide la pizza en trocos iguales y explícale que, cada uno de esos trozos, es una fracción y representa 1/8 (si la has dividido en ocho partes) del total de la pizza. Si coges 3 trozos, serán tres octavos. Y así con todos.

Y quien dice pizza dice cualquier otro alimento que se pueda dividir fácilmente en partes iguales para que el niño comprenda lo que representa el numerador y el denominador de cada fracción. Tartas, barras de chocolate, bizcochos… cualquier alimento que permita dividirlo en partes iguales y jugar a coger más o menos para que el niño entienda en qué consisten las fracciones.

Otra posibilidad es usar un papel y doblarlo o partirlo en trozos iguales. A medida que los vayas partiendo o doblando escribe en cada nueva parte a qué fracción corresponde. Por ejemplo, al partirlo por la mitad, escribe ½ y así con cada nueva fracción.

O puedes coger un paquete de canicas o de caramelos de diferentes colores y contar cuantos hay de cada color. Si hay 8 verdes, 9 azules y 7 amarillos, de un total de 24, podrías decirle que hay 8/24, 9/24 y 7/24 de cada uno de los colores.

También puedes usar piezas encajables de colores que se puedan unir formando una torre. En este caso, en una cara de cada pieza estará escrito el número fraccionado, en otra el porcentaje del total, en otra el número decimal y otra no está escrita. Con este tipo de torres de fracciones el niño puede comparar fracciones, realizar operaciones con ellas, trabajar la descomposición de la unidad en números decimales o comprender la equivalencia entre decimales y fracciones.

En resumen, la mejor manera de aprender las fracciones es con materiales concretos que se puedan manipular, coger, tocar o repartir para que el niño entienda mejor a qué nos referimos con el concepto de fracción. De este modo, el niño podrá descubrir las propiedades de las fracciones de manera sencilla y divertida, lo que aumentará su interés por la materia.

Operaciones con fracciones

Y, una vez haya comprendido bien qué son las fracciones y cómo se leen, llegará el momento de explicarle las operaciones que se pueden realizar con las fracciones. Al ser números, se pueden sumar, restar, multiplicar o dividir. Cada una de estas operaciones se realiza de una manera determinada que el niño deberá aprender y comprender.

Para sumar fracciones, por ejemplo, hay que tener en cuenta, lo primero, si el denominador es común o no, es decir, si es el mismo en todas. Cuando dos fracciones tienen el mismo denominador, su suma se calcula sumando los numeradores:

¼ + ¾ = 4/4

Si tienen diferente denominador, hay que cambiar una o ambas fracciones por fracciones equivalentes de forma que ambas tengan el mismo denominador. Para hacer esto, escribiremos como nuevo denominador al mínimo común múltiplo de los dos denominadores. Por ejemplo, si tenemos ½ y ¼, el nuevo denominador sería el 4, ya que es el mínimo común múltiplo de 2 y 4 (es decir, el número más pequeño distinto de cero que es múltiplo de ambos). En cuanto al nuevo numerador de la fracción que cambia, en este caso solo sería ½, se calcula dividiendo el nuevo denominador entre el antiguo y multiplicando el resultado por el antiguo numerador (4 entre 2 que es igual a 2 y se multiplica por 1, dando como resultado 2). Así, la nueva suma sería 2/4 + ¼ = ¾. Una vez transformadas las fracciones, se suman de manera normal.

En cuanto a las restas, la resta de dos fracciones con denominador común se calcula restando sus numeradores. Y para restar fracciones con denominador diferente, hay que hacer lo mismo que en la suma, convertir las fracciones en dos fracciones con el mismo denominador y luego, restar sus numeradores manteniendo el denominador.

Las multiplicaciones son muy sencillas, ya que no importan si tienen el mismo denominador o no. Solo hay que multiplicar los numeradores entre sí y los denominadores entre sí y el resultado de ambas multiplicaciones en la cantidad final.

Y las divisiones se calculan multiplicando numerador y denominador en cruz, es decir, el numerador de la primera se multiplica por el denominador de la segunda y al revés. 


Fecha de actualización: 27-12-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.