¿Cómo enseñar a mi hijo a compartir?

¿Cómo enseñar a mi hijo a compartir?
comparte

Enseñarle a tu hijo a compartir es algo que le va a ayudar en su desarrollo social y personal, por ello es importante que sepas cómo educarlo al respecto para que no sea egoísta.

No te puedes perder ...

Los humanos no nacen con valores o conociendo acciones buenas y malas para su formación personal y social, estas son capacidades que se aprenden por medio de la educación y las experiencias.

 

El niño va a llegar a un punto en su vida en el que puede comenzar a tener pensamientos relacionados con lo que conocemos como valores, por lo que se va a poder analizar el pensamiento y percepción de otra persona de manera propia.

 

Aunque el niño pueda tener este tipo de pensamientos es necesario que se le guíe sobre qué es bueno para su desarrollo, ya que por distintas circunstancias el pequeño puede escoger algo que puede ser dañino para su desarrollo por simplemente ignorarlo.

 

 

¿Cómo enseñar al niño a compartir?

 

Una de las cosas que hay que enseñarle a tu hijo es a compartir, ya que esta acción va a ser beneficiosa para su desarrollo social y personal a largo plazo, además de que en sociedad siempre se tiene que ayudar a los demás.

 

El acto de compartir significa dar u ofrecer un recurso que tienes a la mano a otra persona, para así poder disfrutarlo al mismo tiempo o hacer uso de este recurso en conjunto.

 

Para saber cómo enseñar a compartir a tu hijo es necesario que entiendas su desarrollo a través del tiempo, ya que un recién nacido no puede entender qué significa hacer esta acción, pero un niño de 2 años ya tiene la percepción para entenderlo.

 

Debes saber que cuanto más pequeño es el niño más le va a costar prestar o ser compartido:

 

1.- Su primer año. Durante el primer año de vida de tu hijo va a considerar que es una parte de ti, que estáis unidos y depende completamente de su mamá, por lo que no puede comprender qué es compartir y tienes que esperar para poder enseñarle.

 

2.- A los 2 años. El niño descubre su autonomía después de cumplir un año y la comienza a desarrollar, aquí es cuando también empiezan los berrinches, además de que le cuesta prestar sus juguetes.

 

3.- Después de los 2 años. En esta edad el comportamiento del niño puede desatarse y considera que todo le pertenece y no quiere prestarlo.

 

4.- De 3 a 4 años. El niño comienza a jugar con otros, pero sigue descubriendo los límites de lo que le pertenece y lo que no.

 

 

¿Qué es el egoísmo?

 

El egoísmo es el amor sin moderación que se tiene hacia sí mismo, por lo que una persona egoísta va a atender a sus necesidades de manera desmedida, sin mostrar interés por las necesidades de otra persona.

 

Un niño se hace egoísta por distintas razones:

 

1.- Recibe mucha atención. Cuando al niño se le mima en exceso, se le cumplen todos sus caprichos o simplemente es el centro de atención todo el tiempo.

 

2.- Poca atención de los papás. Cuando el niño recibe poca atención de sus papás y tiene malas actitudes, ya que no se le corrige a tiempo y pueden incrementar estos malos aspectos.

 

3.- Imita la actitud. Si tu pareja o tú demostráis alguna actitud egoísta el niño puede aprenderla.

 

 

Una vez visto lo anterior es bueno que al niño se le enseñe a compartir además de evitar situaciones pasadas siguiendo estos consejos:

 

1.- Juega en equipo con él. Enséñale juegos que necesiten de más de una persona, en los que tengan que cambiar de papeles o de interacción con distintos objetos.

 

2.- Explícale cómo se siente la otra persona. Habla con tu hijo cuando veas que no le presta algo a otro niño, así le puedes explicar cómo se siente la otra persona, además de preguntarle cómo se sentiría él.

 

3.- Dar regalos. Dile que te ayude a hacer regalos para otros niños en sus cumpleaños, así puede entregarles algo en lo que haya tomado parte.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de crecimiento de los niños que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fecha de actualización: 25-04-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>