×
  • Buscar
Publicidad

Cómo enseñar a escribir a un niño de 6 años

Cómo enseñar a escribir a un niño de 6 años

El aprendizaje de la escritura comienza aproximadamente a los tres años, que será cuando empiecen a hacer los trazos básicos que después conformarán las letras, pero no será hasta los seis cuando los niños adquieran el completo aprendizaje de la lectoescritura.

Publicidad

Cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje para aprender a leer y a escribir, aunque antes han de haber conseguido un buen nivel de lenguaje oral y una coordinación de movimientos adecuada para ello, y quizás sea a la edad de seis años cuando más preparados estén. De hecho, según un estudio de la Universidad Cambridge, “a los cuatro y a los cinco años los niños todavía no están preparados para comenzar un aprendizaje estructurado en materias" y aseguran que este debería estar basado sencillamente en mejorar sus habilidades a través del juego.

Entre los tres y los cuatro años, los niños comienzan a aprender qué son las letras, para qué sirven, sus sonidos y cómo se escriben. Van a comenzar también a esta edad el aprendizaje de la lectura y la escritura que siempre van unidos, enseñándole algunos grafemas básicos como las vocales y fonemas, y no será hasta los cinco cuando los niños comiencen a escribir todas las letras y a juntarlas para ir formando palabras y frases sencillas. Será, por tanto, al empezar la Escuela Primaria, con seis años, cuando sabrán escribir y solamente les faltará mejorar su grafía y aprender las reglas ortográficas y de puntuación.

La escritura es sistema de representación gráfica de un idioma, por medio de signos trazados o garabatos sobre un determinado soporte. En el caso de los niños habrá que tener en cuenta en primer lugar que estos comienzan a escribir de manera gradual comenzando por una fase de copia o reproducción. Después, comenzarán a escribir lo que se les dicta y, finalmente, lo harán de manera espontánea. En esa primera fase, se copiarán letras y números. Una etapa en la que se trata de adquirir capacidades motrices manuales a través de dicha reproducción de modelos, que se reconoce mayormente como copiar. Se empezará por lo más básico para ir avanzando posteriormente hacia modelos más complejos.

La segunda fase se conoce como la escritura del dictado, que se suele introducir al niño cuando este ya ha cumplido los seis años. Aquí ya no existe un modelo visual y comenzará a cobrar importancia la relación audición-visión. El niño se apoya exclusivamente en un modelo sonoro y debe ser capaz de discriminar aquello que oye, traducirlos a letras y reproducirlos sobre el papel colocándolos en el espacio en el mismo orden que han sido escuchados en el tiempo.

La tercera y última fase es la escritura libre o espontánea. En esta fase no hay un modelo sonoro tampoco. Aquí el niño lo que hace es escribir lo que internamente se representa a nivel mental, es decir, lo que el niño se está imaginando. Una capacidad que, además, se va a ir desarrollando al principio de la escuela primaria, y que año tras año se va a ir volviendo más compleja.

No te puedes perder ...

Cómo criar a un niño de 3 años

Cómo criar a un niño de 3 años

Tu hijo ha cumplido 3 años y llega una etapa complicada en la que el niño lucha por instaurar su autonomía e independencia, mientras tú luchas por conseguir que te haga caso. Los gritos y castigos solo sirven a corto plazo, pero no enseñan al niño a comportarse bien y, además, pueden ser perjudiciales para su desarrollo, así que deberás contar con otras estrategias.

Y tambien:


No obstante, si todavía le cuesta un poco escribir, podéis probar en casa algunas técnicas que le ayuden a mejorar su escritura. Es cierto que el aprendizaje tanto de la lectura como de la escritura se realiza en el colegio, pero en casa los padres y las madres también pueden ayudar al niño a escribir y a motivarle en esta enseñanza tan importante en su educación como es la escritura.


Entre los seis y los once años empiezan la educación primaria en nuestro país. Se trata de una época en la que los niños desarrollan su potencial, su carácter y también su autonomía y ya comienzan a tener ideas propias también. En cuanto a su desarrollo, a esta edad hay que tener en cuenta que será, como ya veíamos, cuando los niños comiencen a leer, escribir y también a manejar conceptos por lo que se abre un mundo apasionante ante ellos. Tienen cada vez más curiosidad y aprenden muy deprisa.


Para ayudarle en casa, por tanto, los padres y madres pueden enseñar a los niños el significado de las palabras que se puede aplicar en cualquier actividad que se requiera. Si se les pide, por ejemplo, realizar una lista con determinadas prioridades para cada una de las actividades los niños podrán comenzar a comprender la utilidad práctica de la escritura.


Los juegos de letras también son otra de las formas de enseñar la correcta ortografía. ¿Cómo lo haremos? Utilizando juegos como las palabras cruzadas o aquellos donde los niños deban unir una imagen con el nombre correcto. Finalmente, cuando estos ya dominen la escritura, habrá que estimular o mejorar su letra.


Te puede interesar:

Los test de inteligencia para niños tradicionales no son útiles para la identificación de las altas capacidades. Si se sospecha que un niño las tiene se recomienda acudir a un especialista que pueda realizar las pruebas precisas.


Fuentes:

Fundación Rubio

AEP EnFamilia “Niños de primaria: el niño de 6 a 11 años” https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/ninos-primaria

Fecha de actualización: 22-05-2019

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad