×
  • Buscar
Publicidad

Valores como la amabilidad o el altruismo hacen que los niños crezcan más felices

Valores como la amabilidad o el altruismo hacen que los niños crezcan más felices

Conseguir que nuestros hijos crezcan más felices pasa por incentivar en ellos valores espirituales, como la alegría de vivir o la importancia de la amistad. Así lo demuestra un estudio realizado por investigadores de la Universidad de la Columbia Británica, en Canadá, y publicado en la revista 'Journal of Happiness Studies'. En concreto el trabajo, dirigido por el doctor Mark Holder, los niños que sienten que sus vidas tienen un sentido y que creen en valores, como la amistad, son más felices.

Publicidad

No te puedes perder ...

Tolerancia, cómo enseñarla a los niños

Tolerancia, cómo enseñarla a los niños

Todas las personas somos diferentes y, a lo largo de su vida, los niños se encuentran con gran diversidad: de raza, religión, apariencia… Aunque todos somos en teoría iguales y se deberían respetar todas estas pequeñas diferencias, la realidad es que solemos unirnos a aquellas personas que piensan como nosotros y rechazamos lo que no conocemos o entendemos. En la sociedad global en la que vivimos, ser tolerante y abierto de mente es esencial para respetarnos unos a otros y poder convivir sin problemas

Y tambien:

Índice

 

¿Cómo la amabilidad y el altruismo nos hace más felices?

La investigación dirigida por Holder analizó a un total de 320 niños con edades entre los 8 y 12 años, procedentes de cuatro escuelas públicas y dos colegios religiosos. Los menores completaron seis cuestionarios diferentes para medir su nivel de felicidad, espiritualidad, religiosidad y sus temperamentos. Los padres también fueron interrogados sobre la felicidad y el carácter de sus hijos.

Los autores descubrieron que los menores que decían ser más espirituales eran también más felices. En particular, valores personales como la alegría de vivir y comunales, como la calidad y profundidad de sus relaciones, resultaron ser importantes índices para predecir los diferentes niveles de felicidad entre los niños.

También el temperamento de los menores fue un valioso predictor de su felicidad, ya que los niños más felices eran también los más sociables y los menos callados. La relación entre la espiritualidad y la felicidad se mantenía fuerte, incluso cuando los autores tenían también en cuenta el temperamento del menor. "Aumentar los valores personales puede ser la clave de la relación entre espiritualidad y felicidad", indicaron los autores, quienes apuntan que incentivar la amabilidad con los demás y los actos altruistas puede ayudar a hacer a los niños más felices.

¿Cómo inculcar a los niños la amabilidad y el altruismo?

Si quieres que tu hijo sea más feliz, además de buena persona, sigue estos consejos para inculcar en él valores esenciales como la amabilidad y el altruismo:

- Sé un buen ejemplo. Los niños imitan a sus padres en todo, por lo que ser amables con los demás, ayudar a los que lo necesitan y ser altruistas en todo momento es la mejor forma de que nuestros hijos aprendan estos valores y los pongan en práctica.

- Cuando veas a tu hijo actuando de forma maleducada y desconsiderada, hazle saber de inmediato que no estás de acuerdo con ese tipo de comportamiento. Critica siempre el acto en sí, no al niño. Dile que esa forma de actuar te disgusta y que no debe formar parte de su comportamiento, sin decirle nunca nada como “No eres amable”.

- A veces, sobre todo en niños pequeños, no son conscientes de que ciertos actos o comportamientos son desconsiderados, así que debes explicarle por qué eso que ha hecho no está bien para que lo comprenda y lo interiorice mejor.

- Dale siempre explicaciones claras, concisas y que pueda entender según su edad y desarrollo.

- Intenta que tu hijo se rodee de personas y ejemplos amables y altruistas. Evita los contenidos televisivos violentos y maleducados. Busca, en su lugar, libros y películas en las que se enseñen y transmitan valores.

- Háblale sobre personalidades famosas que realicen o hayan realizado actos altruistas. Averigüe a qué personajes admira tu hijo y por qué.

- Reunid los juguetes, libros o ropa que ya no uséis y llevadlos a alguna ONG o parroquia para que sirvan para ayudar a otras personas que lo necesitan.

- Lleva a tu hijo a alguna asociación de ayuda u ONG en la que le cuenten los problemas que atraviesan muchas personas para que sea consciente de la suerte que tiene y de cómo se puede ayudar a los demás.

- Si no vas a decir algo agradable, mejor cállate. Explícale a tu hijo que, cuando no se tiene nada bueno que decir sobre los demás, es mejor estarse callado. Enseña a tu hijo a acostumbrarse a decir cosas buenas, es decir, cosas que hagan sentir mejor a los demás.

- Potencia la empatía en tu hijo. Saber ponerse en la piel de los demás es la clave para ser más amable y altruista.

- Utiliza siempre palabras amables. Gracias, por favor, hola y adiós… usar a diario palabras amables y enseñárselas al niño hará que la amabilidad forme parte de su vida.


Fuente:

Journal of Happiness Studies. http://www.uvm.edu/pdodds/files/papers/others/everything/holder2009a.pdf

Fecha de actualización: 03-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.