×
  • Buscar
Publicidad

No elijas sus amigos por él (ni le obligues a jugar con todos)

No elijas sus amigos por él (ni le obligues a jugar con todos)

Los padres, en nuestro afán por conseguir que nuestros hijos tengan amigos y sean felices, les obligamos muchas veces a jugar con niños con los que no se llevan bien o denominamos amigos a todos los niños que son de su edad y con los que coinciden, sin darnos cuenta de que tenemos que darles libertad para elegir sus amigos.

Publicidad

¿A ti te gustaría que te obligaran a salir de copas con un compañero de trabajo al que odias simplemente porque trabajáis juntos? ¿No odiabas cuando tu madre te hablaba de “tus amiguitos” incluyendo en este término a cualquier chico o chica con el que hubieras hablado alguna vez en la vida? ¿Y por qué le haces lo mismo a tus hijos?


Y es que casi todos los padres infravaloramos las relaciones de amistad de nuestros hijos o les obligamos a hacerse amigos de todos, sin darnos cuenta de que los amigos se eligen y no hay que imponerlos.


Frases como “tienes que ser amigo de todos tus compañeros de clase” o “tienes que jugar con todos” pueden ser contraproducentes ya que dan al niño la impresión de que tiene que hacerse amigo de cualquier niño de su edad, aunque no se lleve bien con él o le trate mal, algo que por supuesto no es necesario. Una cosa es que respete a todos los niños, se lleve bien con todos y no evita a ninguno, y otra muy distinta es que todos sean sus amigos. Amigos de verdad se tienen 4 o 5, el resto son compañeros de juegos o conocidos. Lo mismo nos pasa a los adultos ¿no?

No te puedes perder ...

¿Cómo vencer la timidez infantil?

¿Cómo vencer la timidez infantil?

A algunos niños les resulta muy difícil hacer amigos y relacionarse con los demás. La timidez es un problema más o menos frecuente que se puede presentar en mayor o menor grado en determinadas situaciones, pero si esa ansiedad aumenta y se hace patológica, es necesario consultar a un especialista, ya que la falta de socialización puede incluso afectar al aprendizaje y escolarización del niño

Y tambien:


Y es que, además, los padres tendemos a llamar “amigos” a todos los niños que tienen edades parecidas a nuestro hijo y con los que juega o habla alguna vez, pero esos no son amigos, y hay que entender la diferencia y no menospreciar sus relaciones de amistad. Para los niños los amigos son muy importantes, por lo que los padres debemos valorar esas relaciones como se merecen y no meter a todos en el mismo saco.


Por lo tanto, no debemos imponer los amigos a nuestros hijos. Hay que permitir que sean ellos los que elijan a aquellos con los que comparten preferencias, gustos y juegos. De esta manera, le damos autonomía e independencia para que elija por sí mismo, permitiéndole que tome sus propias decisiones ya prenda a desarrollar solo sus relaciones personales.


Esta capacidad de decidir con quién quiere relacionarse y con quién no será fundamental en su futuro, sobre todo a la hora de elegir pareja, posibilitando que evite a aquellas personas que pueden ser dañinas o tóxicas. Si le obligamos a ser amigo de todos, puede que acabe yéndose con gente nada recomendable. Tiene que saber que está en su capacidad negarse a ir con alguien que le hace daño.  


Así, si dejas que sea tu hijo, desde pequeño, quien decida con quién quiere jugar, le estarás enseñando autodefensa y a establecer relaciones positivas.


En definitiva, no elijas sus amigos por él. Dale libertad. 


Fecha de actualización: 16-10-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.