• Buscar
Publicidad

¿Los niños de hoy tienen menos libertad?

¿Los niños de hoy tienen menos libertad?

Hace 100 años los niños campaban a sus anchas por los pueblos y ciudades prácticamente desde que podían andar. Hace 30 años, todavía podíamos ir solos al colegio desde los 10 años y bajar al patio de casa a jugar con los vecinos. Actualmente, a nadie se le ocurriría dejar a su hijo de 8 años solo en el patio de casa… ¿Qué nos ha pasado?

Publicidad

El miedo a los posibles secuestros, el tráfico caótico y los accidentes… son algunas de las causas de que los niños, actualmente, no puedan ir solos ni a la tienda de la esquina hasta los 13 o 14 años.

Este contraste entre la libertad que tenían los niños hace unas cuantas décadas, y la escasa libertad de que disponen hoy en día puede afectar a su desarrollo. Así lo reflejan algunos estudios que afirman que los niños están perdiendo el contacto con la naturaleza. Eso de salir corriendo con los amigos a dar patadas al campo o a un parque ha desaparecido. Hoy, los niños bajan de la mano de sus padres al parque más cercano, cercado y acotado, y juegan ahí dando vueltas de un lado para otro bajo la supervisión constante de sus padres.

Esto hace que las experiencias de los niños de hoy en día sean muy diferentes, restringidas y similares, centradas muchas veces en el mundo virtual de los videojuegos en lugar de en el mundo real.

Hace 50 años cualquier niño sabía trepar a un árbol, pescar una rana en el río o construir una madriguera. Hoy, si le dices a un niño que haga una madriguera te mirará con cara de loco, no digamos si la hablas de pescar ranas.

No obstante, hay que tener en cuenta que esta libertad de la que disponían hace 100 años se ha ido perdiendo con el tiempo. No ha sido de un día para otro. Hace unos 30 años, cuando éramos pequeños, las restricciones empezaban a notarse. Tus padres te dejaban bajar solo al patio de casa, pero no salir de él sin permiso. Y, en el pueblo, podías jugar a tu aire por las calles cercanas, pero no ir solo al río.

Esto, para muchos, ha hecho que actualmente los niños sean ricos en juguetes, pero no en experiencias. Por eso, algunos expertos, como el Dr. William Bird, asesor de salud de Inglaterra, creen que la salud mental de los niños está en riesgo, sin hablar de la física ya que la gente que vive al aire libre y juega en campos, parques o jardines está más sana y tiene menos riesgo de padecer enfermedades como la obesidad, por ejemplo.

Además, Bird apunta a que los niveles de estrés descienden solo con ver durante unos minutos un espacio verde. Solo tener nuestra casa llena de flores y plantas puede mejorar la concentración y reducir el estrés.

“Si los niños no tienen contacto con la naturaleza, nunca desarrollarán una relación con el medio ambiente natural y no serán capaces de usar la naturaleza para hacer frente al estrés diario”- explica. "Los estudios han mostrado que las personas privadas de contacto con la naturaleza tienen un mayor riesgo de depresión y ansiedad”.

Por eso, concluye, “necesitan tiempo jugando en el campo, en los parques y jardines en donde pueden explorar, excavar el suelo y construir madrigueras".

Así que, aunque no hay que dejar a nuestros hijos campar a sus anchas por la ciudad, ya que, lamentablemente, sí es más peligrosa que hace 50 años y esos riesgos existen, debemos procurar que vayan con frecuencia a jugar no solo al parque de casa, sino también al campo, para tener un contacto real con la naturaleza.


Fecha de actualización: 06-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×