×
  • Buscar
Publicidad

¿Hasta qué edad funciona la hormona del crecimiento?

¿Hasta qué edad funciona la hormona del crecimiento?

Es una hormona proteica secretada por la adenohipófisis. Dicha hormona del crecimiento va a regular el crecimiento postnatal, el metabolismo y también el balance electrolítico. Pero ¿cuándo llega a su fin? ¿Hasta qué edad está en funcionamiento?

Publicidad

Índice

La hormona del crecimiento (GH) es una hormona que se genera en la hipófisis (glándula situada en la base del cerebro). ¿Su misión? Ocuparse de que crezcamos, aunque también interviene en diferentes procesos metabólicos y nutricionales que tienen que ver con la construcción del organismo. Por tanto, entre sus funciones principales: aumentar la estatura y la masa muscular, reducir la grasa corporal y controlar el metabolismo del cuerpo.

¿Para qué se utiliza la hormona del crecimiento?

La hormona del crecimiento, conocida también como somatropina, se utiliza como medicamento con receta para tratar los trastornos de crecimiento en niños y en adultos para tratar la deficiencia de GH. En países como Estados Unidos algunos doctores han empezado a prescribir la hormona de crecimiento a pacientes de edad con deficiencia con GH para incrementar su vitalidad y sí, es legal. Sin embargo, su eficacia y seguridad para este uso todavía no ha sido probada en ningún ensayo clínico. Además, esta hormona todavía se considera una hormona bastante compleja y muchas de sus funciones aún se desconocen.

El problema viene cuando hay un déficit de esta hormona. Los especialistas aseguran que del 100% de las consultas de talla baja, el 95% son normales ya que en la gran mayoría de los casos son debidos a una talla baja familiar o un retraso constitucional de crecimiento y tan solo el 5% se consideran patologías por culpa de un déficit en la hormona del crecimiento.

¿Se puede ser más alto usando GH?

Pues bien, esta es la pregunta que se hacen muchos padres que ven cómo sus hijos no crecen “lo que deberían”, aunque ahora es peor que antes pues hace 20 años no existía la presión social y la asociación del aspecto físico con el éxito que hoy sí hay. De hecho, los expertos aseguran que actualmente la talla baja es una consulta prioritaria. No obstante, lo más importante aquí es que los padres tengan claro que el crecimiento va a ir variando siempre según la edad, aunque sí sería fundamental empezar un tratamiento si se diagnosticara una deficiencia cuanto antes.

¿Dónde y cuándo se permite el uso de la hormona del crecimiento?

En nuestro país la hormona del crecimiento solamente está autorizada y cubierta por el sistema nacional, pero en casos de déficit de GH, síndrome de Turner, afectados por síndrome de Prader-Willi, niños con insuficiencia renal crónica antes de la pubertad, un pequeño porcentaje de niños que nacen con talla baja para su edad gestacional y desde el año 2008, en casos de alteraciones del gen Shox. Sin embargo, en Estados Unidos se permite la administración de dicha hormona en todos los casos de talla baja idiopática, es decir, aquella en la que no se encuentran causas patológicas.

¿Cuándo se necesita la hormona del crecimiento?

Normalmente, se detecta que un niño no está creciendo al ritmo que debería hacia los tres años, donde la comparación con el resto hace notable la diferencia en la estatura. No obstante, hay que asegurarse siempre de que el niño realmente la necesita y para descubrirlo hay que realizar una serie de exámenes para conocer la edad ósea, el factor de crecimiento de insulina, el nivel de secreción de somatropina u otras hormonas o la tolerancia a la insulina. Después, dependiendo de los resultados, se podrá o no recetar un suplemento para cubrir la posible falta de esta hormona.

¿Cómo se administra la hormona del crecimiento?

Hay que tener claro que un tratamiento que comience a una edad más temprana tiene más probabilidades de éxito que uno que empieza de forma tardía. De hecho, el niño podría llegar a alcanzar una altura habitual para su edad si el proceso empieza en sus primeros años de vida. Eso sí, las dosis se suelen administrar a través de inyecciones diarias y, aunque dicho tratamiento suele durar varios años, las aplicaciones podrían ir variando conforme pasa el tiempo si se considera necesario por los especialistas.

¿Qué efectos secundarios tiene la GH?

Aunque resultan muy poco comunes, lo cierto es que la hormona de crecimiento podría provocar algunos efectos secundarios como, por ejemplo, los dolores de cabeza, la retención de líquidos, los dolores de articulaciones y músculos o las anomalías en los huesos de la cadera. En el caso de los adultos sanos, por ejemplo, los riesgos son distintos pues el tratamiento con la hormona humana del crecimiento podrían causar una serie de efectos secundarios como el síndrome del túnel carpiano, el aumento de la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2, la hinchazón en los brazos y las piernas o dolor en los músculos y articulaciones.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.