• Buscar

Desarrollo del niño de 8 años

Desarrollo del niño de 8 años

A los 8 años se considera que el niño se encuentra en la etapa de la niñez mediana. Los amigos cada vez son más importantes para él y su desarrollo mental le permite concentrarse cada vez más y realizar acciones más complejas. 

Publicidad

Índice

 

Desarrollo físico y motriz

Con 8 años crecen unos 6 cm al año y engordan unos 3 kilos. Pueden tener brazos y piernas que parecen demasiado largos en proporción a su cuerpo.

Articulo relacionado: Miedos en niños de 9 años

Pierden aproximadamente cuatro dientes de leche cada año, reemplazados ya por los permanentes.

Los niños de 8 años cada vez son menos “infantiles” y más “preadolescentes”, sobre todo hoy en día. Empiezan a adoptar actitudes propias de la adolescencia y maduran bastante respecto al año anterior, dejando poco a poco atrás su infancia y niñez.

En lo que respecta a su desarrollo motriz, su coordinación es mucho mejor y ya pueden realizar actividades muchos más complejas y coordinadas. Todas sus habilidades motrices mejoran, por lo que suelen interesarles muchos las actividades deportivas y al aire libre. Son capaces de realizar casi cualquier deporte.
 

Desarrollo social y emocional

Su autonomía es casi completa y con 8 años pueden vestirse solos, ducharse, comer solos sin ayuda incluso cortando la comida, atarse los zapatos, etc. Esto hace que muestren una mayor independencia de sus padres y su familia.

Articulo relacionado: Miedos en niños de 10 años

Con 8 años su sociabilidad es mucho mejor y los amigos pasan a ser una parte muy importante de su vida. Es posible que tenga uno o dos mejores amigos y que empiece a tener problemas con otros niños o note la presión por encajar en un grupo. Quiere ser aceptado por los demás, lo que puede causar algún conflicto.

No obstante, la familia sigue siendo lo primordial para él por lo que debes aprovechar para pasar mucho tiempo en familia haciendo actividades diferentes. Aunque ya puede empezar a mostrarse un poco desafiante con la autoridad, todavía acata las normas de los adultos, por lo que es importante que sigas enseñándole que debe respetar los límites impuestos por vosotros y en clase.

A esta edad son más atrevidos y han perdido la mayoría de sus miedos infantiles, aunque es posible que todavía tengan miedo a la oscuridad, por ejemplo.

Sus intereses aumentan, así como sus aficiones, por lo que es importante que lo motives y lo animes a probar nuevas cosas, esforzarse y alcanzar nuevos retos. Potencia sus capacidades para averiguar cuáles son sus habilidades y sus puntos débiles y así poder ayudarle.

También empieza a preocuparse por el futuro y entiende mejor el lugar que ocupa en el mundo.

En el ámbito escolar, su capacidad mental le permite concentrarse más, razonar mejor y entender mejor conceptos abstractos, por lo que las asignaturas se vuelven un poco más complejas y es normal que tenga más deberes o que estudiar más. Ayúdale a organizarse bien con sus tareas escolares para que no se quede rezagado.

Los niños de 8 años todavía son abiertos con sus padres y les cuestan la mayoría de las cosas que les ocurren. Aprovéchalo y habla con él cada día para establecer una buena base de comunicación, que será más complicada de mantener en la adolescencia, cuando la amistad sea lo más importante para ellos. 

Con 8 años sus juegos favoritos son los videojuegos, los de construcciones tipo Lego, las manualidades, los juegos científicos y los de mesa. Elige bien sus juguetes para que sean educativos y ayuden en su desarrollo. Evite juguetes sexistas y violentos.

Además, a esta edad ya sabe leer muy bien y más rápido, por lo que es el momento ideal para que le inculques el amor por la lectura. Busca libros adaptados a su edad y sus intereses que puedan enseñarle lo maravilloso que es leer. La escritura, por su parte, sigue desarrollándose por lo que leen mejor que escriben.

Emocionalmente, pueden entender las emociones propias y ajenas, qué significan y usarlas dependiendo de las situaciones que deban afrontar en un momento u otro. Su empatía aumenta y es el momento de fijar en él valores tan importantes como la solidaridad, el respeto o la tolerancia. Puede que les cueste un poco controlar las emociones, pero ya son menos impulsivos y piensan más en las consecuencias.


Fuente:

AEP

Fecha de actualización: 02-02-2022

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×