¿Cómo ayudar a mi hijo a tener amigos?

¿Cómo ayudar a mi hijo a tener amigos?
comparte

El desarrollo social del niño comienza desde pequeño cuando juega con otros niños, aunque no a todos los niños les resulta igual de fácil hacer amigos, por ello debes saber cómo ayudarlo a crear estas relaciones.

No te puedes perder ...

Cuando tu hijo nace y llega a este mundo depende totalmente de vosotros, ya que todavía no puede valerse por sí solo. Es importante que tengas esto en cuenta y le ayudes cuando empiece a mostrar interés en las interacciones sociales para que así puedas ayudarle en caso de que tenga problemas a la hora de hacer amigos.

 

En sus primeras horas de vida, la única persona a la que de verdad conoce y con la que se siente a salvo es su madre, ya que conoce tu voz y el sonido de tu corazón después de3 tantos meses dentro de ti, por lo que puedes acercarlo a tu pecho y hablarle para que pueda encontrar esa paz nuevamente.

 

Con el paso del tiempo el bebé va a irse acostumbrando a sus personas de apego, sus papás, a los que reconoce con la vista y los oídos, además de saber que son quienes le brindan toda la atención que necesita.

 

Durante esta etapa es difícil para el bebé estar separado de sus personas de apego, por lo que tenéis que tener cuidado de no dejarlo solo. Poco a poco el bebé va a aprender a comunicarse, primero con los llantos, y más tarde con sus primeros balbuceos.

 

Cuando el bebé tiene entre 2 y 6 meses es bueno jugar con él, hacerle gestos chistosos y sonidos sencillos pero curiosos, para que pueda conocer otras formas de comunicarse, además de platicar con él aunque sepas que no entiende nada de lo que dices.

 

Luego van a llegar sus primeras palabras y el bebé va a poder utilizar su corto vocabulario junto con tonos que ha aprendido para pedir cosas.

 

De momento, al ser tan pequeño, no puede percibir el interés de otras personas, así como tampoco necesita de la interacción con otros que no sean sus personas de apego. Es cerca de los dos años cuando el niño comienza a mostrar interés por interactuar con las demás personas, aunque al principio le va a costar entender que las otras personas también tienen sus intereses.

 

Para ayudar a tu hijo a que obtenga experiencias que lo alimenten en el aspecto social es bueno acercarlo a otros grupos de bebés de su misma edad, así que meterlo a la guardería suena como una buena opción para que aprenda a separarse un poco de ti y convivir con más personas.

 

Para saber cómo le está yendo mientras tú no estás puedes preguntarle a sus encargadas, incluso platicar con las demás mamás sobre cómo les va a sus hijos y presentarles al tuyo.

 

Con el paso del tiempo el niño va a tener que entrar formalmente al colegio, otro lugar en el que además de desarrollar su capacidad cognitiva también aprende a convivir con más grupos sociales.

 

En la escuela el niño puede encontrar la oportunidad de encontrar a su primer amigo y, conformen pasen los años irá conociendo a más personas y haciendo más y más amigos.

 

Para saber cómo le está yendo puedes platicar con él de su día a día, aunque si es algo complicado saber cómo le va puede ser una señal de un problema, pero también puedes buscar el apoyo de sus profesores para darte una idea de cómo es en la escuela.

 

 

¿Cómo ayudar a mi hijo a tener amigos?

 

Primero debes identificar si existe un problema, entonces el segundo paso es aceptar que a tu hijo le cuesta relacionarse con otras personas y hacer amigos.

 

Una vez que seas consciente del problema es bueno que tomes cartas cuanto antes, ya que una parte importante del desarrollo de toda persona es la capacidad social, presente todos los días y necesaria para crecer y ser felices.

 

Algunos consejos que puedes seguir para ayudar a que tu hijo consiga amigos son los siguientes:

 

1.- Actividades extraescolares. Si dentro de su salón no le es fácil convivir puede encontrar una actividad de su interés, ya que ahí habrá personas que tengan los mismos intereses que él.

 

2.- Trabajos en equipo. Cuando tenga que realizar una tarea o trabajo en equipo dile que invite a los niños al hogar, ahí puedes ayudarlo a que se haga su amigo además de su compañero.

 

3.- Autoestima. Un niño con baja autoestima suele tener problemas para relacionarse, por ello debes ayudar a fortalecerlo demostrándole tu amor o incluyéndolo en actividades en la que encuentre logros.

 

4.- Películas o cuentos. Depende de la edad que tenga puedes mostrarle una película o leerle un cuento en el que se hable sobre la amistad.

 

5.- Juegos. Cuando sea pequeño juega con él y sus juguetes guiando una historia que le demuestre la importancia de las amistades.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un test para evaluar las altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 09-05-2018

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>