×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo conseguir que tu bebé deje de chuparse el dedo?

¿Cómo conseguir que tu bebé deje de chuparse el dedo?

Para conseguir satisfactoriamente que tu hijo deje de chuparse el dedo antes de que sea demasiado tarde, ante todo, no debes alarmarte, pero sí fijarte en cuándo y por qué lo hace para ayudarle a evitarlo, además intenta no regañarle, ya que así sólo conseguirás que siga haciéndolo, pudiendo llevar a cabo las siguientes propuestas:

Publicidad

No te puedes perder ...

Cómo despertar el interés por otro idioma en los niños

Cómo despertar el interés por otro idioma en los niños

A menudo se habla de cuáles son las vías y metodologías más eficaces para que los niños aprendan otro idioma. Es un tema que preocupa a muchos padres, sobre todo ahora que el modelo educativo bilingüe cada vez está más extendido en nuestro sistema educativo y es importante que nuestros hijos adquieran una buena base para que vayan bien en el colegio.

Y tambien:

1.    Para comenzar, tienes que explicarle al niño por qué debe dejar de chuparse el dedo. Hay que hacerle partícipe en este método, por lo que deberá ser él quien quiera dejar ese hábito y contar con la ayuda de sus padres.

2.    Un buen proceso es el de recompensa. Contad cuántas horas aguanta sin chuparse el dedo y anotadlas para que vaya superándose cada día; poniendo un tope de horas puedes darle un premio si consigue cumplirlas. También puedes proponerle retos, como no meterse el dedo en la boca mientras hace cierta actividad, siempre que esté relajado, y si lo logra… ¡premio!

3.    Si te has dado cuenta de que tu pequeño se chupa el dedo exclusivamente por la noche, ofrécele su peluche o muñeco favorito para que duerma con él. Si lo hace durante el día, simplemente por aburrimiento, mantenle distraído haciendo cualquier actividad o con algún juguete en la mano.

4.    Cuando ocurre mientras duerme, la succión del pulgar se convierte en un acto involuntario, ya que no tiene conciencia de lo que está haciendo. En este caso, puedes proponerle, siempre bajo su consentimiento, colocarle algo en el dedo, como cinta adhesiva o esparadrapo.

5.    Para finalizar, no le regañes ni le ridiculices delante de sus amigos: “Mira eres un bebé, ¿ves cómo Juan no se chupa el dedo?”. De esta manera seguirá chupándoselo aún más. Tiene que ver que es capaz de superarse y que puede hacerlo, sólo así conseguiréis vuestro reto.

Si, por el contrario, ves que no tenéis éxito y empieza a afectar a su paladar o encías, e incluso lleva tanto tiempo con esta costumbre que ya ha perdido los dientes de leche y comienza a renovarlos, es hora de consultar a un especialista para que no se produzcan alteraciones en su boca ni en el desarrollo de sus nuevos y definitivos dientes.


Fuente:

Asociación Española de Pediatría. 

Fecha de actualización: 21-07-2010

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.