×
  • Buscar
Publicidad

Tics en niños

Tics en niños

Los tics (movimientos nerviosos involuntarios) son muy normales en los niños, sobre todo en épocas de más estrés o nervios. Aunque a los padres les suelen preocupar, no hay que darles mayor importancia ya que suelen dejar de hacerlos solos.

Publicidad

Indice

 

¿Qué son los tics?

Los tics son movimientos repentinos e involuntarios (tics motores) o sonidos repetidos y rápidos (tics fónicos) que no se pueden controlar. Generalmente, la persona que tiene un tic no se da cuenta de ello.

Los más habituales en niños son: parpadeos, guiños, inspiraciones por la nariz, fruncimiento de la nariz, encogimiento de hombros…

Estudios recientes indican que hasta un 25% de los niños en edad escolar presenta tics, al menos durante un corto periodo de tiempo. Esto es lo que se conoce por tic pasajero y son frecuentes a partir de los 5 años. Afectan más a los niños que a las niñas, sobre todo a aquellos tímidos.

Es una manera que tiene el niño de liberar tensión y estrés, por eso son más habituales en épocas de nervios y disminuyen con las actividades relajantes o durante el sueño.

No te puedes perder ...

Y tambien:

No conviene darles mucha importancia ya que desaparecen solos, aunque pueden reaparecer en épocas de estrés.

 

¿Cómo actuar ante los tics?

La mayoría de niños no son conscientes de sus tics, por lo que no conviene hacer nada al respecto, solo esperar a que se pasen solos. Diferentes estudios han demostrado que cuando los padres no hacen nada, desaparecen sin dejar secuelas en unos meses.

Además, muchos aprenden a controlarlos en el colegio, por lo que no afectan a su rendimiento, aunque eso implica que se hacen más frecuentes por la tarde, lo que puede volver locos a sus padres.

En estos casos, hay una serie de consejos que puedes seguir:

- Habla con él para  ver si es consciente o no de sus tics y tratar de averiguar la causa que los desencadena.

- Intenta que su día a día no sea muy estresante: no le llenes de actividades extraescolares, que tenga tiempo para jugar, haz con él actividades relajantes…

- Si el niño sí se siente avergonzado de sus tics, puedes crear para él la habitación de los tics: un espacio privado al que el niño pueda dirigirse para dejar salir los tics.

- No le hagas notar cuándo realiza el tic. Recuerda que para él es involuntario y, cuanto más se lo digas, más lo hará y más nervioso se pondrá. Es mejor hacer como si nada e ignorarlo, aunque te cueste.

- No le regañes ni lo castigues, no puede evitarlo.

Los tics crónicos, los que duran más de un año seguido, son menos comunes. En estos casos sí que puede ser necesario consultar a un psicólogo por si hay algo más detrás de este tipo de manifestaciones, sobre todo si el tic hace sufrir al niño, le causa vergüenza o afecta a su rendimiento escolar y su vida diaria.


Fuentes:

AEP EnFamilia, "Tics", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/tics

Medline plus, "Trastorno de tic transitorio", https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000747.htm

 

Fecha de actualización: 23-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.