×
  • Buscar
Publicidad

Consejos para la vuelta al cole

Consejos para la vuelta al cole

Tras las largas vacaciones de verano, es muy fácil que a los niños se les hayan olvidado las rutinas que tenían durante el pasado curso escolar, haciendo que la incorporación a las clases y a los horarios sea difícil, tanto para los niños como para los padres.

Publicidad

Índice

Por eso, lo que más necesitan los niños en estos momentos es motivación. Desde el punto de vista de la psicología y la pedagogía, la motivación depende de diferentes estímulos que mueven al estudiante a comportarse de una forma determinada o realizar diferentes acciones para lograr un objetivo. Los especialistas consideran que la motivación desempeña tres funciones fundamentales: activar y dar energía a la conducta, dirigirla y regularla (tenacidad de dicha conducta para lograr las metas establecidas).


Pautas motivadoras para los niños

Para conseguir que el niño se encuentre motivado en la vuelta al cole, esta vuelta debe ser paulatina, lo que implica que debe prepararse con antelación y no imponer las rutinas del nuevo año de golpe. Para  ello, pueden seguirse algunos de estos consejos:

· Los padres deben mantener una actitud positiva, sin hablar de pereza o dificultades: los niños aprenden lo que ven, y si se habla del aburrimiento de volver al trabajo ellos percibirán el colegio de igual manera. Hay que potenciar los aspectos positivos de incorporarse a un nuevo curso, tales como: el reencuentro con los amigos, contar las experiencias del verano, conocer nuevos profesores…

· Recordar los logros que se han conseguido en el curso pasado, así como todas las cosas nuevas que se han aprendido. Es muy motivador estimular la imaginación por las cosas nuevas que pueden aprender este curso. Pedirles que se fijen como objetivo el aprender algo nuevo todos los días podría ser, por ejemplo, un reto muy estimulante.

· Anticiparse a la rutina: aunque aún no hayan terminado las vacaciones, ya se pueden respetar poco a poco algunos horarios como si estuviéramos durante el curso, como la rutina a la hora de acostarse y levantarse.

· Es aconsejable que los niños dediquen algunos minutos a la lectura y ejercicios matemáticos, para estimular la atención y concentración.

· Ver con los niños los textos escolares y los diferentes materiales que utilizarán en el nuevo curso. Hacer que participen en el proceso de ir a comprarlos o recogerlos.

· Planificar con ellos la realización de los deberes escolares, establecer horarios para el estudio, así como organizar la programación de las actividades extraescolares con el objetivo de que vayan a su propio ritmo y lograr un aprendizaje efectivo.

· Una vez que se alcance cierta disciplina en las actividades escolares, no olvidar que para mejorar la capacidad de concentración, es necesario dedicar diariamente una pequeña cantidad de tiempo al estudio, aumentándolo a medida que el alumno vaya incrementando su concentración.

· Escucharles, responder a sus preguntas, inquietudes y miedos. Darles confianza y apoyo. Recordad que para ellos es todo un reto y también, por supuesto, una nueva situación a la que tienen que enfrentarse.

· Realizar por las tardes actividades físicas, en vez de que, por ejemplo, vean la televisión o estén jugando al ordenador. Entre algunas de las más recomendadas y motivadoras están el ir al parque, montar en bici, patinar, etc. Recordemos que de este forma liberan el estrés y eliminan de sus mentes tanto preocupaciones como miedos.


¿Y una vez empiece el cole?

No te puedes perder ...

La motivación: Elemento clave en la vuelta al cole

La motivación: Elemento clave en la vuelta al cole

Tras un verano distendido, repleto de actividades de ocio y diversión, la vuelta al colegio no siempre resulta fácil, tanto para los padres como para los niños. Kumon, red de centros de enseñanza, cuyo programa está diseñado para alcanzar el máximo rendimiento del alumno, recomienda la motivación como un elemento clave a tener en cuenta para ayudar a los hijos a iniciar un nuevo curso escolar e incorporarse a la rutina de la realización de los deberes.

Y tambien:

· Acompañarles el primer día de cole, aunque siempre haciendo del momento de la separación algo que no sea en absoluto traumático y corto en el tiempo. También sería muy bueno recogerles en el colegio ese primer día siendo, por supuesto, puntuales y mostrándonos muy alegres por ellos.

· Preguntarles cómo les ha ido el primer día de cole tan esperado por muchos, qué han hecho, si lo han disfrutado, si han visto de nuevo a todos sus amigos del año pasado, etc. Se trata de demostrarles y con total sinceridad que nos preocupamos por lo que han hecho y hacen cada día, que nos interesa realmente todo lo que nos tienen que contar y que, además, en la mayoría de los casos ¡es mucho!

· Habla siempre en positivo. Los niños no deben ver el colegio como algo malo. Por eso, lo mejor para que no se produzca esta situación es hablar a los más pequeños de las cosas positivas que tiene el colegio. El pasar tiempo con los amigos, conocer nuevas amistades, hacer esas súper excursiones, aprender cada día algo nuevo, etc.

 · Cuéntales el día anterior cosas graciosas. Intenta hacer memoria y recordar todas y cada una de las cosas graciosas que te sucedieron en el cole. Si se lo cuentas a tus hijos probablemente les saques una sonrisa de oreja a oreja y logres que vayan con mucho más optimismo al colegio.

· Ofréceles algún objeto especial. Crea una conexión especial entre tus hijos y tú y regálales un objeto que sea especial para ambos y que puedan llevar con ellos en su primer día de colegio. Un llavero, un bolígrafo o un colgante… Cualquier opción es válida y, además, ¡les encantará!

· Nunca jamás transmitirles vuestra ansiedad o miedos a la hora de tener que volver vosotros a vuestros respectivos trabajos.

¿No dicen eso de que padres tranquilos niños felices? Sigamos haciendo que sea real…


Fecha de actualización: 12-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.