Consejos de seguridad y protección solar para toda la familia

Consejos de seguridad y protección solar para toda la familia
comparte

Pasar tiempo al aire libre es una actividad común en las vacaciones de verano, pero nunca hay que olvidarse de protegerse contra los rayos del sol, no solo los niños, sino también los mayores ya que todos corremos el riesgo de sufrir quemaduras y problemas, aunque es obvio que los niños necesitan una protección especial ya que la mayoría del daño solar ocurre en la infancia.

Al igual que otras quemaduras, las quemaduras solares dejan la piel roja, caliente y dolorosa. En casos severos, pueden causar ampollas, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y una sensación general de enfermedad. La Academia Estadounidense de Pediatría nos ofrece una serie de consejos esenciales para mantener a los niños seguros al sol.


Protección para menores de 6 meses


Los bebés menores de 6 meses de edad deben mantenerse fuera de la luz solar directa. Si estás al aire libre y hace mucho sol, coloca a tu bebé a la sombra debajo de un árbol, o con la sombrilla o toldo del cochecito puesto. Vístele con ropa liviana que cubra los brazos y las piernas, y usa sombreros de ala ancha que cubran el cuello y la cara para evitar las quemaduras solares.


Si no tienes la ropa adecuada o no puedes ponerle a la sombra, puedes aplicarle una cantidad mínima de protector solar con al menos factor de protección 15. Aunque no se recomienda echar crema solar a bebés menores de esta edad, no pasa nada si le echas una cantidad mínima en momentos puntuales que no puedas cubrir su cara, sus manos o su cuello. Es mejor siempre protegerle que no hacerlo. Recuerda no obstante que la crema tarda unos 30 minutos en ser efectiva.

No te puedes perder ...


Si a pesar de todo tu bebé sufre alguna pequeña quemadura, ponle compresas frías en el área afectada.


Seguridad solar para niños


La primera y mejor línea de defensa contra la exposición dañina de los rayos ultravioleta (UVR) es no ponerse al sol. Permaneced a la sombra siempre que sea posible y limita la exposición al sol durante las horas de máxima intensidad, entre las 12 a.m. y las 4 p.m.


Elige ropa hecha de telas tejidas, como el algodón, que protege bien la piel. Intenta encontrar un sombrero de ala ancha que tape las mejillas, el mentón, las orejas y la parte posterior del cuello. Las gafas de sol con protección ultravioleta (UV) también son una buena idea para proteger los ojos de tu hijo.


Aplícale protector solar con un SPF (factor de protección) de 15 o más en las áreas de la piel que no están cubiertas por la ropa. Antes de aplicar, prueba el protector solar en la espalda por si acaso le produce una reacción alérgica. Aplica con cuidado alrededor de los ojos, evitando los párpados. Si se desarrolla una erupción, consulta con tu pediatra.


Asegúrate de aplicar suficiente protector solar y de hacerlo al menos 30 minutos antes de la exposición solar. Vuelve a aplicar protector solar cada dos horas, o después de nadar o sudar.


Si tu hijo tiene quemaduras solares con ampollas, dolor o fiebre, acude al médico de inmediato.


Consejos para toda la familia


Muchas veces protegemos a nuestros hijos y nos olvidamos de nosotros mismos, pero las mismas normas que aplicamos con ellos deben valer para nosotros. Por ejemplo, evitar la exposición al sol mucho tiempo entre las 12 y las 16 horas. Los rayos UVA y UVB del sol pueden rebotar desde la arena o el agua, así que ten más cuidado cuando estés en la playa, el mar o la piscina.


Usa ropa de protección solar especial, como camisetas de baño.


La mayoría de los rayos del sol pueden atravesar las nubes en un día nublado, así que no te olvides de usar protección solar incluso en los días nublados.


Al elegir un protector solar, busca las palabras "de amplio espectro" en la etiqueta, que significa que el filtro solar protegerá contra los rayos ultravioleta B (UVB) y ultravioleta A (UVA). Elige un protector solar resistente al agua y, aun así, vuelve a aplicar cada dos horas o después de nadar, sudar o secarte con una toalla. Es mejor que busques uno que no contenga oxibenzona, un producto químico que se usa en muchos protectores solares que puede tener propiedades hormonales.


El óxido de zinc, un protector solar muy efectivo, se puede utilizar como protección adicional en la nariz, las mejillas, la parte superior de las orejas y los hombros.


Usa un factor de protección solar de al menos 15 y máximo 50, ya que está comprobado que los beneficios adicionales de usar protector solar con SPF 50+ son limitados. Y es que el incremento entre un número y el siguiente a partir de un SPF 20 es mínimo. Por ejemplo, un producto con factor 15 absorbe el 93% de la radiación UVB, mientras que uno con factor 30 absorbe el 97%. No existe ninguno que ofrezca una protección del 100%. Además, cuánto más alto sea el factor, más agentes químicos necesitará, y lo poco que ganamos en protección, puede que lo perdamos al ser más perjudicial para la sensibilidad de la piel.


Asegúrate de cubrir todas las áreas expuestas, especialmente la cara, la nariz, las orejas, los pies y las manos, e incluso la parte posterior de las rodillas. Aplícatelo al menos 30 minutos antes de la exposición solar y recuerda que los protectores solares deben usarse para protegerse del sol y no como una razón para permanecer bajo el sol más tiempo.


Te puede interesar:
El peso y talla de un bebé, a lo largo de los meses, ofrece de manera rápida y sencilla un indicador de si está desarrollándose de manera correcta en relación a otros bebés de su misma edad


Fecha de actualización: 15-06-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>