Cómo ayudar a un niño a organizarse

Cómo ayudar a un niño a organizarse
comparte

Saber organizarse es fundamental para tener éxito en los estudios y, posteriormente, en el trabajo y en la vida en general. Una persona desorganizada se olvida de los deberes, los exámenes, las citas… y eso puede causarle muchos trastornos. Por eso, es esencial, sobre todo si tu hijo tiene problemas de aprendizaje, enseñarle cómo ser más organizado.

La mayoría de los niños son desorganizados y desordenados y dejan todo por todas partes, se olvidan de sus libros, no se acuerdan de cuáles son sus deberes… Sin embargo, esta forma de ser debe ir modificándose a medida que el niño crece, madura y se vuelve más responsable. Si tu hijo es de los más desorganizados, es hora de que le ayudes con estas pautas, ya que, con ayuda y algo de práctica, cualquier niño puede volverse muy organizado, lo que favorecerá su aprendizaje y su rendimiento escolar.


1- Establece una serie de rutinas diarias. Las rutinas nos ayudan a saber qué viene después y organizar nuestro tiempo. Merendar y hacer los deberes siempre a la misma hora ayudan a los niños a organizarse, por lo que debes establecer unas rutinas diarias y ayudar a tu hijo a seguirlas. Salvo casos excepcionales, no se deben romper estos horarios.


2- Crea un espacio de trabajo. Para que tu hijo sea más organizado, debe tener todas sus cosas a mano y ordenadas, por lo que debe contar con una mesa de trabajo, estanterías para sus libros, cajones para el material escolar… Todo, hasta la mochila de clase, debe tener su sitio para que el niño pueda encontrar las cosas al momento y no perder tiempo buscándolas ni olvidarse de algo.

No te puedes perder ...

¿Cómo se lo digo al niño? II

¿Cómo se lo digo al niño? II

Comunicarse con los hijos es una labor esencial de los padres, pero ¿cuántas veces has evitado una conversación con tu hijo porque no sabías cómo decírselo? ¿O porque creías que le produciría dolor o confusión? A menudo los adultos nos sentimos desorientados e inseguros sobre la forma de darle a un niño una respuesta. ¿El secreto? Ante todo, sinceridad


3- Enséñale a hacer listas. Las listas de tareas y de verificación nos ayudan a saber qué debemos hacer y marcar cuando ya lo hemos hecho para estar seguros de que no nos falta nada. Por eso, es una buena idea que tu hijo se acostumbre a hacer listas de cosas por hacer con las tareas del colegio o las labores domésticas para cada día y que vaya tachando las que ya haya hecho a medida que las acabe. También puede hacerse preguntas para comprobar si tiene listo todo lo necesario.


4- Dividid las tareas en partes. Ante un proyecto o tarea más complicada o larga, lo mejor es dividirla en partes más sencillas y cortas para que el niño no se abrume y, además, sea capaz de ver el principio, el desarrollo y el final para que le cueste menos realizarlo.


5- Enséñale cómo usar su agenda y administrar el tiempo. Es importante que el niño cuente con una agenda, en papel o electrónica, donde cada día apunte sus deberes y anote también las fechas de los exámenes. Enséñale cómo debe usarla para que realmente sea eficaz y también cómo administrar y organizar su tiempo para que cada día le dé tiempo a hacer todos sus deberes, estudiar y tener un poco de tiempo libre para el ocio.


6- Explícale cómo planificar todo el día de antes. Lo mejor para que cada día nos dé tiempo a hacer todo es organizarnos el día anterior. La mochila debe quedar lista con lo necesario para el día siguiente y el niño tiene que tener en cuenta qué asignaturas o extraescolares tiene al día siguiente para organizar la ropa, el tiempo, lo que hará…


7- Para tener éxito en sus tareas, debe seguir el método 1-2-3. Este método está formado por tres pasos fundamentales que se deben tener en cuenta y mantener ante cada tarea: 1- Organizarse; 2- Mantener la concentración; 3- Completar la tarea. Se trate de lo que se trate, tanto si es algo sencillo como lavarse los dientes como si es algo más complejo como estudiar, es esencial que el niño se organice, mantenga la concentración mientras realiza la actividad y complete la tarea. Una vez haya acabado, puedes elogiarle por ello, sobre todo las primeras veces, hasta que interiorice estos pasos y sea capaz de hacer todas las cosas de manera organizada.


8- Organiza el calendario familiar. No solo es importante que el niño sepa qué actividades debe hacer para el día o la semana siguiente, sino que también es bueno que todos los miembros de la familia tengan en cuenta el calendario familiar y las actividades que se deben hacer todos juntos (cumpleaños, viajes) para que pueda tenerlo en cuenta a la hora de organizarse y saber, por ejemplo, que si el sábado os vais todo el día fuera no tendrá tiempo de estudiar para el examen del lunes.


En resumen, aprender a organizarse permite al niño fomentar su autonomía y mejorar su rendimiento escolar, pero, a la vez, hace la vida más fácil para todos, por lo que merece la pena que ayudes a tu hijo a aprender a organizarse mediante los pasos antes descritos. Puede llevar su tiempo, pero merece la pena.


Te puede interesar:
Las tablas de percentiles han sido elaboradas por la OMS con el fin de determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.


Fuente:

Domènech, Montse (2015), Edúcame bien, Ed. Plaza & Janés.

"Consejos de organización", https://www.understood.org/es-mx/learning-attention-issues/understanding-childs-challenges/simple-changes-at-home/10-tips-to-help-get-your-child-organized

Fecha de actualización: 03-04-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>