×
  • Buscar
Publicidad

Campamentos urbanos: una divertida alternativa para conciliar en verano

Campamentos urbanos: una divertida alternativa para conciliar en verano

Con la llegada del verano, llega también un quebradero de cabeza para muchos padres: qué hacer con los niños. Mandarlos a un campamento es una de las opciones más populares. Os hablamos de una de sus variantes: los campamentos urbanos.

Publicidad

El verano suele ser la época preferida de los niños. No es para menos: sol, tiempo libre, pocos o nada deberes, nada de madrugar, vacaciones con la familia, piscina, playa…

Pero esta completa disponibilidad de tiempo libre no siempre es compartida con los padres, que deben recurrir a familiares o cuidadores para la atención de sus hijos durante las horas de trabajo. En ese sentido, una de las mejores alternativas -por la liberación que da a los padres y todo lo que aporta a los niños- es un campamento de verano.  En este post os hablamos de algunos de los muchos beneficios que los campamentos tienen para los niños.

Normalmente entendemos los campamentos como aquellos en los que los niños van durante 15 días o un mes y duermen y conviven allí. Pero también hay otras alternativas que se pueden considerar para el disfrute de los niños en verano y una mejor conciliación con el trabajo de los padres. Una de esas alternativas son los campamentos urbanos. ¿Conoces sus ventajas?

 

Ventajas de los campamentos urbanos

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Variedad en la oferta. Hay numerosas iniciativas en lo que a campamentos de verano se refiere. Públicos, privados, en tu ciudad e incluso en tu mismo distrito.

- Variedad en la temática. Algunos con campamentos al uso, con juegos variados, excursiones…Pero también los hay más específicos y para todos los gustos: centrados en los animales, el aprendizaje, el teatro, la naturaleza, el deporte, los idiomas

- Son ideales para niños más miedosos o tímidos. Puede que a tu hijo le dé algo de miedo irse de campamento, ya sea por estar lejos de sus padres o por ir con gente que no conoce. Una buena manera de trabajar estos miedos es que acudan a un campamento urbano, que les permita ir mejorando su socialización y superar sus miedos mientras cuenta con ese punto de seguridad de volver por la tarde a su casa con su familia.

- Permiten a los padres tantear el terreno. Puede que estés algo reticente a mandar a tu hijo a un campamento, tengas alguna preocupación o no te fíes de cómo respondería. En este sentido, mandarle a un campamento durante medio día es la mejor manera de ir acostumbrándote y viendo cómo responde.

- Suelen ser más asequibles que los campamentos completos. Muchos son por la mañana, por lo que, además de alojamiento, permiten ahorrarse comedor. ¡Otros incluso son gratis!

- Nuevos amigos cerca de casa. Al ser en tu ciudad, tu hijo puede hacer nuevos amigos con los que continuar la amistad una vez terminado el campamento. Puede que incluso quieran ir juntos el próximo verano a un campamento más lejos.

Algunos ejemplos:

- El centro comercial La Vaguada, de Madrid, ofrece en julio y agosto un campamento urbano gratuito para niños de 4 a 12 años lleno de actividades. (más información aquí).

- Ayuntamientos como el de Madrid ofrecen una amplia oferta de campamentos urbanos ¡Consúltalos!

- Los amantes de los idiomas pueden optar por campamentos urbanos centrados en el aprendizaje de idiomas, como este del Instituto Francés.

- Los fans de la arqueología e Indiana Jones pueden disfrutar del campamento organizado por el Museo Egipcio de Barcelona.

Y hay muchos más: de cocina, deportes, explorar tu ciudad, inglés, teatro, arte, musicales…Los hay para todos los gustos ¡explora y anímate! A tu hijo le encantará.

 

Imagen: Ashton Bingham


Fecha de actualización: 26-06-2020

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.