¿A qué edad se puede maquillar una niña?

¿A qué edad se puede maquillar una niña?
comparte

La adolescencia es una etapa llena de cambios, tanto físicos como de comportamiento y de mentalidad. Cierto es que durante este periodo lo que más suele preocupar a las chicas, y no a los chicos, es su aspecto físico. La ropa, los zapatos, el maquillaje y la moda se convierten en pensamientos a menudo recurrentes en sus cabezas. Sus gustos varían mucho en función de las tendencias y se preocupan más por verse guapas y parecer algo mayores.

Desde pequeñas muchas niñas habrán cogido el maquillaje de sus madres para jugar y maquillarse ellas, de hecho, es algo bastante frecuente. Pero cuando llegan a la adolescencia para los padres y las madres de niñas adolescentes los cambios que sufren les pillan por sorpresa, sus hijas querrán verse mayores, pero para ellos, como padres, siempre serás pequeñas, sus niñas y pensarán que es demasiado pronto para que comiencen a sentirse “mayores”. Esto suele ser tema de conflictos en los hogares. En estos casos los padres muchas veces no saben cómo actuar ni identifican lo que está bien o lo que está mal, pero ¿existe una edad determinada para que las adolescentes se comiencen a maquillar?

 

En estos casos es mejor enseñarlas y dejar que el propio crecimiento lleve consigo una evolución de su necesidad de maquillarse. Hay que permitir que las chicas sean adolescentes, pero se les pueden imponer algunos límites. También hay que hacerles entender por qué no es necesario maquillarse o el motivo para no utilizar ciertos productos para que su rostro esté siempre bien cuidado.

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

Las mantitas de sueño, los peluches o los doudou (dúdú), son un recurso que se utiliza frecuentemente en los niños para ayudarles a dormir, por eso también se les puede llamar “mantitas o trapitos de apego”, “mantitas de seguridad” o “juguetes de apego”, entre otras variedades. El bebé siente seguridad cuando tiene esta mantita porque le recuerda a casa, a lo seguro, a sus padres, a su vida feliz y a que le cuidan y le protegen.

 

La adolescencia es una etapa complicada y las prohibiciones no se llevan nada bien. En ocasiones es mejor hablar y llegar a acuerdos que cerrarse en banda desde el principio. Por ello, quizás es mejor que los padres y, sobre todo, las madres ayuden a sus hijas con estas cosas, en especial con el tema del maquillaje. Es mejor enseñarlas a maquillarse sutilmente y ayudarlas a que comprendan cuando es necesario utilizarlo y cuando no, que no hacerlo y prohibirlo rotundamente. De esta manera la relación no tiene por qué volverse tensa en casa y se crea así también un vínculo especial entre madres e hijas.

 

Cuando se habla de una supuesta edad a la que se pueden o deben empezar a maquillar las adolescentes no hay una respuesta clara. No todas las adolescentes tienen interés por los cosméticos a la misma edad, a algunas no les interesará hasta bien entrada la adolescencia y a otras, en cambio, les gustará desde temprana edad. Lo que sí se ha comprobado es que la media de edad está entre los 14 y 15 años ya que es cuando comienzan a salir con sus amigos y a salir a discotecas para menores.

 

Los progenitores deben tener en cuenta las circunstancias propias de sus hijas a la hora de decidir cuándo permitir que se maquillen o no. No siempre es una manera de expresarse, a veces incluso lo hacen simplemente con la intención de tapar algunas imperfecciones como el acné. También hay que tener en cuenta que si en su grupo de amigas todas se maquillan y a ella se le prohíbe esto puede ocasionar que desarrolle cierto rencor hacia sus padres y que termine haciéndolo a escondidas. 

 

Por otro lado, hay que ser conscientes de que el maquillaje no es malo, es más, puede servir para hacer sentir mejor a las chicas y a verse más guapas. Lo que hay que controlar es cómo se maquillan y evitar los excesos. Además, los adultos deberían asegurarse de que sus hijas se maquillan por qué quieren y no por gustarle a otras personas o encajar en un determinado grupo.

 

Hay que acostumbrar a las niñas a que si se quieren maquillar sea en ocasiones “especiales”, es decir, los fines de semana cuando salgan con sus amigos, por ejemplo, y no todos los días para ir a clase. Por muy coquetas que se vuelvan a estas edades es mejor que comprendan que abusar del maquillaje nunca es bueno.

 

Es mejor que la adolescente tenga confianza con sus padres y que esta no se rompa por la una tontería, como la del maquillaje. Por ello, como se comentaba anteriormente es mejor que se le enseñe a utilizar el maquillaje y sean las propias madres quienes las den unas pautas adecuadas para hacerlo, y hacerlo bien. También es importante que vayan juntas a comprar el maquillaje para comprobar que es el adecuado para su piel y su edad. De esta manera las jóvenes se sentirán más maduras y notarán que la relación con sus padres es más fuerte.

 

Escoger el maquillaje adecuado es muy importante, aunque hay que dejar que sean las propias adolescentes quienes escojan el maquillaje que quieren usar. las madres y los padres deben supervisar que sea el adecuado, tanto para su edad como para su piel y que no le cause alergias u otros problemas en la piel. Los expertos en dermatología recomiendan siempre maquillajes hipoalergénicos, además de que estén libres de grasas o que se utilicen cremas con maquillaje para las pieles con tendencia al acné de las adolescentes. 


Fuentes:

Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×