×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad se nota el asma?

¿A qué edad se nota el asma?

Es muy importante que sepas identificar si tu hijo tiene asma, pues es una condición que pueda afectar su vida para siempre y lo mejor es que sepa controlarla lo antes posible para vivir de la mejor manera a pesar de esta enfermedad.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

¿Qué es el asma?

 

El asma es una enfermedad que afecta directamente el sistema respiratorio de las persona, pues es conocida como una enfermedad crónica que inflama los pulmones y los conductos por los que se transporta el aire hasta ellos.

 

Cuando un bebé tiene asma puede presentar sibilancias, dificultad para respirar o tos, debido a que sus vías respiratorias se encuentran inflamadas y estrechadas, dificultando el paso eficaz del aire hasta sus pulmones.

 

 

¿Cómo es un ataque asmático?

 

Cuando el pequeño sufra de un ataque de asma van a estrecharse las paredes de sus vías respiratorias, para después producir una significante mucosidad. Al suceder esto puedes notar que su respiración se torna rápida, parece que se ahoga, le da tos y se escuchan las sibilancias que mencionábamos anteriormente.

 

Estos ataques asmáticos deben tratarse e incluso conseguir atención médica para ello, puesto que de lo contrario pueden tener una complicación fatal.

 

En caso de que detectes que a tu hijo le va a dar un ataque asmático es necesario que actúes de manera inmediata, pues debes administrarle la medicina que el médico haya recetado para aliviar rápido, pero si no cuentas con ella debes marcar a emergencias o dirigirte a la sala de emergencias más cercana.

 

 

El asma y las alergias

 

Si tu hijo es asmático y además resulta alérgico a ciertos alérgenos, debes tener mucho cuidado para poder identificar qué es lo que le puede causar alguna alergia.

 

Dentro de lo que puede ocasionar una alergia a tu hijo encontramos el pelo de tu perro o gato, las cucarachas, el polvo o hasta el polen.

 

Cuando las cosas se complican por la alergia se le puede decir que es un asma alérgico, por lo que deberías hacer una lista de todas las cosas que puedes revisar y alejar de tu hijo para evitar una situación no deseada.

 

 

¿Cómo saber si mi hijo tiene asma?

 

Puedes identificar ciertos síntomas como los que hemos mencionado a lo largo de esta explicación, pero al final sólo te van a servir como una señal para que lleves a tu hijo con un especialista, pues él es quien se va a encargar de diagnosticar el asma en tu hijo.

 

El asma es la enfermedad crónica más habitual de la infancia. Entre el 50 y el 80% de los niños presenta síntomas antes de los 5 años, aunque hay algunos a los que no se les diagnostica hasta la adolescencia.

 

Además, si es menor de 2 años de edad va a ser más difícil interpretar su asma ya que puede confundirse con otras enfermedades habituales en bebés que presentan síntomas parecidos, por lo que seguramente va a pedir un historial médico del pequeño y de su familia, porque si tu pareja o tú tuvisteis asma es muy probable que tu hijo también la tenga.

 

Una vez que se le diagnostique con esta condición el médico va a elaborar un plan y tratamiento para controlar el asma de tu hijo, para que después tú te encargues de seguirlo a pie de la letra para evitar que tu hijo sufra de algún ataque de nuevo.


Fecha de actualización: 15-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.