¿Qué hacer cuando los niños no quieren comer animales?

¿Qué hacer cuando los niños no quieren comer animales?
comparte

Cuando los niños van creciendo, son más conscientes de lo que ocurre a su alrededor. Cada vez más hay niños que deciden no comer carne por el hecho de que muere un animal. Sin embargo, no debes obligarle a comer carne, sino aceptar su postura e informarte para que adquiera vitaminas de otros nutrientes.

A partir de los tres años, los niños comienzan a preguntar y a cuestionarse acerca de todo lo que les rodea. Puede pasar que tras enterarse de que en su comida está el animal que representa a su personaje o juguete favorito o los animales que ha visto en un viaje a un entorno rural, ya no desee comer carne. Para ellos la idea de haber matado a un animal para que se convierta en su comida les pone tristes. También, puede ser como consecuencia de que un familiar sea vegetariano o vegano y quiera imitarle.


En la mayoría de los casos, este tema puede causar dolor de cabeza a los padres al no saber lo que hacer en esta situación. La principal pregunta que habría que resolver es si el niño puede ser vegetariano. Aunque exista controversia respecto a este tema, la respuesta es que sí. Lo importante es que sepa sustituir las vitaminas que aporta la carne por otros alimentos, esencialmente de vegetales, frutas, legumbres y cereales. También, pueden tomar leche y huevos porque son una fuente de vitamina B12 y proteínas necesarias para que crezcan y se desarrollen normalmente.

No te puedes perder ...


Esta opción depende de la familia en la que se haya educado el niño. Si es vegetariana lo más seguro es que no quiera comer productos cárnicos y los padres lo acepten y busquen una alternativa alimenticia para que no le falte ningún nutriente. Para ello, es necesario asesorarse, buscar información y probar nuevas recetas.


El asunto se complica cuando la carne es el alimento principal en la familia. Para muchos padres resulta incomprensible que sus hijos decidan no comer animales y les cuesta enfrentarse a la situación. Unos piensan que permitir que el pequeño sea vegetariano es como ceder a sus caprichos y que puede influir negativamente en su comportamiento. Eso es un error porque imponerle el consumo de la carne puede generar conflictos en el hogar y no conseguirás que cambie de opinión, solo que cada comida sea fuente de problemas. 


En definitiva, aceptar la nueva alimentación no te define como un padre permisivo. Ocurre todo lo contrario, hablar con tu hijo sobre este hecho, entender su postura y dar respuesta a sus preguntas hace que le demostréis que le tenéis en cuenta y así se sentirá comprendido. Además, deberíamos premiar su capacidad de razonamiento y reflexión. 


Puede que sea algo pasajero o permanente (muchos niños no saben lo que implica realmente no comer carne ni pescado ya que las hamburguesas, por ejemplo, también son carne). Pero, sea como sea, debes respetar sus deseos y proporcionarle una alimentación completa.

 

Foto: Creado por Senivpetro - Freepik.com


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>