Tumores más frecuentes de los ovarios

Tumores más frecuentes de los ovarios
comparte

En las mujeres, los tumores relacionados con los ovarios son bastante habituales. Existen muchos tipos según la zona en la que aparezcan y sus características. 

Disgerminoma


Es el tumor maligno de células germinales (las células que producen los óvulos) más frecuente, representando aproximadamente el 45% de los mismos. No obstante, los tumores de células germinales son muy raros, menos del 2% de los cánceres de ovario son de este tipo. La mayoría se manifiesta en mujeres jóvenes de entre 13 y 30 años y son bilaterales en el 10 al 15% de los casos.


El tratamiento implica cirugía, radioterapia y quimioterapia dependiendo del estadio del tumor.


Quiste dermoide


Tipo de tumor benigno (no canceroso) de células germinales que a menudo contiene varios tipos diferentes de tejido, como el pelo, el músculo y el hueso. También se llama teratoma maduro.


Los síntomas principales de este tumor son el sangrado vaginal anormal y el dolor abdominal.


Se trata mediante laparoscopia para extraerlo.


Tumor de Brenner


Es un tipo de tumor poco frecuente de células epiteliales (el tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí) del tipo transicional, lo que caracteriza al tumor. Tiene una apariencia similar a la del epitelio de la vejiga. Estos tumores pueden variar en tamaño, pueden ser sólidos o quísticos. Los tumores de Brenner pueden ser tanto benignos como malignos dependiendo de la cantidad de invasión de los tejidos circundantes.

Prevención de las enfermedades comunes de los lactantes

Prevención de las enfermedades comunes de los lactantes

Durante los últimos años, la incidencia de enfermedades alérgicas se ha incrementado notablemente, de forma especial en los países más desarrollados. De hecho, entre el 10% y el 20% de los niños europeos sufren eccemas en la piel debido al estilo de vida occidental. Incluso se ha llegado a afirmar que en el año 2020, la mitad de la población de los países europeos podría padecer alergia.


El tratamiento dependerá del tipo y la extensión.


Quiste de Gartner


También conocido como quiste de inclusión, es un tejido membranoso relleno de líquido que se desarrolla en las paredes del interior de la vagina. Se llama así porque se forma en el conducto de Gartner.


Este tipo de quistes vaginales no suelen presentar síntomas, por lo que se descubren en las revisiones rutinarias.


Suele ser benigno y no reviste gravedad. Se puede extirpar mediante cirugía, aunque no siempre es necesario.


Tumor de Krukenberg


Se denomina así a una metástasis maligna en el ovario, cuyo sitio de origen proviene del tracto gastrointestinal o de la mama. Normalmente se encuentran en ambos ovarios.


Los síntomas principales son dolor abdominal o pélvico, distensión, hemorragia vaginal, variaciones en el periodo menstrual o dolor durante el coito.


Al tratarse de un tumor metastásico secundario deberá de tratarse también su origen. Lo normal es recurrir a cirugía, radio y quimio.


Huevo de Naboth


Es un tumor lleno de moco que aparece en la superficie del cuello uterino. Cada huevo de Naboth aparece como una protuberancia blanca y pequeña y puede haber más de una.


No es necesario ningún tratamiento ya que los huevos de Naboth son benignos y no causan ningún problema.


Luteoma o leutoma


Tumor ovárico, quístico, benigno, derivado del cuerpo lúteo. Puede causar dolor en la zona pélvica, aunque muchas veces no presenta síntomas. Si duele, se puede extirpar mediante operación quirúrgica.


Teratoma


Es un tumor encapsulado con componentes de tejidos u órganos que recuerdan los derivados normales de las tres capas germinales. Se han observado teratomas que contienen pelo, dientes, hueso, y muy raramente órganos más complejos. A veces el teratoma contiene en su cápsula uno o más quistes llenos de fluido y cuando se produce un quiste de gran tamaño el teratoma puede producir una estructura que recuerda a un feto.


Un teratoma maduro es típicamente benigno y se encuentra más habitualmente en mujeres, en los ovarios, mientras que un teratoma inmaduro es típicamente maligno y se encuentra más a menudo en varones.


Se cree que los teratomas ya están presentes en el nacimiento (congénitos), pero los de pequeño tamaño no son descubiertos hasta que el niño crece.


Cistadenoma


Tumor quístico generalmente benigno del ovario derivado del epitelio celómico.


La mayoría de las veces no presentan síntomas, aunque pueden causar dolor localizado, hemorragias, desarreglos menstruales, etc.


El tratamiento de los tumores benignos del ovario es la salpingooforectomía, a menos que interese la función reproductiva, en cuyo caso se realizará una tumorectomía con reconstrucción del ovario.

Arrenoblastoma del ovario

Es un tumor ovárico muy poco común, representa menos del 0,5% de todos los tumores de ovario.

Algunos de sus síntomas más comunes son engrosamiento de la voz, acné, aumento del vello facial y corporal, aumento del tamaño del clítoris o calvicie de tipo masculina, síntomas causados por el aumento de testosterona.

El tratamiento es cirugía y radioterapia y quimioterapia si se considera necesario.

 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×