Tratamiento de la polimenorrea

Tratamiento de la polimenorrea
comparte

La polimenorrea es una alteración del ciclo menstrual cuyas causas pueden ser muy variadas, con lo que el tratamiento dependerá del motivo exacto que produzca el desajuste.

La polimenorrea es una alteración de la menstruación que provoca ciclos muy frecuentes, con un intervalo entre uno y otro menor de 25 días, llegando incluso a producirse cada 10 días. Como consecuencia, la mujer se sentirá cansada, irritada, anémica…

 

La principal causa de la polimenorrea es un desajuste hormonal que puede deberse a varios motivos distintos:


- Estrés: Los nervios y la tensión pueden alterar los ciclos menstruales volviéndolos irregulares y haciendo que sean más o menos largos de lo normal.


- Adenomas hipofisiarios: Es un tumor benigno, no canceroso, que aparece en la hipófisis, una glándula endocrina que segrega diversas hormonas, como la prolactina, lo que puede alterar la duración de la regla y provocar galactorrea, entre otros síntomas.


- Ovarios poliquísticos: Es un desajuste hormonal que provoca la liberación de varios folículos en cada ciclo ovulatorio.


- Síndrome del ovario poliquístico: Más serio que el anterior ya que, además de liberarse varios folículos en cada ciclo, se produce una alteración hormonal de varias hormonas, como la hormona luteinizante, testosterona, insulina, hormona foliculoestimulante… Dando lugar a ciclos irregulares, hirsutismo, acné, problemas de peso, etc.

 

- Alteraciones hormonales: cualquier cambio en los niveles de ciertas hormonas (progesterona, hormona luteinizante, estrógenos, etc.) puede cambiar la duración de los ciclos menstruales.

 

Sea cual sea la causa, el tratamiento principal es la regulación del ciclo mediante la ingesta de progestágenos, normalmente en lo que conocemos como la píldora.

 

Aparte, pueden ser necesarias otras terapias, dependiendo del motivo último que causa la polimenorrea.

 

La polimenorrea también puede causar problemas para concebir ya que, al no tener ciclos menstruales regulares, es más difícil calcular los días fértiles, necesarios para saber cuándo está el óvulo listo para ser concebido.


No obstante, en estos casos se puede recurrir a otros métodos como medir la temperatura basal (más alta en los días fértiles), estudiar el flujo vaginal (que se vuelve más abundante y como clara de huevo en los días fértiles) o comprarse un test de ovulación para saber qué días son los más adecuados para mantener relaciones sexuales.

 

Por lo demás, las mujeres que tienen polimenorrea no tendrán mayores problemas que las que tienen ciclos menstruales regulares para quedarse embarazadas ni tienen por qué tener embarazos de riesgo. No obstante, si padeces polimenorrea es importante que te hagas una serie de pruebas médicas para averiguar la causa y tratarlo adecuadamente. 

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.