• Buscar

¿Qué es la histerectomía?

¿Qué es la histerectomía?

Numerosas enfermedades pueden precisar una histerectomía, extirpación total o parcial del útero, pero las más comunes suelen ser por quistes o fibromas de carácter benigno. En casos más graves se precisará la extracción adicional de otros órganos o tejidos cercanos.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la histerectomía?

La histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero que se lleva a cabo por enfermedades en ese órgano. Es una de las cirugías ginecológicas más habituales y en algunas ocasiones puede requerir la extirpación adicional de otros órganos o tejidos.

Dependiendo del tipo de extracción, encontramos:

- Histerectomía parcial: se extirpa la parte superior del útero, el cuello uterino permanece intacto.

- Histerectomía total: implica la extracción del útero y del cuello uterino. La vagina permanece intacta. Suele ser el procedimiento más frecuente.

- Histerectomía total más salpingo-oforectomía unilateral: aparte del útero, se extraen el cérvix (cuello uterino), un ovario y una trompa de Falopio.

- Histerectomía total más salpingo-oforectomía bilateral: extracción del útero, cérvix, ambos ovarios y ambas trompas de Falopio. Esta intervención causa la menopausia quirúrgica en mujeres que no la tenían.

- Histerectomía radical: es la operación más agresiva y se eliminan el útero, el cérvix, ambas trompas de Falopio, ambos ovarios y los ganglios linfáticos adyacentes a la pelvis.

Para realizar la histerectomía, el cirujano puede extirpar el útero a través de una incisión en el abdomen o en la vagina. Para cirugías más precisas y menos invasivas el medico empleará un robot o un laparoscopio. La intervención suele durar entre 1 y 2 horas y la mayoría de las veces requiere anestesia general.

Dependiendo de las causas de la operación, se puede diferenciar entre:

- Histerectomía obstétrica, la extirpación del útero que solamente se da por complicaciones durante el embarazo, el parto y el puerperio. Esta intervención suele emplearse en situaciones de urgencia en las que la vida de la madre corre peligro: ruptura uterina sin posibilidad de reparación, hemorragias masivas tras el parto, acretismo placentario, sepsis (infección de los órganos que se extiende a través de las vías sanguíneas), atonía uterina grave (el útero no se contrae tras el parto por pérdida de masa muscular) y desprendimiento prematuro de placenta que provoca sangrados abundantes e impide que el útero se contraiga.

- Histerectomía ginecológica: se realiza como tratamiento cuando la mujer tiene algún tipo de enfermedad o complicación en sus órganos reproductores. Existen numerosas dolencias que requieren las extirpación uterina una vez se han descartado otros procedimientos: endometriosis; prolapso uterino, es decir, cuando el útero se desplaza hacia la vagina por un debilitamiento de los tejidos pélvico; fibromas uterinos (carácter benigno) que causan dolor y sangrados; y por último, cuando la mujer padece cáncer de útero, ovarios o cérvix.

Riesgos de la histerectomía

Los riesgos de una histerectomía son los de cualquier cirugía:

- Reacciones alérgicas a los medicamentos

- Problemas respiratorios

- Coágulos de sangre

- Hemorragia

- Infección

- Lesión de zonas corporales cercanas

Además, existen algunos riesgos concretos de este tipo de cirugía:

- Lesión de la vejiga o los uréteres

- Dolor durante las relaciones sexuales

- Menopausia prematura si se extirpan también los ovarios

- Disminución de la libido

- Aumento del riesgo de enfermedad cardíaca si los ovarios se extirpan antes de la menopausia


Recuperación tras la histerectomía

Dependiendo del tipo de extracción que se ha realizado y del método empleado el tiempo de hospitalización variará: en las intervenciones por vía vaginal o cuando se ha empleado un laparoscopio o robot, la mujer podrá irse a casa al día o dos días siguientes; cuando la intervención se ha realizado por vía abdominal, la estancia en el hospital será de entre tres y cinco días.

El periodo de convalecencia total se extenderá entre cuatro y seis semanas. Pasado el mes y medio normalmente se pueden empezar a mantener relaciones sexuales, a conducir y a realizar algún tipo de deporte de bajo rendimiento.

En casos de cáncer, la convalecencia y estancia en el hospital podrá alargarse dependiendo del tratamiento posterior. Lo mismo ocurre con los controles postoperatorios, en casos de enfermedades benignas no suelen necesitarse pero en situaciones de cáncer suelen precisarse cada dos o tres mes durante, al menos, dos años.

Tras la operación se recetarán medicamentos analgésicos para aliviar las posibles molestias y el dolor, y en la mayoría de las ocasiones será necesario el empleo de una sonda o catéter para eliminar la orina. Normalmente la sonda se retira antes de salir del hospital porque la mujer ya puede ir al baño con normalidad. A las mujeres que no tenían la menopausia antes de someterse a la operación, seguramente se les administrarán tratamientos complementarios de hormonas.

Aunque al principio haya ciertas molestias, será necesario que la mujer dé pequeños paseos para evitar que se formen coágulos internos y que la recuperación sea más rápida. En cuando a la alimentación, ésta debe consistir en una dieta normal siempre que no cause náuseas o vómitos a la paciente.

Al igual que cualquier intervención quirúrgica, la histerectomía puede acarrear ciertas complicaciones: sangrados y coágulos sanguíneos, infecciones y lesiones en órganos cercanos. Ante cualquier sospecha se debe acudir al profesional de medicina y ginecología lo más pronto posible.


Fuente:

Jones HW. Gynecologic surgery. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 70.

Fecha de actualización: 04-11-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×