¿Son útiles los test de ovulación?

¿Son útiles los test de ovulación?
comparte

La decisión de formar una familia e ir a por el bebé es uno de los momentos más importantes en cualquier relación. Pero, a veces, la frustración derivada de todos los intentos fallidos se hace presente y es difícil de sobrellevar. Por suerte, hoy en día existen una gran cantidad de herramientas y métodos que ayudan y contribuyen a conseguir el deseado embarazo.

Las personas tienen muy pocas posibilidades de conseguir la gestación en el primer intento. Esto se debe a que el proceso reproductivo es muy complejo y durante los ciclos menstruales el porcentaje de éxito es solo del 25%. Los espermatozoides tienen una esperanza de vida de 3 o 4 días dentro del aparato reproductor femenino, en cambio, el óvulo desde el momento de la ovulación solo vive 24 horas que es el tiempo que existe para que pueda ser fertilizado. Debido a esto el mejor momento para concebir sería uno o dos días antes de la ovulación.

 

La ovulación es la salida del óvulo desde el ovario hacia la trompa de Falopio. Este fenómeno sucede todos los meses unos 14 días antes de la menstruación si el ciclo es de 28 días exactos, pero esto varía en función de cada mujer. Es decir, si la mujer tiene un ciclo de 31 días pues la ovulación se producirá alrededor del día 17. Haciendo estos cálculos es sencillo saber cuándo se ovuló. Lo más difícil es querer pronosticarlo con anterioridad.

 

Uno de los métodos más utilizados para conocer cuando se producirá este proceso son los test de ovulación. A través de las hormonas que segrega el cuerpo de la mujer durante los ciclos se puede saber cuándo ha ovulado o si está embarazada según la concentración de ciertas hormonas. Los test van a ayudar a determinar el momento de la ovulación gracias a la cantidad de la conocida como hormona LH u hormona luteinizante. Una hormona que tiene, sin duda, un papel importante en la función reproductora femenina y bastante protagonismo durante la regulación del ciclo menstrual. El nivel de esta hormona en el cuerpo de la mujer determina la fase del ciclo por la que está pasando y justo antes de que se produzca la ovulación los niveles aumentan exponencialmente, momento conocido como pico de LH. De manera más específica, los ovarios segregan estrógenos durante varios días tras el periodo y cuando este llega a su límite la glándula hipófisis libera una gran cantidad de LH de golpe durante unas horas, indicando que la ovulación se producirá entre las 24 o 36 horas siguientes.

No te puedes perder ...

¿Son malos los objetos de apego?

¿Son malos los objetos de apego?

Los objetos de apego o transición (peluches, mantitas, almohadas…) son objetos a los que los niños les cogen un cariño especial y que les aportan seguridad y protección. Representan el apego que los niños sienten por sus padres y les ayudan a controlar la ansiedad de la separación y a dormir. Es una etapa normal en su desarrollo y no es perjudicial.

 

Es justo en esta etapa cuando se produce la liberación del óvulo del ovario hacia la trompa de Falopio y el momento idóneo para conseguir el embarazo. Los test de ovulación funcionan detectando esta enorme cantidad de hormona (LH) en la orina. Su funcionamiento es muy parecido al de los test de embarazo, lo que cambia es la hormona sobre la que actúan.

 

Hay que considerar que el uso de este tipo de herramientas ayuda a conocer con mayor exactitud cuando el cuerpo se encuentra más preparado para conseguir el embarazo, pero, en muchas ocasiones, esto conlleva sufrir un cierto grado de ansiedad por parte de los implicados. Estar realizándose test de ovulación durante varios días y programar las relaciones sexuales puede afectar a la relación de pareja. Por ello, es aconsejable tomárselo con calma y, sobre todo, hablar siempre de todo ello con la pareja. Hablar sobre los sentimientos siempre es una buena manera de solucionar los problemas que puedan surgir, además de mantener la confianza y seguridad en tu pareja.

 

Por mucho que se realicen estos test de ovulación, lo mejor es apuntar en un calendario la duración de los ciclos para saber exactamente cuando es el mejor momento para realizar la prueba. Además, se deben tener en cuenta también algunas consideraciones sobre los test de ovulación:

 

-Ovular no significa que se vaya a conseguir un embarazo al 100% ya que pueden existir otros problemas de fertilidad.

-Los test pueden salir negativos, aunque se esté ovulando ya que estos detectan el pico de la hormona LH, el cual dura solo unas pocas horas.

-Estos test no detectan la ovulación en sí, solo el pico de la hormona LH. La ovulación se produce unas 36 horas después de que esto ocurra. Si el test sale positivo las 24-36 horas siguientes son cruciales.

-Si los ciclos son regulares, pero las tiras del test salen negativas se aconseja realizar la prueba cada seis horas.

-Es muy importante calcular los ciclos con exactitud.

 

Como ya veíamos, tener que programar las relaciones sexuales con la pareja puede acarrear algunos conflictos y tensión en la relación. Obsesionarse no es positivo, es mejor ser paciente y mantener la calma. Se considera aconsejable, además, asistir a una clínica de reproducción asistida o pedir asesoramiento a un experto cuando tras llevar más de un año teniendo relaciones sexuales sin protección nunca se ha producido el embarazo teniendo, además, la mujer menos de 35 años. En el caso de ser mayor de 35, este periodo se acorta a los seis meses, que es a partir de estos sin lograr embarazo cuando se recomienda consultar con el especialista.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta que permite calcular el color de ojos del bebé que arroja como resultado qué porcentaje de probabilidades existen, sobre la base de las leyes mendelianas, de que un niño tenga un color de ojos determinado. En términos generales, el color de ojos de los bebés se hereda de una manera similar al color de pelo: los genes para los colores más oscuros son dominantes.


Fuentes:

Sanitas

Clínica Ginefiv

Fecha de actualización: 18-06-2019

Redacción: Andrea Rivero

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>