Picor en el pezón, ¿estaré embarazada?

Picor en el pezón, ¿estaré embarazada?
comparte

Existen muchos síntomas que nos pueden alertar del comienzo de un embarazo. Además de los más conocidos, como la ausencia de la regla o las náuseas matutinas, hay otros menos extendidos como un continuo y molesto picor en los pezones.

Los cambios hormonales tan inmensos que se viven en las primeras semanas de embarazo (y a lo largo de toda la gestación) hacen que sean muchos los síntomas diversos que pueden notarse desde el momento en el que se produce la fecundación y el embrión se implanta en el útero.


Mareo, cansancio, sueño, náuseas, sabor metálico en la boca, ligero sangrado de implantación… Las posibilidades son muchas y dependen de cada mujer. Algunas enseguida sospechan que están embarazadas porque notan muchos de ellos, mientras que otras apenas si notan nada durante estas primeras semanas.


Uno de estos síntomas, que no todas las mujeres tienen por qué notar, es un picor intenso y continuo en los pezones. Esta picazón aparece a causa de los múltiples cambios que experimentan los senos desde el primer momento. Los pechos se vuelven más grandes y las areolas de los pezones también crecen y se vuelven más oscuras. Este crecimiento repentino de la piel hace que se vuelva más sensible, lo que provoca el picor en toda la zona.

Dolor de espalda en el embarazo

Dolor de espalda en el embarazo

Náuseas, estreñimiento, acidez… y encima, dolor de espalda. Estar embarazada es una experiencia maravillosa, pero desgraciadamente, también viene acompañada de múltiples molestias como la lumbalgia, sobre todo en el último trimestre de embarazo


Si el picor va acompañado de un sarpullido puede estar causado por una infección u otro problema cutáneo como un papiloma intraductal. En estos casos no sería un síntoma de embarazo y requeriría una vista al dermatólogo.


¿Cómo evitar el picor?


Es importante que cuides tus senos desde el primer momento del embarazo ya que se verán enormemente afectados por todos estos cambios.


Una manera de solucionar el picor es hidratar bien la piel de los pechos. Aplica todos los días crema hidratante para evitar la sequedad de la piel y el picor. Las lociones con vitamina E son muy buenas para después de la ducha ya que ayudan a tener la piel más flexible, evitando al tirantez y el picor.


Asimismo, en la farmacia existen cremas específicas para el picor de la piel. Consulta a tu farmacéutico o tu médico qué cremas son las más indicadas por si contienen algún ingrediente perjudicial para el bebé.


Usa sujetadores de tejidos naturales como el algodón y procura que se ajuste bien a tu nuevo tamaño. No lo lleves muy ajustado, tus pechos tienen que respirar.


Evita los jabones que puedan provocar sequedad en los pezones y su contorno, pues contribuyen también a crear grietas que son muy dolorosas.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×