×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal no sentir contracciones?

¿Es normal no sentir contracciones?

Las contracciones son la manera en la que el cuerpo se prepara para el nacimiento del bebé. El útero es un músculo y, como tal, tiene una fase de contracción y otra de relajación. Cuando se contrae, se produce presión en la parte superior de tu útero que se extiende hacia todo el órgano para empujar al bebé hacia el canal cervical. Una de las señales más evidentes de que estás experimentando una contracción es el endurecimiento del abdomen. Si se trata de contracciones de parto lo más normal es que vengan acompañadas también de dolor.

Publicidad

Índice

 

También existe otro tipo de contracciones que no son persistentes, a las cuales llamamos contracciones de falso parto, en las que se debe esperar un poco más para el nacimiento del bebé. Por lo regular este tipo de contracciones desaparecen al descansar, tomar suficiente agua o cambiar de posición. Para distinguir las contracciones de falso parto de unas contracciones verdaderas como las antes mencionadas hay que valorar dónde se sitúan: las contracciones de falso parto se sitúan en la zona baja del vientre mientras que las contracciones verdaderas son más hacia la espalda.

Los expertos comentan que es absolutamente normal no tener contracciones en el embarazo en ausencia de trabajo de parto. Incluso es posible no percibir las contracciones de Braxton Hicks o es probable que no las sientas hasta después de la segunda mitad del embarazo, a medida que este avanza tienden a aparecer más seguidas pero hasta que no se esté en las últimas semanas, suelen ser poco frecuentes, irregulares y generalmente sin dolor.

Características de las contracciones

Para saber distinguir entre los tipos de contracciones primero debes saber cuáles son las características de estas. Eso te podrá servir para reconocerlas mejor en el momento que se produzcan. En las contracciones se puede apreciar:

- Tono: es la presión más baja registrada entre las contracciones.

No te puedes perder ...

La 31ª semana de embarazo

La 31ª semana de embarazo

El bebé cada vez te molesta más, presiona tus costillas, el diafragma, el estómago y los intestinos. Además, el peso del vientre te causará dolor de espalda. En estas semanas es muy común notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto.

Y tambien:

- Intensidad (amplitud): es el aumento de la presión intrauterina en cada contracción. Se mide en mmHg. Las contracciones se perciben aproximadamente a partir de los 10 mmHg y las de entre 25-30 mmHg de intensidad rozan los límites de la sensibilidad dolorosa.

- Frecuencia: es el número de contracciones producidas en 10 minutos.

- Intervalo: es el tiempo entre los vértices de dos contracciones.

- Actividad uterina: intensidad multiplicada por la frecuencia, se expresa en mmHg x 10 minutos.

Tipos de contracciones

- Contracciones A:
se presentan en las etapas iniciales (normalmente desde la semana 6 de embarazo) y hasta las 28 semanas, son de muy baja intensidad (2-4 mmHg) y de escasa frecuencia. No suelen ser percibidas nunca por la embarazada.

- Contracciones focales: son contracciones de poca intensidad (menos de 10 mmHg) localizadas en pequeñas aéreas del útero. Por lo general, se producen como reacción a un movimiento del bebé.

- Contracciones generalizadas: comienzan en un área pero se van extendiendo al resto del útero. Se pueden producir por movimientos del bebé o por esfuerzos o cambios de posición de la madre.

- Contracciones de Braxton Kicks: tienen una intensidad de entre 10-15 mmHg. Se propagan en un área más grande del útero, la panza se endurece pero no hay dolor. Duran aproximadamente entre 30 y 60 segundos. Su frecuencia es baja alrededor de cada hora, pero aumentan a medida que se desarrolla el embarazo. Pueden aparecer desde la semana 13 pero lo normal es que empiecen a notarse hacia la segunda mitad del embarazo. Son contracciones irregulares, arrítmicas e indoloras.

- Contracciones preparto: son contracciones más intensas que las de Braxton Hicks, pero no son las del trabajo de parto propiamente dicha, suelen aparecer unos días antes del parto e indican que el momento está por llegar. Su función es la de madurar y ablandar el cuello del útero. Son más frecuentes y pueden causar alguna molestia. Su intensidad es de 20 mmHg aunque pueden llegar a 30 mmHg cada 5-10 minutos, pero no son rítmicas.

- Contracciones de parto: son regulares, progresivas e intensas, se producen en períodos regulares con una frecuencia de 3 a 5 contracciones cada 10 minutos. Van aumentando su duración llegando a durar aproximadamente entre los 60 y los 90 segundos. Y son dolorosas, su intensidad es superior a 30 mmHg y en el expulsivo pueden alcanzar los 60 mmHg.

Estas contracciones suelen venir acompañadas de otras señales de parto:

         · Eliminación del tapón mucoso: es una sustancia gelatinosa situada en el interior del canal vaginal que aísla el ambiente uterino. Puede pasar que la pérdida del tapón mucoso se produzca una semana o 10 días antes del inicio del parto. De todos modos, lo mejor es que cuando notes la pérdida del mismo acudas al médico.

         · Rotura de aguas: estas es la rotura de la bolsa que contiene el líquido amniótico que ha protegido al bebé durante el embarazo.

         · Contracciones que empiezan a aumentar progresivamente, tanto en intensidad como en frecuencia, es la señal de que el cuello del útero está empezando a ablandarse y a aplanarse.

- Contracciones del día después: después de dar a luz, cuando se pasa el efecto de la anestesia, se comenzará a sentir de vez en cuando unos fuertes retortijones en el vientre bajo, a estos se les llama entuertos. Estas contracciones que se sienten en la zona inferior de la barriga uno o dos días después del parto son completamente normales y se producen porque el útero ha empezado a contraerse para recuperar su tamaño normal, el que tenía antes de que quedaras embarazada.

Conociendo mejor los diferentes tipos de contracciones que suceden en el embarazo será más fácil que las reconozcas cuando se produzcan.

¿Podré soportar el dolor de las contracciones del parto?

Esta es una de las preocupaciones más frecuentes en las embarazadas primerizas. Cada mujer va a percibir el dolor de parto de una forma diferente, a veces las mujeres que dan a luz antes de lo previsto sufren menos que las que han tenido un parto después de término.

Lo que está claro es que para aliviar el dolor de las contracciones te puede resultar muy útil acudir a un curso de educación maternal o de preparación al parto.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.