• Buscar
Publicidad

¿Cuándo estás embarazada es normal tener ardor de estómago?

¿Cuándo estás embarazada es normal tener ardor de estómago?

El cuerpo de la mujer presenta cambios fisiológicos desde el momento en que se queda embarazada. Debido a estos cambios su cuerpo experimentará distintas molestias. Una de esas molestias suele ser confundida con un dolor de pecho o malinterpretada como dolor en el corazón. No hay de que alarmarse, puesto que sólo se trata de ardor en el estómago durante el embarazo.

Publicidad

Indice

 

Causas de la acidez estomacal durante el embarazo

El ardor de estómago es una molestia muy conocida durante el embarazo en medicina. La mayoría de las mujeres suele experimentarlo después del 5º mes de su embarazo. Se trata de una sensación de quemazón que se nota en la garganta y el pecho cuando el contenido del estómago asciende por el esófago. Las embarazadas suelen describirlo como una sensación de incomodidad que puede llegar a ser muy dolorosa. Es totalmente normal, los estudios sugieren que más de un 50% de las mujeres embarazadas lo padece en algún momento del embarazo.

Probablemente sea uno de los síntomas más incómodos del embarazo, ya que provoca un malestar continuo y por episodios, además de pirosis y dolor en la zona alta del estómago. Tanto es así, que se puede confundir el origen del malestar y su ubicación en tu cuerpo.

Es una molestia que afecta a muchas embarazadas debido al crecimiento del útero. Seguramente te preguntarás cómo puede afectar el crecimiento del útero a la acidez estomacal. Es más sencillo de entender de lo que parece y para ello te explicamos las siguientes causas:

Aumento del tamaño del útero. Al incrementar el tamaño del útero, tu estómago comenzará a quedarse con menos y menos espacio, por lo que realizará un repliegue hacia arriba, así el ácido del estómago subirá en dirección al esófago.

Disminución del ácido clorhídrico. Este sirve para digerir la comida. Durante el embarazo existe una clara disminución del mismo, por lo que tu digestión se verá ralentizada. La comida, al permanecer tanto tiempo dentro de tu estómago, terminará subiendo y causando malestar.

Cambios hormonales. A lo largo de tu embarazo notarás que te ocurrirán muchos cambios hormonales. Uno de ellos es el aumento de la progesterona. Esta hormona tiene un efecto secundario, y es que relaja el esfínter gastroesofágico, por lo tanto, no funciona correctamente y tu digestión se hará más lenta, favoreciendo la subida del jugo gástrico de nuevo por el esófago.


¿Cómo calmar el ardor del estómago?

Como te habrás dado cuenta, este malestar es provocado totalmente por una causa natural, pero sólo es eso y no existe algo que calme totalmente el ardor de tu estómago durante el embarazo, lo que sí existen son diversas recomendaciones para calmar y prever el mismo.

1.- Comer en intervalos. Ya sabemos que tu estómago tiene menos espacio durante el embarazo, por lo que no estará disponible para ingerir lo suficiente si comes mucho o incluso una comida completa en una sentada. Por ello, es recomendable comer a lo largo de todo el día, pero en pequeñas porciones. Matarás dos pájaros de un tiro al no dejar vacío tu estómago, ni provocar ardor al llenarlo.

2.- Dieta en el embarazo. En realidad, en este punto queremos recomendarte lo que debes y no debes comer en el embarazo. Evita la ingesta de alimentos grasosos y con muchos condimentos; así como no beber refrescos o café.

3.- Aceite de oliva. Este consejo va de la mano de los dos anteriores, puesto que se recomienda consumir aceite de oliva cuando el estómago se encuentre vacío y es algo que debes incluir en tu dieta durante el embarazo.

4.- Ropa holgada. Ten en mente que, si tu útero se encuentra inflamado y tu estómago cuenta con menos espacio que de costumbre, al utilizar ropa que te quede justa o incluso un poco apretada te sentirás incómoda. Trata de vestir con ropa para embarazadas.

5.- Duerme recostada. Recuéstate con la cabeza elevada de manera que tu esófago y estómago no se encuentren en un mismo nivel, así evitarás que los ácidos estomacales viajen al esófago. Deberás recostarte con el tronco sobre unos cojines, quedando así más alto que el resto de tu cuerpo.

6.- No dormir después de comer. Dale un lapso de reposo a tu estómago para poder digerir lo que ingeriste, dado que tu digestión estará un poco lenta por los cambios que hay en tu cuerpo. Entonces dale oportunidad a tu cuerpo de digerir la comida antes de acostarte. Es mejor esperar para tumbarse al menos 2 horas, ya que estar tumbado o recostado favorece el reflujo gastroesofágico. Tampoco se recomienda agacharse con frecuencia después de comer.

7.- No fumar. Ciertamente este punto es muy importante. En general no deberías fumar en el embarazo nunca pero, además, debes saber que es un factor que puede agudizar el ardor de tu estómago.  Tampoco se debe beber alcohol, esto se recomienda en cualquier embarazo, con o sin síntomas.

8.- Aumenta la ingesta de líquidos entre las comidas y evita no beber en estas para no aumentar el volumen del estómago. Beber a pequeños intervalos ayuda a prevenir la acidez y las náuseas. Tomar lácteos también ayuda a neutralizar la acidez.

9.- Prescinde de los alimentos que retrasan el vaciado gástrico. Sobre todo, de las bebidas carbonatadas (con gas, en especial las bebidas de cola), café, té. Chocolate y alimentos o preparaciones grasas, así como las infusiones de menta piperita que favorecen la relajación del esfínter y por consiguiente, el reflujo.

10.- Toma leche antes de dormir: la leche es rica en calcio y este neutraliza el ácido, así que se suele recomendar antes de ir  a dormir con el fin de evitar la aparición de ardos durante la noche.

11.- Lava bien los alimentos antes de consumirlos, en especial aquellos que se consumen crudos, para eliminar sustancias que puedan activar los jugos gástricos.

12.- Prueba con alguna infusión: la manzanilla puede ser muy útil para el ardor de estómago. Ten en cuenta de que antes de consumir cualquier infusión es recomendable comentarlo con el ginecólogo, por si hubiera alguna contraindicación.

Como puedes notar, simplemente debes seguir nuestros consejos y encontrar un ritmo de vida durante el embarazo que te permita cuidarte de síntomas tan molestos como el ardor de estómago. Y, si nada funciona, consulta a tu médico ya que hay medicamentos contra el ardor que se pueden tomar en el embarazo, como el Almax o el Omeprazol. 


Glosario

Acidez estomacal

Definición:

Se trata de una molestia gastrointestinal en la que el estómago y el esófago se irritan. El estómago está recubierto por una mucosa que lo protege contra los efectos de los jugos gástricos que participan en el proceso digestivo pero, la ingesta de alcohol, cafeina, comidas grasas, el estrés o algunos medicamentos pueden llegar a destruir esa mucosa provocando la irritación del órgano.

Se conoce también como agruras o pirosis. 

Síntomas:

Pesadez estomacal, poco apetito, dificultad para hacer la digestión, naúseas.

Tratamiento:

Los tratamientos se centrarán en reducir la producción de ácido del estómago o en neutralizarlo. Otros atacarán directamente al pH de ese ácido aliviando los síntomas de manera rápida y eficaz. La automediacación con antiácidos puede ser peligrosa si interactua con otros fármacos que se estén ingiriendo en ese mismo momento. Además, estos medicamentos suelen contener altas dosis de sal, lo que les convierte en altamente peligrosos para personas con problemas arteriales.

Fuente: Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 03-03-2021

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×