Síndrome del gemelo evanescente. Reabsorción fetal

Síndrome del gemelo evanescente. Reabsorción fetal
comparte

Es un proceso que se produce a veces en embarazos múltiples cuando uno de los fetos reabsorbe al otro, dando lugar a un embarazo simple. Según diversos estudios, esto se produce hasta en un 30% de embarazos multifetales.

El síndrome del gemelo evanescente o reabsorción fetal es la interrupción del desarrollo de un embrión cuando hablamos de un embarazo múltiple, es decir, tiene que haber 2 o más embriones antes de que se produzca la evanescencia de uno de ellos.


Las ecografías tempranas que se realizan hoy en día a muchas mujeres embarazadas, sobre todo a aquellas que pasan por una técnica de reproducción asistida, han permitido detectar que es un fenómeno que ocurre más a menudo de lo que se pensaba. De hecho, diversos estudios europeos han demostrado que hasta un 15% de los nacimientos de un solo bebé fueron inicialmente múltiples.


Cuando se da este fenómeno, uno de los embriones desaparece sin causa aparente, mientras que el otro continúa su crecimiento y desarrollo de manera normal hasta nacer.


Para detectar este síndrome es necesario realizar una ecografía antes de la semana 12 ya que, pasado este momento, no se suele producir. Por eso los médicos piensan que puede haber muchos más casos de reabsorción fetal de los que se llegan a diagnosticar.

El síndrome del príncipe destronado

El síndrome del príncipe destronado

Ante el nacimiento de un nuevo bebé, tu hijo puede sentir una reacción adversa hacia su hermanito o hacia vosotros, es lo que los expertos llaman el Síndrome del príncipe destronado.


Y es que en aquellos embarazos múltiples en los que sí se realizan ecografías muy tempranas, hasta en un 60% de los casos se produce una reabsorción embrionaria.


Los médicos, a través de un ultrasonido, comprueban que los espacios gestacionales no se corresponden con el número de embriones, lo que les hace sospechar que se ha producido este fenómeno. Es decir, el espacio en el que estaba creciendo ese embrión queda vacío durante un tiempo, aunque poco a poco se irá llenando a medida que el otro feto crece.


¿Por qué ocurre esto?


La reabsorción puede ser producida por la madre, la placenta o el otro embrión.


Debe de producirse antes de la semana 10 de embarazo. Pasada esta fecha se considera muerte fetal.


Algunos afirman que puede deberse a un ambiente hostil del útero que supone una amenaza para el desarrollo del embarazo, lo que hace que el organismo sacrifique a uno de los embriones para que el otro pueda sobrevivir.


También se baraja la posibilidad de que se produzca como consecuencia de una irregularidad a nivel de los cromosomas.


Otra posibilidad es que la placenta se vea incapaz de alimentar a dos embriones, por lo que absorbe uno de ellos para asegurarse de que el otro sobreviva.


En definitiva, lo normal es que el organismo detecte que no puede asegurar el desarrollo de dos fetos, por lo que deja al embrión más fuerte y hace desaparecer al otro.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar