Nombres bíblicos

Nombres bíblicos
comparte

La influencia del Cristianismo en Occidente ha hecho que durante siglos los nombres procedentes de la Biblia fueran muy frecuentes, algunos tanto, que hoy forman parte de nuestra cultura y siguen siendo muy habituales

Según los estudiosos de la Biblia, en el Antiguo Testamento se pueden encontrar hasta 3.000 nombres masculinos, por solo 200 femeninos. Los nombres en la Biblia tienen dos propósitos claros: describir e identificar; el nombre define a su poseedor, nos explica por qué lo utiliza el Señor y nos describe sus cualidades. Muchos de estos nombres describen las naciones, la gente y la historia de los pueblos que componen estos libros. Otros, definen las expresiones de esperanza, las revelaciones divinas, las profecías del futuro.

 

A veces los nombres indicaban ciertas circunstancias del nacimiento de la persona o la línea familiar. También podemos encontrar nombres que hacían referencia a la ocupación del portador o a una característica física suya. Incluso hay algunos que aluden a la naturaleza y sus fenómenos (rayos, lluvia, plantas, animales…). La mayoría son de origen hebreo o arameo.

 

Y, sin duda, los más comunes en nuestro país de origen bíblico son María, Jesús, José y Juan. Otros nombres habituales extraídos de la Biblia son:

No te puedes perder ...

 

Nombres para Hombres

Aarón: Luz, iluminado                         

Abdon: Siervo de Dios

Abel: Efímero, delicado                               

Abelardo: Muy noble

Abrahán: Padre de una multitud

Absalón: Mi padre, Dios, es bienestar

Acacio: Sin malicia

Adalberto: Brillante por su nobleza

Adán: Tierra, terrenal, carnal

Adolfo:Lobo noble

Adón: Señor

Adrián: De la ciudad de Adria

Agustín: Augusto

Alberto: Brillante por su nobleza

Alejo: Que repele el mal

Alfonsoç: Ildefonso: Dispuesto al combate

Alfedo: Amigo de Iso elfos

Alipio: Sin pena

Alonso: Alfonso

Álvaro: vigilante

Amadeo: Que ama a Dios

Amaro: De gran riqueza

Ambrosio: Inmortal

Anatolio: Oriental

Andrés: Hombre fuerte

Ángel: Enviado

Anselmo: Aquel que tiene un Dios como yelmo (protección)

Antero: Florido

Antonio: Floreciente

Aquiles: Sin labio

Arcadio: Venturoso

Aresio: De Ares,dios de la guerra

Aristides: Hijo del menor

Arturo: Oso noble

Augusto: Magnífico

Aurelio: Dorado

Baldomero: luchador famoso

Balduino: amigo valiente

Baltasar: protegido de Baal

Barrabás: Hijo de vergüenza o afrenta

Bartolomé: Hijo del Talmay, un hijo que suspende las aguas

Basileo: Regio

Beltrán: Cuervo brillante

Benedicto: Bendito

Beningno: Bueno, amable

Benjamín: Hijo de la mano derecha (hijo predilecto)

Bernabé: Hijo del profeta

Bernardo: Oso fuerte

Blas: Tartamudo

Bonifacio: Bienhechor

Bruno: Moreno

Caifás: El que busca con diligencia, El que vomita

Caín: El que forjó su propia lanza

Camilo: Que prepara el sacrificio

Carlos: Hombre fuerte

Casimiro: Que enseña la paz

Cayetano: De Gaeta

Celso: Excelso

César: De cabello largo y abundante; nacido con cesárea

Cesáreo: Real, de César

Cirilo: Señorial

Claudio: Cojo

Cleofás: Esclarecido de gloria

Colombo: Paloma

Conrado: De consejo atrevido

Constancio: Constante

Constantino: Firme

Cristo: El ungido

Cristóbal: Que lleva a Cristo

Damián: Hombre de pueblo

Daniel: Mi juez es Dios

Darío: Protector

David: El amado, el estimado

Diego: Santiago

Domingo: El día del señor

Edén: Placer, deleite

Edgar: Eduardo

Edmundo: Que defiende sus bienestar

Eduardo: Fuerte por sus riquezas

Efraín: Fructífero

Elí: Alto, Elevado, La Ofrenda, Mi Dios

Elías: Yahvé es mi Dios

Eliseo: Dios es Salvación

Emiliano: Emilio

Emilio: Amable

Enrique: Rico en finxas

Ernesto: Potencia de águila

Esteban: Coronado de laurel (victorioso)

Evaristo: Muy agradable

Ezequiel: Dios es mi fortaleza

Fabián: Hijo de Fabio

Fabio: Que cultiva abas

Facundo: Elocuente

Faustino: Feliz

Fausto: Feliz

Federico: Señor pacífico

Felipe: Amigo de los caballos

Félix: Feliz

Fermín: Firme

Fernando: Bravo en paz

Fidel: Fiel

Filemón: El que besa o es afectuoso

Fortunato: Afortunado

Francisco: Francés

Fulgencio: Que resplandece

Gabriel: Dios es mi fortaleza

Gerardo: Fuerte con la lanza

Germán: Hermano

Godofredo: Paz con Dios

Goliat: El peregrino

Gonzalo: Luchador de guerra

Gregorio: Vigilante

Guillermo: Que quiere el yelmo

Guzmán: Buen hombre

Heliodoro: Don del sol

Homero: Que no ve

Hugo: Inteligencia clara

Humberto: Destacado gigante

Ignacio: Ardiente

Ildefonso: Dispuesto al combate

Issac: El que se ríe

Isaías: Yahvé el Salvador

Ismael: Dios ha escuchado

Israel: Quien reina con Dios

Jacinto: Flor y piedra preciosa

Jacobo: El suplantador

Jaime: Santiago

Javier: Casa nueva

Jeremías: Dios levanta, exaltación del Señor

Jesús: Dios es el Salvador

Joaquín: Dios dispondrá

Job: El que llora o clama

Jonás: Paloma

José: Dios incrementará

Josué: Dios es salvación

Juan: La gracia o la misericordia de Dios

Judas: La alabanza al Señor

Lázaro: Dios ha socorrido

Lucas: Luminoso

Malaquías: Dios es mi Rey

Marcos: Derivado del dios Marte

Mateo: Recompensa

Matías: Don de Dios

Matusalén: Hombre de la jabalina

Miguel: ¿Quién es como Dios?

Moisés: Sacado de las aguas

Nabucodonosor: ¡Que Nebo defienda las fronteras!

Nicanor: Victorioso

Nicolás: Victoria del pueblo

Noé: De larga vida, reposo

Pablo: Pequeño

Pedro: Piedra

Rafael: El medicamento o la medicina de Dios

Raimundo: Consejero

Ramiro: Consejero

Ramón: Raimundo

Raúl: Rodolfo

Ricardo: Muy rico

Roberto: De brillante fama

Rodrigo: Rico en fama

Román: romano

Rubén: ¡Mira, un hijo!

Salomón: Pacífico

Salvador: El nombre de Jesús

Sansón: Parecido al sol

Santiago: Dios protege

Saúl: El deseado, el elegido

Sebastián: Venerable

Sergio: Hazañoso

Senaquerib: Zarza de destrucción

Siloé: Enviado

Simeón: El que escucha u obedece

Tadeo: El que alaba

Teófilo: Amigo de Dios

Tiberias: Buena visión

Timoteo: Que adora a Dios

Tobías: Dios es bueno

Tomás: Mellizo

Ubaldo: Espíritu audaz

Urbano: De la ciudad

Valentín: Fuerte

Valerio: Fuerte

Vicente: El que vence

Víctor: Vencedor

Vidal: Vital

Vladimiro: De gran poder

Wilfredo: Amigo voluntarioso

Zacarías: Dios se ha acordado

Zebedeo: Aquel que sirve a Dios

 

Nombres para mujeres

Agar: La que se fugó (extranjera)

Adela: Noble

Adelaida: De linaje noble

Águeda: Buena

Albina: Blanca

Alicia: Noble

Almudena: Granero

Amelia: Enérgica

Ana: La gracia de Dios

Anastasia: Resucitada

Araceli: Altar del cielo

Ariadna: Dulce cantante

Áurea: Dorada

Aurelia: Dorada

Bárbara: Extranjera

Beatriz: Que hace feliz

Belén: Casa de pan

Bernarda: Femenino de Bernardo

Betsabé: Hija de un juramento

Blanca: Brillante, distinguida

Cándida: Blanca

Carina: Querida

Carmen: Viña

Catalina: Pura

Cecilia: Cieguecita

Celina: Celestial

Clara: Limpia, diáfana

Clorilde: Que lucha con gloria

Columba: Paloma

Cristina: Cristiana

Dalila: Pobreza, languidecer

Débora: Abeja

Dorcas: Corza, gacela

Dorotea: Don de Dios

Elena: Luna

Elisa: Que jura por Dios

Epifanía: Manifestación

Ester: Estrella

Fabiola: Hija de Fabio

Eva: Vida

Genoveva: De buena estirpe

Gertrudis: Fuerza de lanza

Gisela: Vara

Guadalupe: Río de lobos

Hildegarda: Bastón de combate

Inés: Cordera

Inmaculada: Sin mancha

Irene: Paz

Isabel: El juramento de Dios

Jemima: Bonita como el día

Judit: De Judea, judía

Lidia: La que procede de Lidia

Magdalena: De Magdala

María: Amada, la elegida

Marta: La Señora, Dama

Nínive: Bonito, agradable

Noemí: Bella, agradable

Raquel: Oveja

Rebeca: Una cuerda con nudo corredizo

Rita: Margarita

Rosalía: Rosal

Rosario: Rosas de la Virgen

Ruth: Belleza

Salomé: Pacificadora

Sara: Princesa

Sofía: Sabiduría

Susana: Lirio blanco (pureza)

Tamar: Palma, palmera

Teodora: Don de Dios

Teresa: De la isla de Tera

Úsula: Osita

Verónica: Verdadero retrato

 

Si estos nombres no te convencen, no dudes en probar nuestra calculadora de nombres. 


Te puede interesar:
Cuando una mujer se pregunta cómo calcular fecha de embarazo seguramente hace referencia a la fecha probable del parto, que tiene lugar 280 días después del primer día de su última menstruación.


Fuentes:

Laurent, Rose (2007), 55.000 nombres, México, Grupo Editorial Tomo.

Redacción: Irene García

1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "¡Qué bonitos nombres bíblicos!, elegir un nombre para nuestro bebé es sumamente importante porque así es cómo lo llamarán toda la vida, me gustaron las opciones de nombres para bebé que aquí presentan, además están llenos de un simbolismo religioso y sobre todo histórico. ".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×
    */?>