• Buscar
Publicidad

La 31ª semana de embarazo

La 31ª semana de embarazo

El bebé cada vez te molesta más, presiona tus costillas, el diafragma, el estómago y los intestinos. Además, el peso del vientre te causará dolor de espalda. En estas semanas es muy común notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto.

Publicidad

Indice

 

Evolución del feto en la semana trigésimo primera del embarazo

Durante esta semana su peso probablemente está entre los 1,5 y 1,8 kilos y su longitud bordea los 38 centímetros. El útero comienza a quedársele pequeño, por lo que puede que notes menos movimientos, pero más intensos, que incluso pueden hacerte daño.

Ahora su cabeza está más proporcionada respecto al resto de su cuerpo. Puede girarla de un lado a otro.

Comienza a acumular una capa de grasa debajo de su piel para preparase para el nacimiento. Por consiguiente, sus brazos, piernas y el cuerpo se llenan.

Cada día tu bebé elimina aproximadamente medio litro de orina al líquido amniótico y acumula meconio, la primera caquita que expulsará en sus primeras 48 horas de vida.
 

Cambios en la madre en la semana 31 del embarazo

No te puedes perder ...

Tu primer mes de embarazo

Tu primer mes de embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada, toda una serie de sentimientos contradictorios recorren tu cuerpo, desde la ilusión de estar esperando un hijo, al miedo ante las nuevas responsabilidades que esto supone. Con este calendario, TodoPapás te va dando las claves para que sepas lo que está ocurriendo en tu cuerpo en cada momento de la gestación y cómo debes cuidarte.

Y tambien:

Por las dimensiones del bebé es posible que te patee las costillas. Podrás sentir también  su presión en el diafragma, el estómago y los intestinos. Para aliviar esto temporalmente estira tus brazos hacia arriba.

Quizá tus estados de ánimo y niveles de energía cambien varias veces durante el día. Descansar, meditar o hacer ejercicios es una buena alternativa para desahogarte.

El abdomen pesa mucho, por lo tanto, trata de mantener una buena postura para evitar tener dolor de espalda. Una crema especial te ayudará a evitar la aparición de estrías en la piel.

También puedes notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto. Son más aisladas, el dolor es menor y no son rítmicas y regulares. Si las contracciones se vuelven más frecuentes y dolorosas, sobre todo a partir de la semana 37, ve al médico, puede que tu bebé sea prematuro. 

Puede que los pies y los tobillos se te hinchen mucho, sobre todo al final del día y si estás en verano. Esto se debe a la retención de líquidos, más común en las últimas semanas por la presión que ejerce el feto sobre las venas que circulan por las piernas. Pon los pies en alto siempre que puedas, mételos en agua fría con sal, bebe al menso 2,5 litros de agua al día y haz ejercicio de manera regular. 
 

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Si planeas dar de mamar a tu hijo, consulta al médico o matrona sobre los cuidados de los pezones para evitar problemas futuros. También es conveniente que compres ya sujetadores de lactancia para estar más cómoda cuando llegue el momento.

Durante el embarazo la ingesta de calcio es muy importante porque tu bebé en desarrollo extraerá minerales según los vaya necesitando para formar y endurecer sus huesos. Si no obtienes suficiente calcio a través de la dieta o de algún suplemento debilitarás tus propios huesos y dientes. Consulta a tu doctor acerca de qué cantidad debes ingerir.

Cuida tu alimentación, procura descansar y dormir bien y haz ejercicio físico con regularidad para mantenerte en forma y evitar problemas como el estreñimiento o los dolores de espalda, que pueden ser más frecuentes en estas últimas emanas.

Si aún no te has hecho los análisis del tercer trimestre, háztelos en esta semana para tenerlos cuando vayas la semana que viene a la ecografía de la semana 32.

Estate pendiente de las señales de alarma de este tercer trimestre: sangrado vaginal abundante, pérdida de líquido amniótico o contracciones regulares y cada vez más intensas y frecuentes.  

Prepárate bien para el parto, la mejor manera de evitar el miedo es el conocimiento. Pregunta a tu matrona o profesional de medicina, lee libros y prepárate las respiraciones y los pujos.

 

 


Glosario

Contracciones de Braxton Hicks

Definición:

Movimientos involuntarios e intermitentes de relajación y tensión de la fibra muscular uterina que no son las del parto.

Síntomas:

Tienen un ritmo irregular, duran menos y se producen cada más tiempo que las del parto.

Tratamiento:

Ninguno.

Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 05-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×