×
  • Buscar
Publicidad

La 30ª semana de embarazo

La 30ª semana de embarazo

El bebé pesa ya más de un kilo y mide casi 40 cm. Sus ojos se abren y se cierran y distingue la luz de la oscuridad. Tú cada vez te sentirás más cansada y estresada al acercarse el momento del parto. Trata de controlar la ansiedad y de estar relajada y tranquila.

 

Publicidad

Indice

 

Evolución del feto en la semana trigésima del embarazo

Tu bebé pesa ahora 1,3 kg y mide alrededor de 37 centímetros. Continúa aumentando de peso y agregando capas de vernix. Esta grasita lo mantendrá abrigado aún después del nacimiento.

En preparación para la respiración, que ocurrirá sólo fuera del útero, tu bebé simulará movimientos respiratorios.

El fluido amniótico que lo rodea cada vez es más pequeño, a medida que el bebé crece y ocupa todo el útero.

Sus ojos se abren y se cierran y es capaz de distinguir entre la luz y la oscuridad, incluso puede seguir una fuente de iluminación de delante hacia atrás. Una vez que haya nacido, mantendrá sus ojos cerrados buena parte del día y cuando los abra, responderá sólo a cambios de luz, tendrá una actividad visual escasa.
 

Cambios en la madre en la semana 30 del embarazo

No te puedes perder ...

Y tambien:

Es posible que empieces a producir calostro, se trata de un líquido amarillento rico en proteínas y sales minerales secretado por las glándulas mamarías antes de que se produzca la leche. Esto es normal, no debes apretar para que salga. Es muy importante llevar un buen sostén.

Trata de mantener el estrés al mínimo. Si trabajas estás en la cuenta atrás para la baja prenatal, aunque algunas mujeres pueden trabajar hasta el último momento; será tu médico quien lo decida. Lo que puedes hacer para distraerte y pasarlo bien es salir un fin de semana al mar o a la montaña con tu pareja y aprovechar para dormir y descansar durante las pocas semanas que os quedan solos.

Puedes sentirte un poco cansada estos días, sobre todo si tienes problemas para dormir. No sólo es que estés más pesada, también tu equilibrio se ha visto alterado.

¿Recuerdas aquellos cambios bruscos de humor? La combinación de las molestias junto con las hormonas puede hacer que te vuelvas a sentir así. Es normal estar un poco preocupada, pero el estrés y la ansiedad no son buenos. Habla con tu pareja y cuéntale lo que te pasa.

 

 


Fuente: 

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 19-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.