• Buscar
Publicidad

La 2ª semana de embarazo

La 2ª semana de embarazo

En esta semana se produce la ovulación, es decir, uno de los dos ovarios libera un óvulo que viajará a las trompas de Falopio para ser fecundado. Si estás buscando un embarazo, estos son los días fértiles en los que debes mantener relaciones sexuales.

Publicidad

Indice

 

¿Qué ocurre en esta semana?

Tras la menstruación, comienza la fase ovulatoria de medicina, en la que el hipotálamo comienza a liberar la hormona luteinizante o LH que sirve para que los folículos ováricos que el ovario había empezado a liberar maduren completamente. Uno de los folículos crecerá más que el resto y se romperá entre 12 y 36 horas después, liberando al óvulo.

Después, el ovocito se dirige a la cavidad peritoneal, donde es atrapado por las trompas de Falopio. Allí esperará de 24 a 48 horas a que llegue un espermatozoide para fecundarlo. Si es así, comenzará el proceso de gestación. Si no, muere y es expulsado en la regla.

Generalmente, la fecundación tiene lugar en la parte superior de las trompas de Falopio. Una vez el esperma entra, comienza a desarrollarse a una gran rapidez y da lugar al cigoto, la primera célula del ser humano que tardará unos 3 días en descender por la trompa llegar al útero.

Para aumentar las posibilidades de quedarte embarazada, determina la duración de tu ciclo menstrual y aprende cómo trabaja la temperatura basal de tu cuerpo y el moco cervical. Ambos pueden ayudarte a detectar el momento ideal para la concepción.

Así que lo fundamental de esta segunda semana desde la que se empieza a contar es justamente eso: el momento en el que se produce el embarazo. Aún no sabrás si estás esperando un bebé hasta dos semanas después, y ni siquiera se puede saber con exactitud, en la mayoría de los casos, cuándo se produjo la concepción. Por eso se toma como punto de partida la fecha de la última regla, porque es en la que más probabilidades hay de que se iniciara la gestación.

 

Cambios en la madre

Si eres regular, durante esta semana te encuentras en el punto medio de tu ciclo menstrual, o sea en la ovulación. Además de saber calcular tus días fértiles, es importante que estés atenta a las señales de ovulación que suele emitir el cuerpo: cólicos abdominales en el lado del ovario que ovula que suelen durar dos día; mayor sensibilidad en las mamas; flujo más elástico, transparente, viscoso y abundante, parecido a la clara de huevo; aumento de la temperatura basal entre 0,4 y 1º C; y un aumento de la libido.  
 

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Si estás buscando quedarte embarazada trata de comportarte como si lo estuvieras apenas dejes tu método anticonceptivo. Cuida tu alimentación aportándole a tu cuerpo un equilibrado balance de nutrientes, vitaminas y minerales (hierro, ácidos grasos omega 3, yodo, vitamina C, vitaminas del grupo B).

Deja de fumar y beber y consume ácido fólico todos los días para ayudar a evitar una serie de malformaciones en el tubo neural del bebé, como anencefalia o espina bífida. La mejor manera de hacerlo es mediante un suplemento dietético de 400 mg de ácido fólico. Puedes añadir yodo para favorecer el correcto desarrollo del feto.

Evita el estrés, permanece tranquila y confía en ti, seguro que logras el embarazo.

 

 


Glosario

Espina bifida

Definición:

La espina bífida (EB) es una malformación congénita del tubo neural (DTN), que se caracteriza por que uno o varios arcos vertebrales posteriores no han fusionado correctamente durante el primer mes de gestación, de manera que la médula espinal queda en ese lugar sin protección ósea.

Síntomas:

• Aspecto anormal de la parte posterior del bebé, variando de un pequeño remiendo con pelo o un hoyuelo o una marca de nacimiento, a un saco (especie de saliente) que se encuentra a lo largo del área de la espina dorsal. • Problemas intestinales y de la vejiga (estreñimiento, incontinencia). • Pérdida de sensibilidad por debajo del área de la lesión, especialmente en los casos de meningocele y mielomeningocele. • Incapacidad de mover las piernas (parálisis) • Hidrocefalia. • Problemas cardíacos. • Problemas ortopédicos (del hueso). • Nivel de inteligencia por debajo de la normalidad.

Tratamiento:

El tratamiento se necesita para reducir el daño neurológico y las complicaciones como una infección, al igual que para ayudar a la familia a enfrentar este trastorno. Por lo general, se recomienda una reparación quirúrgica el defecto a temprana edad, aunque ésta puede hacerse más adelante para permitir que el niño tolere mejor el procedimiento. Antes de la cirugía, el niño tiene que ser tratado con cuidado para reducir los daños a la médula espinal expuesta, lo cual abarca una posición especial, dispositivos de protección y modificaciones en la forma de alimentar, manipular, bañar y cuidar al bebé.

Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 28-01-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×