×
  • Buscar
Publicidad

Estoy embarazada y cuando como vomito

Estoy embarazada y cuando como vomito

Muchas mujeres, antes de saber siquiera que están embarazadas, sienten náuseas y mareos. En muchos casos, junto con las náuseas, aparecen los vómitos. Estas señales pueden indicar una elevada posibilidad de que la mujer se encuentre embarazada.

Publicidad

Levantarse en las mañanas con la boca seca, con náuseas y ocasionalmente vomitar una o dos veces en el día es lo que los ginecólogos consideran normal durante el primer trimestre del embarazo.

 

Durante este tiempo, muchas mujeres experimentan episodios de náuseas y vómitos, conocidos como "náuseas del embarazo" o "vómitos matutinos", aunque estos pueden presentarse en cualquier hora del día.

 

Las náuseas y vómitos son síntomas característicos del primer trimestre de embarazo, especialmente por la mañana, y se consideran totalmente normales, tolerables y pasajeros. No representan ningún riesgo para la salud de la mujer embarazada ni para el embrión.

 

Las náuseas son una respuesta fisiológica y natural al estímulo de la hormona Gonadotropina Coriónica, hormona responsable de que el embarazo vaya bien durante los tres primeros meses. Alrededor de la semana 12, esta molestia debe ir desapareciendo porque dicha hormona es reemplazada por la progesterona, que es la que continúa el resto de esta etapa. Las náuseas son un fenómeno químico porque las hormonas de las primeras 12 semanas actúan en el hipotálamo, una zona del cerebro que controla esta sensación.

No te puedes perder ...

¿Qué pasa si estoy embarazada y tengo clamidia?

¿Qué pasa si estoy embarazada y tengo clamidia?

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) muy común, causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Las mujeres pueden contraer clamidia en el cuello del útero, el recto o la garganta y, si se contagian durante el embarazo y pasa al bebé, puede tener graves consecuencias como parto prematuro, bajo peso al nacer, conjuntivitis o neumonía si se contagia al pasar por el canal del parto, etc. Por eso, es importante tener cuidado durante el embarazo.

Y tambien:

 

Suelen iniciarse alrededor de la sexta semana de embarazo, alcanzan su máxima expresión en torno a la novena semana y desaparecen entre las semanas 16 y 18. Aunque resulten molestas, las náuseas del embarazo se consideran una parte normal de un embarazo.

 

Pero lo que no es normal es cuando las náuseas del embarazo son tan frecuentes e intensas que la mujer vomita de forma persistente varias veces al día, pierde peso y se deshidrata o corre el riesgo de deshidratarse.

 

Cuando la presencia de vómitos se mantiene pasada la semana 20 de embarazo y con el tratamiento no desaparecen, debemos consultar al médico para que nos derive si es necesario al especialista y valore nuestro caso descartando otro tipo de alteraciones como la Hiperémesis gravidarum (vómitos excesivos durante el embarazo). En la mayoría de las ocasiones, la hiperémesis gravídica ocurre durante el primer embarazo de una mujer.

 

Cuando los vómitos son persistentes (más de 3 o 4 veces al día), impidiendo que el organismo ingiera nada durante 24 horas, es conveniente acudir al médico, matrona o servicio de urgencias para que puedan comenzar con el tratamiento a la mayor brevedad y así evitar los riesgos en la salud materna y del bebé.

 

Para disminuir las náuseas puedes utilizar diferentes métodos como: chupar hielo, comer por momentos, es decir, varias veces durante el día en pequeñas porciones, consumir galletas saladas, consumir jengibre, levantarse lentamente en la mañana y no de repente, evitar alimentos que huelan fuerte, no consumir refrescos, evitar el estrés, no consumir café o té, evitar irritantes, no mezclar los alimentos con líquidos, intentar alimentarse en un ambiente tranquilo y descansar 15 minutos después de cada comida. Es común que por esta situación dejen de lado su higiene bucal, sin embargo conviene lavarse los dientes 20 minutos después de las comidas y evitar la pasta dentífrica de sabores para seguir con nuestra adecuada higiene.

 

Con el tiempo, los síntomas suelen mejorar y, poco a poco, desaparecen completamente. Sin embargo, el consejo del profesional médico será fundamental a la hora de valorar si los vómitos ocurren de forma excesiva, la necesidad de tratamiento y, en su caso, hospitalización.

 

Aunque los tratamientos que se usan de forma habitual para tratar las náuseas del embarazo, como los mencionados anteriormente, pueden recomendarse a las mujeres que padecen hiperémesis gravídica, es posible que no resulten eficaces debido a la gravedad de la afección y que su tratamiento sea intrahospitalario.


Fecha de actualización: 19-06-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.