×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo empezar a hacer yoga para embarazadas?

¿Cuándo empezar a hacer yoga para embarazadas?

El yoga es un ejercicio que se recomienda durante el embarazo por diversos motivos, por lo que depende de estos cuándo empezar a practicarlo. ¿Sabes cuándo te conviene empezar con el yoga para embarazadas?

Publicidad

No te puedes perder ...

Los beneficios del contacto piel con piel con el bebé

Los beneficios del contacto piel con piel con el bebé

La evidencia lo demuestra: el contacto de piel con piel con el bebé recién nacido es tremendamente positivo. El apego directo no solo fortalece el vínculo emocional y afectivo con el bebé, sino que es decisivo para el desarrollo del bebé.

Y tambien:

El embarazo suele ser una etapa llena de muchas emociones, tantas como probablemente nunca habías experimentado antes, así que es bueno encontrar alguna forma de lidiar con tantos cambios y un posible estrés.

 

Durante esta etapa es muy importante mantener un buen estado de salud, ya que tu cuerpo se encuentra muy delicado por los cambios que experimenta, además de que de él depende el desarrollo de tu bebé.

 

Para mantener un buen estado de salud durante la gestación es muy importante que mantengas buenos hábitos, así que debes cuidar mucho de tu alimentación, hacer ejercicio moderado y estar al tanto de los síntomas o cualquier molestia.

 

 

¿Qué es el yoga?

 

Una opción muy sonada en el embarazo para mantener una buena salud es el yoga, un tipo de ejercicio muy conocido por las posturas que realiza y la relajación que ofrece, por ello te recomendamos conocer más acerca del yoga en el embarazo.

 

El yoga es un conjunto de distintas disciplinas que agrupan habilidades físicas y mentales. Esta práctica se originó en la India y se enfoca en una guía espiritual y la unión del todo.

 

Dentro de los beneficios generales que el yoga ofrece se encuentran los siguientes:

 

- Disminución de ansiedad y estrés

 

- Relajación muscular

 

- Control mental

 

- Mejora la postura

 

- Favorece la memoria

 

- Alivia estados de depresión

 

- Mejora al sistema inmunológico

 

Dentro del yoga existen distintas ramas que se pueden practicar según los intereses de la persona, como el Hatha Yoga, el Raja Yoga o el Karma Yoga, pero también suele ser practicados para momentos específicos de la vida como el embarazo.

 

 

Yoga en el embarazo

 

Como seguramente ya has notado, durante el embarazo hay cambios que a veces pueden generar un alto grado de estrés, ya que pasas por muchas emociones y pensamientos por la sensibilidad de esta etapa.

 

El yoga tiene varios beneficios para las mujeres embarazadas:

 

1.- Conecta mente y cuerpo. Esta práctica te ayuda a ser consciente de los cambios de tu cuerpo y a conseguir la mejor funcionalidad durante esta etapa, además de generar una conexión importante entre tu mente y tu cuerpo.

 

2.- Fortalece tus sistemas. Es normal perder movilidad o fuerza durante el embarazo, pero este ejercicio logra que consigas las habilidades necesarias para sentirte cómoda con los cambios y su adaptación pronta a ellos.

 

3.- Libera estrés. Esta etapa es única y hermosa, pero con tantos síntomas, molestias o cambios puede ser que tengas estrés, por lo que el yoga te ayuda a aliviarlo.

 

Es necesario que consultes con tu médico sobre si es buena idea que practiques yoga durante tu embarazo, ya que en ciertas ocasiones de riesgo es mejor evitar algunos ejercicios.

 

También es bueno que platiques con el profesor que imparte las clases de yoga, para que sepa que estás embarazada, así te puede indicar qué posturas no debes tomar por su complejidad o riesgo.


Fecha de actualización: 17-05-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.