¿Cómo estimular el cerebro de un bebé en el vientre?

¿Cómo estimular el cerebro de un bebé en el vientre?
comparte

El desarrollo del cerebro del bebé es importante desde que está en nuestro interior y por eso es fundamental fomentarlo y estimular su inteligencia durante el embarazo, pero también hacerlo con su capacidad motora, el lenguaje y su capacidad social. 

Nuestro bebé es capaz de reaccionar ante estímulos externos, ya sea ruido, música suave o luz intensa. Esto significa, por tanto, que puede comenzar a entrenar sus sentidos desde el útero materno. Aproximadamente es a partir de la semana 22 de gestación cuando los órganos de los sentidos están desarrollados y ya están en funcionamiento, por lo que a partir de ese momento se puede comenzar con la estimulación intrauterina.


En primer lugar, debemos saber que tanto una buena alimentación como una estimulación adecuada son necesarias para evitar futuros trastornos en este órgano tan importante como es el cerebro. Los días van pasando y nuestro pequeño crece cada vez más deprisa. Todos sus órganos se están formando y con el tiempo va sintiendo más placer dentro del útero. Día tras día se va sincronizando con nuestros latidos y comienza a ser partícipe de sus estados emocionales.


El cerebro del bebé es uno de los órganos más importantes de su sistema nervioso, es rico en neuronas y comienza a formarse aproximadamente a partir de la tercera semana de concepción por lo que a pesar de que como buenas madres debemos preocuparnos por el ácido fólico, las vitaminas necesarias y los suplementos, también debemos promover un desarrollo completamente sano de nuestro bebé.

No te puedes perder ...

Viajar en familia a la Costa del Sol

Viajar en familia a la Costa del Sol

A los amantes de la playa la Costa del Sol les brinda un sinfín de posibilidades. Pueden disfrutar de un baño en una extensa playa dotada de todos los servicios (bares, restaurantes, sombrillas, hamacas, palmerales, parques infantiles, alquiler de hidropedales, esquíes o motos acuáticas), o bien en una cala reducida y menos bulliciosa, hacer turismo cultural, disfrutar de sus múltiples parques temáticos…


Numerosos estudios han revelado que los hijos de las madres que han estado consumiendo una gran cantidad de frutas y verduras durante el embarazo, sobre todo durante el último trimestre (semana 25-40), no suelen experimentar ningún tipo de rechazo al sabor de este tipo de alimentación por lo que con ello se deduce que podemos enseñarle a comer desde que está en nuestro útero. Será a partir de la semana 12 cuando reciba los sabores de los alimentos que ingerimos.


Además, será capaz de reconocer nuestra voz a partir de las 16 semanas aproximadamente por lo que debemos hablarle de manera tranquila y clara, pero también pausada para que se relaje y nosotras podamos transmitirle la calma que necesita tener en el vientre. La audición es el primer sentido a despertar y es con el sonido del latido de nuestro corazón con lo que primero ellos experimentan. A partir de la semana 20 es cuando comienzan a reaccionar sobre los sonidos externos y cinco semanas después ya son capaces de diferenciarlos.


La música también juega aquí un papel fundamental. De hecho, la estimulación musical temprana motiva y fomenta los vínculos entre ambos, pero también ayuda a regular las emociones por ambas partes. Además, aporta otros grandes beneficios puesto que las audiciones y el contacto con nosotras aumentan la actividad inmunitaria, nuestro bebé nace más relajado, con los ojos y las manos abiertas, llora menos y también duerme y se alimenta mejor.


Otra de las cosas de las que debemos destacar todas las ventajas es de leer a nuestro bebé cuando todavía está en el útero. ¿Por qué? Pues bien, cuando le leemos estamos facilitando su aprendizaje futuro haciendo posible, además, que tenga un desarrollo intelectual más temprano. Nuestro bebé podrá reconocer de una manera más sencilla las voces de quienes le lean y se sentirá más cómodo y seguro. Aprenderá a distinguir las modulaciones de la voz y esto también le será muy positivo cuando nazca para así tranquilizarle cuando sea necesario.


A partir ya del sexto mes de embarazo nuestro hijo va a abrir sus párpados y aunque el entorno todavía sea oscuro, las pupilas reaccionarán si hay una fuente de luz que viene desde fuera y podrá reconocer de dónde procede y seguirla si la movemos estimulando a su vez su musculatura ocular. Y para lograrlo el cerebro debe estar adecuadamente estimulado ya que es el órgano encargado de la coordinación automática de los movimientos oculares.


Finalmente, recordemos que la estimulación temprana une la adaptabilidad del cerebro a la capacidad de aprendizaje consiguiendo que los bebés sanos maduren y sean capaces de adaptarse mejor a su entorno y a las diferentes situaciones. Una estimulación que no se trata precisamente de una terapia ni tampoco de un método de enseñanza formal sino más bien de una forma de orientación del potencial y de las capacidades de los más pequeños.


Cuando estimulamos a nuestro bebé le estamos abriendo, sin duda, un abanico muy amplio de oportunidades y experiencias que lo harán tanto explorar como adquirir una serie de destrezas y habilidades y entender también todo lo que ocurre a su alrededor. 


Te puede interesar:
Los síntomas de embarazo en primerizas son los mismos que en cualquier otra mujer, si bien es cierto que en algunas ocasiones no se registra ningún síntoma hasta que se produce la falta de la primera regla después de la concepción.


Fuentes:

Mayo Clinic, "Desarrollo fetal: el segundo trimestre" https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/fetal-development/art-20046151

Sociedad extremeña de neurología (Sexne) https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/fetal-development/art-20046151

Fecha de actualización: 28-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>