Síntomas y tratamiento de la cervicovaginitis

Síntomas y tratamiento de la cervicovaginitis
comparte

La cervicovaginitis es la infección e inflamación del útero, el cérvix, la vagina y la vulva. Provoca picor, flujo abundante y ardor y puede estar causada por diversas bacterias y parásitos. Durante el embarazo puede llegar a ser muy peligrosa.

La infección del aparato reproductor es bastante frecuente en las mujeres, especialmente en mujeres en edad fértil o con una vida sexual muy activa. En este caso, si una mujer padece cervicovaginitis presenta infección e inflamación en el útero, el cérvix, la vagina y la vulva. Si solo presenta inflamación en el útero se habla de metritis


Esta infección suele estar causada por el hongo Cándida, la bacteria Gardnerella vaginalis o el parásito Trichomona vaginalis.


Además, existen diversos factores que hacen que aumenten las posibilidades de contraer este tipo de enfermedad, como la conducta sexual promiscua y sin protección adecuada, el inicio temprano de las relaciones sexuales, padecer diabetes mellitus, estar embarazada, llevar a cabo diversos tratamientos hormonales, uso de DIU, de ropa ajustada o padecer obesidad.


Síntomas de la cervicovaginitis


Los síntomas principales que alertan de esta enfermedad son:


- Secreción vaginal diferente de lo normal y distinta al momento del periodo

- Mal olor vaginal

No te puedes perder ...

Síntomas y tratamiento de la pancreatitis

Síntomas y tratamiento de la pancreatitis

Se define como pancreatitis a la inflamación del páncreas causado por la liberación y activación de enzimas de la digestión en el propio órgano, en lugar de los intestinos. Esta patología suele remitir rápidamente, sin dejar lesiones permanentes, pero hay que saber reconocer los síntomas para evitar ciertas complicaciones.

- Ardor y picor

- Comezón en vulva

- Dolor e irritación al orinar o tener relaciones sexuales


Para confirmar el diagnóstico, el médico realizara una serie de pruebas como un test de Papanicolau o análisis de orina. Si hace falta puede realizarse también un cultivo vaginal.


¿Cómo se trata?


El tratamiento dependerá de la causa exacta de la infección ya que se pueden recetar antimicóticos, antibióticos o antiparasitarios, según el microorganismo que haya causado la cervicovaginitis.


¿Qué consecuencias puede tener?


Es importante detectar y tratar a tiempo cualquier infección del aparato reproductor, sobre todo el embarazo, ya que puede causar aborto espontáneo, parto prematuro o rotura prematura de membranas.


Fuera de la gestación también puede tener graves consecuencias, como el desarrollo de la enfermedad pélvica inflamatoria, una patología que causa la infección del útero, ovarios y trompas de Falopio y que puede llegar a provocar infertilidad o daños en las trompas de Falopio permanentes.


¿Se puede prevenir?


Es posible prevenir esta y cualquier otra infección urinaria o del aparato reproductor siguiendo una serie de medidas de higiene y hábitos saludables:


1- Limpiarse siempre de delante hacia detrás tanto después de hacer pis como en la ducha para evitar que las bacterias del ano entre a la vagina.


2- Cambiarse a diario la ropa interior y usarla ropa de algodón y no muy ajustada.


3- Hacer pis después de mantener relaciones sexuales o lavarse la zona íntima.


4- No realizarse duchas vaginales.


5- Evitar el uso diario de salva slips o tampones y cambiarlos a menudo.


6- Usar preservativos en las relaciones sexuales esporádicas.


7- Si se padece diabetes, llevar los controles y el tratamiento adecuados.


8- Realizarse controles ginecológicos al menos una vez al año ya que estas infecciones no siempre provocan síntomas.


9- Evitar los talcos y desodorantes vaginales.


10- Llevar una dieta equilibrada y sana y no tener sobrepeso. 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora del color de los ojos de los bebés que arroja como resultado la probabilidad de tener uno u otro color en función del color de ojos de los padres.


Fecha de actualización: 09-01-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>