×
  • Buscar
Publicidad

La depresión durante el embarazo puede desarrollar una conducta violenta en los hijos adolescentes

La depresión durante el embarazo puede desarrollar una conducta violenta en los hijos adolescentes

La depresión en el embarazo se asocia con conductas violentas en los hijos adolescentes, según un estudio de las Universidades de Cardiff y Bristol y el 'King's College' de Londres en Reino Unido. El trabajo ha descubierto que los niños de áreas urbanas cuyas madres sufrían de depresión durante el embarazo eran más propensos que otros a mostrar conductas antisociales, incluyendo el comportamiento violento, en años posteriores de la vida.

Publicidad

Los resultados del estudio, que se publican en la revista 'Child Development', muestran también que las mujeres que son agresivas y problemáticas en su adolescencia son más propensas a deprimirse durante el embarazo, por lo que los antecedentes de las madres predicen la conducta antisocial de sus hijos.

Los autores descubrieron tras entrevistar a varias madres que las que se deprimían en el embarazo eran cuatro veces más propensas a tener a niños que eran violentos a los 16. Esto era así tanto en chicas como en chicos. La depresión de la madre a su vez se predecía por su propia conducta agresiva durante la adolescencia.

El vínculo entre la depresión en el embarazo y la violencia de los niños no podía explicarse por otros factores en los ambientes familiares como clase social, etnia o estructura familiar; la edad, educación, estado civil o índice intelectual de la madre; o la depresión en otro momento de la vida de los niños.

A pesar de los resultados aún no está claro cómo la depresión en el embarazo podría iniciar a los bebés en su camino hacia una mayor conducta antisocial. 
 


Fuente: 

Child Development

Maternal Depression and Childhood Aggression: Literature Review https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3565561/

Fecha de actualización: 05-03-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.