Inflamación de encías en el embarazo

Inflamación de encías en el embarazo
comparte

Entre los síntomas o trastornos más comunes del embarazo están aquellos que afectan a la mucosa de la boca, concretamente a las encías

La gestación con frecuencia provoca que las encías se hinchen y sangren con facilidad. Es lo que se conoce en Medicina con el nombre de gingivitis. Una enfermedad que provoca la inflamación y/o infección de las encías y que puede implicar la pérdida del tejido que soporta los dientes.

 

¿Por qué se inflaman las encías en el embarazo?

 

La inflamación de las encías responde a varios factores. Por un lado, la acción de las hormonas durante la gravidez provoca un aumento del volumen sanguíneo, es decir, llega más sangre a los tejidos. Pero además, en esta etapa, la respuesta inflamatoria es más exagerada; esto sucede porque el organismo, en el embarazo, está más alerta a posibles infecciones.

 

Así, la gingivitis, suele alcanzar su punto máximo en el 5º mes, y a partir de entonces las encías se desinflaman ligeramente, hasta volver a su estado habitual tras el parto.

 

Si bien, aunque la gingivitis sea considerada un síntoma común durante la gestación y desaparece tras el alumbramiento, no debe ignorarse el cuidado de las encías durante estos meses, pues la falta de atención puede acarrear complicaciones mayores. La Dra. Bárbara García, odontóloga, advierte de los riesgos de esta afección “El problema, además de ser muy antiestética, es que la gingivitis es precursora de otros problemas bucales más graves: caries, periodontitis y con ello pérdida de hueso y flojera dental”.
 

No te puedes perder ...

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

¿Problemas de tiroides? Los cambios hormonales y ciertas enfermedades pueden dar lugar a desórdenes de la glándula tiroidea en el embarazo, que provocan graves complicaciones tanto para la madre como para el feto si no se lleva un control adecuado

Cuidados para prevenir la gingivitis en el embarazo

 

La doctora recomienda dos medidas básicas para evitar que la gingivitis se convierta en un problema serio durante la gestación:

 

- Extremar la higiene bucodental. Llevar a cabo una buena técnica de cepillado y usar el hilo dental tras las comidas. El aseo bucodental se puede complementar con pasta y enjuague específicos para prevenir la gingivitis.

 

Solicitar una revisión con el dentista y limpieza profesional si éste lo indica. Lo ideal sería acudir al odontólogo cuando se esté programando el embarazo, ya que en ese momento todavía pueden realizarse radiografías y medicar sin tanta precaución. Si no es posible, lo idóneo sería visitar una clínica dental en cuanto se tenga conciencia del estado de embarazo. Igualmente debería hacerse otra revisión pasados los 6 meses con el objetivo de hacer un seguimiento y evaluación de estado de las encías y de la boca en general.

 

¿Qué tratamientos periodontales pueden llevarse a cabo durante el embarazo?

 

Casi todos los cuidados periodontales son posibles durante la gestación. No obstante deben estar indicados por el odontólogo según cada caso particular.

 

Los tratamientos más frecuentes en estas situaciones van desde una simple limpieza dental (tartrectomía), hasta un raspado y alisado (curetajes), pasando por una desinfección por láser que ni siquiera lleva anestesia.

 

Sin embargo si fuera necesario un tratamiento con cirugía (intervención periodontal quirúrgica) es preferible posponerlo para después del parto.

 

Fuentes: Dra. Bárbara García. Clínica dental - Milenium Dental Centro Ferrocarril. Madrid.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora del peso durante el embarazo con el fin de facilitar al máximo el control de esta variable. Aumentar más kilos de los debidos a lo largo de la gestación acarrea problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 02-06-2014

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>