×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del bebé durante el embarazo

Estimulación del bebé durante el embarazo

A menudo creemos que la paternidad comienza el día en que nace el bebé. Sin embargo múltiples estudios han demostrado que ésta puede empezarse a ejercer desde el momento en que descubres que estás embarazada. ¿Cómo? Simplemente comunicándote con tu hijo

Publicidad

Indice

 

Piensa que tu vientre es el primer hogar de tu bebé. Todo lo que experimente en él determinará de alguna forma su futuro. Lo que convierte el periodo prenatal en un momento crucial para establecer la estructura base de su cerebro y construir los fundamentos para desarrollar su potencial biológico, psicológico y social.

Los estímulos externos tales como acariciarse la tripa, ponerle música melódica, luz o someterle a vibraciones son sensaciones realmente agradables para el bebé que actuarán a modo de primeras lecciones de vida y tendrán una muy positiva influencia en su futuro.
 

¿Qué es la estimulación prenatal?

No te puedes perder ...

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada,  debes poner especial cuidado y atención a la alimentación. Para permitir un desarrollo normal del bebé es fundamental aumentar tanto la calidad como la cantidad de calorías que ingieres. Esta atención en tu alimentación durante el embarazo, y también durante la lactancia, es especialmente importante para las mujeres vegetarianas.

Y tambien:

La estimulación prenatal puede definirse como el conjunto de acciones realizadas durante la gestación que proporcionarán al niño las experiencias que éste necesita para potenciar sus capacidades y habilidades. Está basada en el desarrollo y maduración del sistema nervioso central (centro del control de las vivencias del niño y del futuro adulto) y en particular del cerebro.

No hace mucho tiempo, se pensaba que el cerebro fetal era inmaduro, incapaz de pensar o tener memoria y que no era posible ningún proceso de aprendizaje que no fuese una respuesta refleja, pero en la actualidad numerosas investigaciones afirman que el bebé, antes de nacer, es capaz de obtener y procesar información de diversos estímulos y que existe una relación entre el desarrollo de su cerebro y los órganos de sus sentidos dentro del útero.

Alrededor del quinto mes de embarazo el número de células del cerebro que tu futuro hijo tendrá durante el resto de su vida ya está determinado; a partir de este momento el cerebro crecerá en tamaño y sus células en complejidad.

Según varios estudios, desde la segunda mitad de la gestación el bebé ya puede oír y ver. Este es el momento idóneo para comenzar la estimulación. Evidentemente, con el bebé “encerrado” en tu interior la estimulación encuentra bastantes limitaciones, aún así puedes comunicarte con tu hijo de diferentes y variadas formas. Los ejercicios tienen una metodología específica, pero en general consisten en escuchar música clásica (especialmente Mozart y con auriculares en la barriga), mediante masajes, con movimientos lentos y rítmicos de la madre, hablando al bebé, etc.

Esta es la razón por la que cada vez son más los profesionales que ofrecen programas de estimulación prenatal sensorial dirigidos al desarrollo del bebé antes de su nacimiento.

Si bien los ejercicios prenatales se recomiendan, como decíamos a partir del 5º mes, y concretamente en el último trimestre, porque ya se han desarrollado todos los sentidos del feto y éste puede empezar a procesar mejor la información que le llega. “A las futuras madres les proponemos una serie de ejercicios de estimulación que van dirigidos a todas las áreas del cerebro de forma integral. No sólo de manera preventiva para permitir un desarrollo óptimo sino también de forma paliativa cuando ya se ha detectado una disfunción” explica Marta Rodríguez, especialista en estimulación prenatal.

La formación a madres en este campo, consiste en enseñar cómo enviar estímulos al bebé a través de los diferentes sentidos:

- Oídos: Con música y ruidos

- Tacto: Con masajes

- Vista: Con luces

- Vestibular: Con movimiento y equilibrio

Pero sin duda el principal estímulo para el bebé es el sonido. Aunque la barriga sea un lugar ruidoso, se ha demostrado por ejemplo, que el bebé puede reconocer no sólo la voz de la madre sino también la de su padre. Gracias a varias investigaciones se ha comprobado que el bebé se gira y se mueve al escuchar frecuentemente la voz de papá.


Beneficios para todos

Con media hora diaria (seguida o repartida en periodos de 5 minutos) de estos ejercicios se favorece que el bebé se enfrente al canal del parto con mejores recursos, de manera que en el hipotético caso de que hubiera complicaciones durante el alumbramiento (sufrimiento fetal, uso de instrumental, etc.) el niño las afrontará satisfactoriamente. Del mismo modo son útiles para que el bebé se adapte al nuevo mundo: ya ha dejado de vivir protegido en el vientre materno, tiene que respirar, comer, desafiar a la gravedad… y ahora por sí mismo. Gracias a los ejercicios los niños son más despiertos e interactúan más con sus padres en los primeros meses de vida.

A estos beneficios contrastados se suman los de la madre. Al estar el bebé más preparado para nacer, éstas suelen tener partos “buenos”, que no se prolongan en exceso. También les permiten disfrutar más de su hijo en los primeros días porque además de comer y dormir tienen pequeños periodos de interacción con sus padres puesto que son niños más “espabilados”.

“También cabe destacar –agrega Marta- que mientras dura la estimulación en el embarazo, el contacto con la madre y el bebé es constante, ya que ves cómo va reaccionando a los estímulos que le envías y contesta con movimientos y patadas. Todo esto hace que, lógicamente, la estimulación sea muy emocionante para la madre.”

Las investigaciones realizadas en estimulación prenatal, han demostrado que los beneficios no son sólo para los bebés o para las madres sino que también favorecen el establecimiento del vínculo afectivo y la relación entre ambos padres y el bebé; la estimulación prenatal permite optimizar el desarrollo de los sentidos del bebé como base para su aprendizaje y desarrollar destrezas cognitivas e intelectuales.


Estimulación prenatal también para hacer frente a patologías

Los ejercicios de estimulación están indicados para todas aquellas madres que se preocupan porque sus hijos reciban estimulación adecuada desde el principio, pero también se recomiendan especialmente para aquellos niños que han sido diagnosticados de alguna alteración a través de ecografías o amniocentesis (síndromes, hidrocefalia, alteraciones ventriculares…). Asimismo es importante en niños prematuros, aunque no tengan secuelas neurológicas, para prevenir una futura inmadurez.

“Cuando se diagnostica una enfermedad en un bebé es muy importante empezar a trabajarla cuanto antes y si lo hacemos durante el embarazo llevaremos tres meses de ventaja. No obstante habrá que seguir trabajando una vez el niño haya nacido, pero habremos paliado alguna de las posteriores manifestaciones. Es importante añadir que siempre que hablamos de una enfermedad nos referimos a alteraciones neurológicas, sin importar su origen o por qué están provocadas (un síndrome, una alteración, una inmadurez…). La estimulación se envía al cerebro, por lo tanto no sirve para un problema cardiaco o similar al no ser que esté combinado con un problema neurológico.”

En cuanto a si son eficaces los ejercicios de estimulación para prevenir ciertas patologías, aún no se puede asegurar nada y así lo Marta: “Si bien no hay estudios que reflejen la relación causa-efecto entre la estimulación y los diferentes enfermedades y nunca hubiéramos podido saber qué hubiera pasado en ese niño si no hubiera habido estimulación, al nacer el bebé más maduro se enfrenta mejor al medio ambiente, y sí se sabe que ayuda en muchos casos de diferentes patologías ya detectadas, por lo que hace suponer que es posible que ayude también a prevenirlas.”
 


Fuente: Marta Rodriguez, especialista en estimulación prenatal

Fecha de actualización: 03-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.