×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo aliviar el síndrome del túnel carpiano en el embarazo?

¿Cómo aliviar el síndrome del túnel carpiano en el embarazo?

El síndrome del túnel carpiano es una molestia bastante frecuente en el último trimestre del embarazo que, aunque no es grave, puede afectar a nuestro sueño ya que es bastante incómodo. Siguiendo estos consejos puedes aliviar el dolor hasta que llegue el parto.

Publicidad

La retención de líquidos y la presión de estos sobre los nervios de la muñeca pueden hacer que sufras el síndrome del túnel carpiano durante la gestación, una molestia relativamente frecuente y bastante dolorosa.


El túnel carpiano es un pequeño conducto localizado en la muñeca, por donde pasan los nervios que van del antebrazo a la mano y los dedos. Durante el embarazo el aumento del volumen de sangre, unido a la retención de líquidos, pueden causar la hinchazón de la zona, que comprime esos nervios produciendo dolor, insensibilidad en la mano, hormigueo… incluso en algunos casos puede afectar a la movilidad de la mano.


Estas molestias suelen agravarse por la noche, dificultando el descanso y el sueño. La buena noticia es que desparece solo, prácticamente en todos los casos, tras dar a luz.


Este síndrome no es grave ni afecta al embarazo o al feto, pero sí se vuelve muy molesto y no te deja dormir, será necesario que recurras a estos consejos para tratar de aliviar las molestias:


1- Usa una muñequera o férula por la noche, así mantendrás la muñeca en una posición neutra que evitará ejercer presión sobre los nervios.

No te puedes perder ...

Y tambien:


2- Coloca el brazo elevado sobre la cabeza para dormir. Para ello, puedes poner unas almohadas alrededor de tu cuerpo para poner los brazos por encima del nivel de tu cabeza, que tendría que estar apoyada en una almohada más baja.


3- Duerme de lado para que la circulación sanguínea se favorezca, preferiblemente sobre el lado izquierdo. Nada de dormir boca arriba.


4- No duermas sobre tus brazos ni adoptes ninguna postura que ejerza presión sobre las muñecas. Al cambiar de posición por la noche ten cuidado de no poner tus brazos debajo de tu cabeza o de tu cara.


5- Ciertos movimientos mejoran el dolor. Por ejemplo, los movimientos circulares con las muñecas o los movimientos de sacudida de las mismas hacia afuera. Puedes hacerlos en cualquier momento del día, pero sobre todo antes de acostarte y al levantarte.


Algunos de los ejercicios más recomendables son:


- Con el brazo estirado y la palma hacia arriba, estira de los dedos con la otra mano hacia tu pecho hasta sentir tensión, no dolor. Mantente así unos 20 segundos.


- Coloca la parte superior de los brazos pegada a tu cuerpo y dobla los codos con las manos estiradas frente a ti y las palmas apuntándose entre sí. Gira las manos hacia arriba y dobla las muñecas. Gira hacia arriba unas 15 veces y luego hacia abajo.


6- La natación es un ejercicio muy completo que ayuda a la circulación de la sangre.


7- Usar pelotitas de goma antiestresantes y estrujarlas con las manos.


8- Mientras paseas, camina de vez en cuando con los brazos en alto abriendo y cerrando las manos o incluso girando los brazos como si fueras un molino.


9- Ponte hielo en las muñecas antes de acostarse. El frío puede reducir la inflamación y aliviar el dolor. Póntelo unos 10 minutos justo antes de irte a la cama ya que el alivio será temporal, pero puede ser lo justo para que concilies el sueño.


10- Acude a un fisioterapeuta para que te dé los masajes más apropiados para contrarrestar las molestias. Además de masajearte las manos, puede hacerlo también en la parte superior de la espalda y el cuello para reducir la tensión del área.


11- El yoga también nos enseña a estirar y relajar las articulaciones.


12- Mantén tus manos calientes para que la circulación de la sangre mejore.

 

13- Si el dolor es muy intenso, no te deja dormir y no puedes ni siquiera coger cosas con tu mano, el médico puede decidir darte inyecciones de cortisona.


14- En los casos extremos se puede recurrir a cirugía, pero rara vez hace falta ya que el dolor suele durar unas pocas semanas y desaparece al dar a luz. 

 

Foto: Creado por Phduet - Freepik.com


Fecha de actualización: 09-05-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.