• Buscar
Publicidad

¿Cómo afecta al embarazo el papiloma humano?

¿Cómo afecta al embarazo el papiloma humano?

El virus del papiloma humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual muy común que, normalmente, no causa síntomas y se cura por sí sola. Durante el embarazo, es poco probable que afecte al bebé, aunque si hay alguna  verruga en el canal de parto se puede recurrir a una cesárea para evitar que el bebé se contagie al nacer.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano es un virus del que existen aproximadamente 100 variedades diferentes, 30 de las cuales se transmiten por vía sexual. De las 70 variedades restantes, algunas son responsables del desarrollo de verrugas cutáneas comunes de las que podemos pueden encontrar en las manos o las plantas de los pies.

En cuanto a las variantes transmitidas por vía sexual, algunas pueden dar lugar a verrugas genitales o condilomas o cambios precancerosos, pero la mayoría de variedades son asintomáticas y el cuerpo las combate sin necesidad de tratamiento, por lo que muchas personas pueden haber tenido VPH a lo largo de sus vidas y ni haberse enterado.

Las verrugas genitales se diferencian de las normales en su apariencia, ya que estas tienen forma de coliflor. No presentan quemazón o picazón, normalmente no son dolorosas y pueden ser blandas y suaves al tacto. Algunas son tan pequeñas que pueden llegar a pasar desapercibidas.

De hecho, es una enfermedad de transmisión sexual muy frecuente en medicina que han padecido hasta un 80% de los adultos en algún momento de sus vidas (papilomatosis venérea).

El VPH se contagia por contagio directo con la infección y preocupa a muchas mujeres por su relación con el cáncer de cuello uterino. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayor parte de los tipos de VPH no causan infecciones de importancia. Solo cuando causa un crecimiento anormal de las células puede provocar cambios precancerosos en la piel que eventualmente pueden derivar en el cáncer de cérvix, vagina o vulva. Pero para evitarlo, existen las citologías vaginales o prueba de Papanicolau que sirven de diagnóstico en ginecología.


¿Puede afectar al embarazo?

La prueba de VPH no se suele hacer rutinariamente durante el embarazo, por lo que solo podría descubrirse si apareciera alguna verruga genital o se hiciera un test de Papanicolaou (prueba que detecta este virus) por algún otro motivo.

En general, el VPH no afecta al bebé ni al transcurso del embarazo, lo único que podría ocurrir es que las verrugas genitales crecieran más deprisa a causa de los cambios hormonales y el aumento de flujo vaginal que se produce en estos meses, así como a un sistema inmunitario por lo general más débil.

Pero el papiloma no se ha relacionado con abortos espontáneos, partos prematuros, u otras complicaciones relacionadas con el embarazo; y el riesgo de transmitir el virus al bebé es bastante bajo.

En el caso de que tu bebé se contagiara, lo más probable es que se recuperara por sí mismo sin tener ningún síntoma o problema.  Aunque si contrajera el tipo de papiloma que causa las verrugas genitales, podría desarrollar a su vez verrugas en las cuerdas vocales durante la infancia (papilomatosis laríngea o respiratoria recurrente), enfermedad grave pero también muy rara.

Si se tienes antecedentes de verrugas genitales es mejor comentárselo al obstetra al empezar el embarazo para que se vigilen las células de la zona durante estos nueves meses, ya que el sistema inmunológico más débil puede hacer que vuelvan a aparecer verrugas y que éstas crezcan y se desarrollen bastante rápido; pero la mayoría de mujeres con antecedentes del virus no tendrán ningún problema en estos meses.

Por último, si en el momento del parto hubiera alguna verruga genital en el canal de parto, podría practicarse una cesárea para evitar el contagio del bebé, aunque no siempre es necesario. Se realiza sobre todo si las verrugas son tan grandes que bloquean el canal. Si no, podría permitirse un parto vaginal ya que es raro tanto el contagio como el posterior desarrollo de la enfermedad por el bebé.


¿Cómo se trata?

Durante el embarazo no se recomienda llevar a cabo ningún tratamiento para evitar un parto prematuro u otras complicaciones.

Una vez nacido el bebé se pueden extirpar las verrugas con un ácido especial, nitrógeno líquido o con láser, cauterizándolas eléctrica o quirúrgicamente. No obstante, estas terapias solo las eliminan, no evitan que vuelvan a salir.

También se recomienda vacunarse con el VPH para prevenir el cáncer de cérvix, asociado a  ciertos tipos de VPH. La vacuna está financiada para niñas de 11 o 12 años y es cuando es más efectiva, antes de empezar las relaciones sexuales, pero es efectiva a cualquier edad. 


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado un test de síntomas de embarazo que propone a la mujer una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.

Fuente:

American Pregnancy Association, "VPH durante el embarazo: síntomas, tratamiento y prevención", http://americanpregnancy.org/es/womens-health/hpv/

Fecha de actualización: 28-10-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×