Apneas en el embarazo

Apneas en el embarazo
comparte

Durante la gestación es frecuente desarrollar diferentes problemas del sueño. Uno de ellos son las apneas, es decir, interrupciones de la respiración que duran unos segundos. Este síndrome puede llegar a causar graves complicaciones en el embarazo, por lo que debe ser consultado con el médico inmediatamente.

La apnea del sueño o Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es un trastorno del sueño que consiste en interrupciones frecuentes y cortas de la respiración mientras se está durmiendo. Generalmente duran unos 10-15 segundos, aunque pueden ser más largas.

Este trastorno es más frecuente en mujeres embarazadas que también padecen obesidad. Según diversos estudios, las gestantes que padecen apnea del sueño tienen más posibilidades de desarrollar hipertensión gestacional, preeclampsia y bajo peso del bebé al nacer. También está asociada con un mayor grado de somnolencia durante el día.

La hipertensión aparece porque tras cada apnea, el cuerpo “despierta” y vuelve a respirar. Este despertar es un reflejo cerebral muy potente que produce una descarga que aumenta los niveles de la tensión arterial. Esto, al suceder bastantes veces a lo largo de la noche, hace que la tensión suba y baje repetidas veces, lo que puede provocar una hipertensión permanente que dé lugar a preeclampsia.

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

¿Problemas de tiroides? Los cambios hormonales y ciertas enfermedades pueden dar lugar a desórdenes de la glándula tiroidea en el embarazo, que provocan graves complicaciones tanto para la madre como para el feto si no se lleva un control adecuado

La buena noticia es que estos riesgos disminuyen considerablemente si se trata la apnea.

Por eso es necesario conocer los principales síntomas de la apnea, para estar atentos por si la gestante está sufriendo estos episodios nocturnos:

- Ronquidos

- Pausas en la respiración

- Sueño agitado

- Cansancio y somnolencia por el día

- Sudoración nocturna excesiva

- Irritabilidad

- Cefaleas

- Sed intensa al levantarse

Si sospechas que padeces apneas del sueño, debes consultar con tu obstetra para que te hagan determinadas pruebas y averigüen si esto es verdad. Si así fuera, deberás someterte a un tratamiento que, en el caso de las embarazadas, suele ser el uso de una mascarilla C-PAP que ayuda a respirar, impidiendo que la vía aérea se colapse y evitando así los cambios en la presión arterial.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×