×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad es recomendable quedarse embarazada?

¿A qué edad es recomendable quedarse embarazada?

Lo cierto es que, a términos biológicos, la mejor edad para ser madre son los 25 años. Pero ¿por qué? Pues bien, debido principalmente a que las condiciones físicas no son las mismas a los veinte que a los cuarenta. Es por ello por lo que, a los 25 años, es decir, entre los veinte y los treinta es cuando se dan las condiciones más favorables para concebir, engendrar y dar a luz a un bebé.

Publicidad

Aunque probablemente para muchas mujeres hoy en día escuchar que a los 25 años es la edad idónea para tener un bebé puede asustar un poco. Los tiempos han cambiado, y a pesar de que antiguamente nuestras abuelas y madres tuvieran hijos antes, ahora no es precisamente lo que una mujer más desea cuando cumple 25 años porque probablemente todavía no tenga un trabajo con el que poder mantenerse ni por sí misma, ni quizás la carrera terminada o una pareja con la que querer formar una familia.

 

De hecho, la maternidad con el paso del tiempo se ha ido retrasando. Según las últimas investigaciones realizadas esta se ha llegado a retrasar incluso cinco años por los sueldos precarios y las trabas a la conciliación, afirmándose que una de cada cuatro mujeres entre 30 y 44 años no quiere ser madre, y que el 95% de los hombres menores de treinta años todavía no han sido padres. ¿Qué sucede con el empleo? Las encuestas hablan por sí solas, y es que lo que más valoran las mujeres de un puesto de trabajo es que tenga unas buenas condiciones económicas, aunque las diferencias sí aparecen entre aquellas que tienen hijos y aquellas que no los tienen.

No te puedes perder ...

¿A qué edad es recomendable quedarse embarazada?

¿A qué edad es recomendable quedarse embarazada?

Lo cierto es que, a términos biológicos, la mejor edad para ser madre son los 25 años. Pero ¿por qué? Pues bien, debido principalmente a que las condiciones físicas no son las mismas a los veinte que a los cuarenta. Es por ello por lo que, a los 25 años, es decir, entre los veinte y los treinta es cuando se dan las condiciones más favorables para concebir, engendrar y dar a luz a un bebé.

Y tambien:

 

Las dificultades para conciliar, como ya veíamos, esa vida familiar y laboral, pero también los problemas económicos por los tan bajos salarios hacen, inevitablemente, que las mujeres españolas retrasen su maternidad una media de 5,2 años respecto a la edad en la que tenían previsto tener el primer hijo y que, además, tengan menos de los, en un principio, deseados. Por tanto, se deduce que el mercado laboral retrasa, sin duda, la maternidad.

 

¿Y qué pasa con el nivel educativo?

 

Además, de la edad, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha tenido en cuenta también otros factores como la educación concluyendo que conforme va aumentando el nivel educativo de la mujer, se va retrasando la maternidad. Según los estudios, las mujeres que tienen estudios superiores y que hoy tienen entre 45 y 49 años han tenido un promedio de 1,5 hijos, frente al 1,58 de las que completaron secundaria, y 1,63 de las que solo hicieron la primera etapa de secundaria. Y en relación ya con la situación laboral, saber que las que están trabajando tienen menos hijos de media en todas las edades (desde 1,5 hijos entre quienes trabajan y 1,8 las inactivas), y que, además, el porcentaje de mujeres que trabajan y que no tienen hijos es superior al de las que ya han sido madres en todos los grupos, excepto en el de las menores de 30 años.

 

Y sí, es que por mucho que los estudios y el resto de las investigaciones aseguren que la edad ideal para concebir un hijo está entre los 25 y 29 años para muchas mujeres de nuestro país es prácticamente impensable además de que sus objetivos primordiales a esta edad son otros. Pero ¿qué es lo que quieren hacer a los 25? Seguir estudiando, encontrar un buen puesto de trabajo, viajar por todo el mundo, etc. Cosas que, según la gran mayoría de ellas, con niños no se puede hacer. En nuestro país, ya actualmente es mucho más habitual que una mujer tenga un hijo a los 40 años que a los 25.

 

Existen las “NoMo”. Así es, existen las “NoMo”, que no es más que “No Mothers”: las mujeres que no quieren ser madres. En los países occidentales entre un 2 y un 30% de las mujeres no serán madres lo que supondrá, sin duda, un gran cambio sociológico en tan solo apenas una generación. Ellas mismas son las que aseguran que la sociedad ve a todas y cada una de las mujeres como máquinas de fabricar bebés. Muchas de ellas, incluso, se llegan a esterilizar, algo que todavía se ve como un gran tabú en la sociedad. Y aunque se pueda pensar que esto pasa entre mujeres algo más mayores, lo cierto es que según otro estudio realizado el pasado 2018, son las más jóvenes las que empiezan a rechazar la maternidad. Entre las menores de 25 años, un 27% aproximadamente es el que asegura no querer tener ningún hijo, concluyéndose el estudio con que son las nuevas generaciones las que no quieren tener hijos, no quieren complicarse la vida ni tampoco desean hipotecar su libertad.

 

Una libertad que en realidad deberían tener todas y cada una de las mujeres para decidir si desean o no ser madres próximamente o en un futuro algo más lejano. Porque no todas las mujeres están cortadas por el mismo patrón y porque no todas querrán ser madres. Porque, aunque pueda o no haber una edad más o menos recomendable para ser madres, no todas querrán tener hijos, pero todas ellas, por igual, han de ser totalmente respetadas en su decisión.

 


Fuentes:

La mitad de las españolas cree que la edad ideal para ser madres es entre los 26 y los 31 https://www.hoy.es/padres-hijos/embarazo/maternidad-edad-ideal-20180411114427-ntrc.html

“Las NoMo” https://www.elmundo.es/vida-sana/familia-y-co/2017/01/27/588ae4a122601d07508b456e.html

Fecha de actualización: 03-12-2019

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.