• Buscar
Publicidad

Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

No te preocupes. Es completamente normal tener sueños eróticos y fantasías sexuales cuando una está embarazada. De hecho, son varios los estudios que señalan que muchas son las mujeres que afirman haber tenido este tipo de experiencias y, de hecho, ¡son saludables! Lo dicen los expertos… Te contamos un poco más sobre ello para que estés totalmente tranquila.

Publicidad

Índice

 

¿Son beneficioso los sueños eróticos?

Los expertos coinciden: haber tenido sueños y fantasías sexuales es beneficioso tanto para la salud física como mental de las mujeres. Además, se ha comprobado que el hecho de que esta tenga despertares en la noche con frecuencia, aunque no contribuye a que se tengan más sueños eróticos en sí, hace que estas imaginaciones se recuerden mucho mejor.

Cualquiera que sea el tipo de sueño sexual o fantasía que pueda tener la mujer embarazada, lo más seguro es que estén relacionados con las emociones de la maternidad, unos sentimientos y unos temores que pueden legar a liberarse a través de, justamente esto, los sueños eróticos.

La fantasía sexual está relacionada con el deseo sexual, aunque la fantasía como tal se refiere a la evocación de una situación ficticia, que puede o no hacerse realidad y el deseo es el anticipo de una situación real. Y, aunque no te lo creas, los especialistas en sexología afirman que las parejas estables que llevan sus fantasías sexuales a la realidad en forma de juegos sexuales reavivan su vida sexual.

Y, aunque no se puede generalizar porque cada mujer es diferente y tiene sus síntomas, sensaciones y experiencias durante el periodo de gestación, los estudios realizados al respecto señalan que en torno al 10 % de las futuras mamás ven cómo aumenta de manera considerable su deseo sexual y su erotismo, e incluso un porcentaje más elevado de ellas se da cuenta de que tiene muchas más fantasías sexuales que antes de quedarse embarazadas.

Un aumento que puede ser debido, sobre todo, a la revolución hormonal que vive la mujer durante el embarazo y, aunque como ya veíamos más arriba, cada mujer tiene unas fantasías sexuales específicas, algunos otros estudios han señalado las fantasías más comunes entre embarazadas…

Otras razones que explican por qué las mujeres tienen fantasías sexuales estando embarazadas

Existen algunas razones que explican que la mujer sienta un deseo sexual evidente, e incluso un mayor placer a la hora de mantener relaciones sexuales, algo que aumenta a su vez la creación de fantasías sexuales. ¿Los motivos?

- determinadas hormonas pueden hacer que la mujer esté más excitada.

- el aumento del volumen de sangre, sobre todo en los primeros meses, hace que los genitales femeninos estén más irrigados y adquieren mayor sensibilidad.

- el aumento del flujo vaginal provoca que muchas mujeres encuentren especialmente satisfactorio el sexo en esta etapa.

- el hecho de que la mujer se encuentre más desinhibida porque se olvidan métodos anticonceptivos, por ejemplo.

- los estrógenos provocan algunos cambios en el cuerpo de la mujer que pueden resultarle una nueva fuente de erotismo como, por ejemplo, el aumento del tamaño de los pechos.

En definitiva, por tanto, vemos claramente que las fantasías sexuales son comunes en el embarazo y lo mejor de todo: que son buenas para la vida sexual de la pareja.
 

¿Cuáles son las fantasías sexuales más comunes en el embarazo?

- Tener relaciones sexuales con algún famoso que les encante, aunque este grupo puede ir desde actores hasta cantantes pasando por modelos, colaboradores de televisión, políticos, deportistas, presentadores, etc.

- Volver a revivir un encuentro sexual con una antigua pareja. Esto, entre otras cosas, se puede explicar por el hecho de que se está en un momento en el que se tiene claro que se va a comenzar una nueva vida por lo que se trata en realidad de una forma de recordar y a la vez “cerrar” esa experiencia vivida.

- Experimentar una relación íntima modo la saga de “Cincuenta sombras de Grey”.

- En el caso de las mujeres heterosexuales es muy frecuente que puedan tener fantasías en las que disfrutan del sexo con otras mujeres. ¿Motivo? Que admiran más que nunca el cuerpo femenino.

- Y también es habitual que tengan como fantasía el disfrutar de relaciones íntimas con su pareja disfrazados de personajes de todo tipo.
 

¿Qué nos dicen los expertos al respecto de fantasías y sueños eróticos en el embarazo?

Esta etapa es el primer momento del ciclo vital de una mujer en el que su sexualidad puede cambiar de una forma drástica por motivos naturales. Y no, no es negativo, pero es algo diferente. El embarazo hace que la mujer presente cambios físicos, hormonales, anímicos, etc. Es decir, lo revoluciona todo y esto afecta especialmente a la relación de pareja y la sexualidad a medida que va avanzando el embarazo.

En el primer trimestre, la libido suele disminuir en muchas mujeres, sobre todo en aquellas que se vean afectadas por las náuseas y el malestar general, pero en el segundo trimestre, la zona genital se halla muy vascularizada y este cúmulo de irrigación sanguínea favorece la respuesta sexual y aumenta la sensibilidad de la zona. También el pecho se percibe más sensible.

Se trata, por tanto, de un momento del embarazo en el que la mujer puede disfrutar mucho de sus relaciones sexuales e incluso tener mejores orgasmos. Suele ser, sin duda, el de mayor plenitud sexual y que suele coincidir con la desaparición de las náuseas y por el momento con no mucha barriga, ya que no será hasta los seis meses de gestación cuando la barriga de la mujer embarazada pueda comenzar a ser un elemento incómodo para las relaciones sexuales.
 

¿Qué le pasa a la mujer cuando se queda embarazada? ¿Debe disfrutar del sexo plenamente?

La respuesta está clara y es sí. Pero para ello la mujer embarazada debe:

adaptarse a los cambios físicos: durante el embarazo la mujer engorda y también pueden surgir estrías o varices haciendo disminuir su autoestima. Hay que adaptarse a las nuevas formas del cuerpo para que ello no afecte al deseo sexual.

realizar nuevas posturas: a medida que el bebé crece dentro, la vagina se va acortando. Esto provoca que en determinadas posturas en las que la penetración sea muy profunda se note dolor. Para evitarlo, mejor practicar siempre posturas en las que sea la mujer embarazada quien controle la penetración.

no dar toda la importancia a la penetración: el embarazo es un momento maravilloso para fomentar las relaciones sexuales globales, no centradas exclusivamente en los genitales. Un buen momento para descubrir cuántas terminaciones nerviosas hay y la cantidad de placer que estas pueden llegar a proporcionar.
 

Sexo en el embarazo: recomendaciones a tener en cuenta y las posturas más cómodas estando embarazada

Finalmente, recuerda tener mucho cuidado en el sexo en general, pero sobre todo en el embarazo. Por ejemplo, si practicas sexo oral, tu pareja nunca debe soplar dentro de la vagina ya que esto podría causar una embolia y resultar muy peligroso tanto para ti como para tu bebé; evitar los lubricantes, los lavados vaginales, las gelatinas, etc. para lubricar la vagina porque estos productos pueden dificultar la habilidad de los espermatozoides de moverse en el aparato reproductivo de la mujer; y no lubricar la zona vaginal con saliva. ¡Cuidado también con los geles de Aloe Vera!

Y aquí os dejamos algunas de las posturas sexuales más cómodas para hacer estando embarazada:

- La posición del perrito

- Las cucharas para embarazadas

- La unión del loto

- El soñador apasionado

- El columpio

- La amazona

- La postura de Andrómaca

- La lengua de gato

- La postura de los nadadores

- La ofrenda secreta

- El vuelo de gaviota

- La postura del indolente

- La bella dormida

- El tigre al acecho

¿Os las sabíais todas?


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 12-03-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×