Estoy embarazada y discuto mucho con mi pareja

Estoy embarazada y discuto mucho con mi pareja
comparte

Durante el embarazo es normal que discutas a menudo con tu pareja ya que la revolución hormonal hace que sufras cambios bruscos de temperamento. Además, es normal que estéis los dos más preocupados, tensos y nerviosos por todo lo que se os viene encima. Para evitar las discusiones y problemas de pareja en estos meses, debes procurar fomentar la comunicación.

Para cualquier pareja, incluso para aquellas mejor avenidas y que menos discuten, el embarazo y la llegada del bebé a sus vidas supone un cambio tan drástico que puede bambolear su relación. No son pocas las parejas que rompen durante la gestación o en los primeros años de vida del bebé agobiados por las nuevas responsabilidades y los cambios que se han producido en su vida, a los que no han sabido hacer frente.

 

Por eso, es importante tomar la decisión de tener un hijo unidos y conscientes de lo que implica. Ambos miembros deben estar seguros del paso que dan y de lo que significa para que el embarazo pueda ser una etapa mágica que les una más y no todo lo contrario.

 

E incluso así es habitual que surjan discusiones constantes por diversos motivos:

 

- Los cambios hormonales que sufre la embarazada hacen que pase de la alegría al llanto sin motivo o que se enfade sin razón aparente. La pareja debe ser consciente de estos cambios y paciente ya que muchas veces la mujer no puede controlar sus emociones, algo que se alarga en el posparto. Paciencia, cariño y amor son clave para que estos cambios no afecten a la relación.

 

- Las tensiones y preocupaciones relacionadas con el embarazo pueden hacer que ambos miembros de la pareja estén más nerviosos y se alteren con facilidad, lo que puede causar discusiones tontas. Intentad estar tranquilos y pensar en positivo y, ante cualquier miedo o duda, lo mejor es que primero lo habléis con vuestra pareja para que entienda lo que estás pensando.

 

- Las decisiones que se tienen que tomar en estos meses también son fuente continua de conflictos en una pareja: el nombre del bebé, dónde dar a luz, qué carro o cuna comprar, cuándo decírselo a la familia y cómo… Discusiones que pueden agravarse si las familias respectivas se meten en medio e intentan formar parte de estas decisiones. Recordad que todas las decisiones respecto a vuestro bebé debéis tomarlas juntos y unidos. Podéis escuchar consejos y recomendaciones de familiares y amigos, pero al final debéis ser vosotros, unidos, los que toméis la decisión final. No dejéis que estos asuntos estropeen vuestra relación.

 

Por supuesto, también es posible que estos 9 meses surjan discusiones y problemas que no tengan nada que ver con el embarazo sino con problemas familiares, laborales, económicos, infidelidades, problemas previos que reaparecen, etc.

 

Por lo tanto, si estás embarazada y discutes mucho con tu pareja es normal y algo frecuente debido a los motivos antes descritos, pero eso no significa que no deba ser algo que tengas que cortar antes de que vuestra relación se vea afectada. Y recuerda que las emociones negativas que experimentes también afectan al bebé. Así, diversos estudios han demostrado que determinadas emociones que experimenta la mamá pueden desencadenar y liberar el ciertas sustancias químicas en el torrente sanguíneo del bebé en un corto período de tiempo. Por ejemplo, el estrés libera cortisol, la ira adrenalina, la euforia endorfinas y el miedo las catecolaminas. Todas estas sustancias pueden tener efectos negativos en el bebé, afectando a su cociente intelectual o aumentando el riesgo de sufrir problemas mentales y de comportamiento, como ansiedad, déficit de atención o esquizofrenia. De igual modo pueden causar un parto prematuro, por lo que se recomienda en estos meses reducir el estrés al máximo, evitar las situaciones de preocupación y ansiedad siempre que sea posible y, ante cualquier circunstancia que pueda afectar al estado salud mental de la embarazada, buscar ayuda lo antes posible para que no derive en una depresión.

 

Habla con tu pareja y explícale todo lo que te pasa para que estos 9 meses estés lo más tranquila y cuidado posible, tanto por dentro, como por fuera. La tranquilidad y el amor de tu pareja ayudarán a que tu bebé crezca sano y fuerte.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×