Cómo afecta al bebé el estado emocional de la madre

Cómo afecta al bebé el estado emocional de la madre
comparte

El inicio del vínculo bebé-madre comienza a crearse en el útero, justo cuando la personalidad del niño comienza a forjarse. Es por ello que la mamá debe cuidar su estado de ánimo durante la gestación porque si desde el comienzo el pequeño vive en un ambiente armonioso, esto contribuirá al óptimo desarrollo de su carácter e inteligencia.

Durante el embarazo todas las mujeres viven una revolución emocional provocada por el torrente de hormonas que se mantienen presentes en esta etapa en su interior. Es decir, la futura mamá notará sentimientos y emociones continuamente casi sin percatarse de ello.


Recientemente, muchos estudios han demostrado que estas actitudes y sentimientos de la madre repercuten en el desarrollo emocional del bebé y en su personalidad. Esto ocurre porque según las emociones que sienta la mamá, el pequeño puede recibir ciertas sustancias químicas en un corto período de tiempo. Por ejemplo, el estrés libera cortisol, la ira adrenalina, la euforia endorfinas y el miedo las catecolaminas. Debes saber que el lazo del niño con su madre y el mundo externo se origina mediante la placenta. Da igual que la emoción sea buena o mala, siempre afectará al pequeño.


Igualmente, se ha confirmado que las emociones que contienen efectos negativos en el cuerpo pueden afectar al coeficiente intelectual del niño y exponerle a que tenga más riesgos de sufrir problemas mentales y de comportamiento, como ansiedad, déficit de atención o esquizofrenia. Otra consecuencia es el adelanto del parto y lo que conlleva, bebés prematuros con bajo peso al nacer.


Por el contrario, si la respiración materna es tranquila y su ritmo cardíaco estable, a través de su amor y bienestar emocional, puede transmitir a su bebé un estado de armonía y protección. Además, es muy habitual que responda a través de una sonrisa, chupándose el dedo, dando pataditas e, incluso, demostrando calma.


El feto se va desarrollando de forma progresiva, pero en la semana veinte es cuando es capaz de reconocer la voz de la madre y a la 24 es justo cuando sus órganos sensoriales están casi maduros y hasta logra reaccionar a la música. En otras palabras, cuando comienza a responder a los cambios de humor maternos es a partir de los seis meses, por lo que las mamás deben prestar especial atención en cuidar su entorno.


Es fundamental que los aspectos que puedan alterar a la mujer embarazada se cuiden al detalle, como los problemas económicos o personales, para que no la estresen más de la cuenta. Tiene que ser al revés, es un momento en el que necesita tener apoyo total de las personas más cercanas.


Por último, para conseguir sentirte bien del todo debes cuidar bien tu cuerpo, prueba a adoptar hábitos saludables como seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico moderado y nada de fumar y beber alcohol. En los momentos de ansiedad, opta por realizar actividades de relajación o practicar yoga.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar