×
  • Buscar
Publicidad

Parto con hipertensión

Parto con hipertensión

La presión arterial alta y el embarazo no son siempre una combinación peligrosa, aunque la hipertensión sí requiere durante esta etapa de la vida un control algo más minucioso ya que en muchas ocasiones puede causar complicaciones.

Publicidad

Índice

 

Tipos de hipertensión

Lo primero que debemos hacer, por tanto, es distinguir cuatro tipos de hipertensión:

- la hipertensión gestacional. Es decir, presión arterial alta que se produce pasadas las veinte semanas de embarazo.

- la hipertensión crónica. Presión arterial alta que estaba presente antes del embarazo o que se presenta antes de las veinte semanas.

No te puedes perder ...

Parto con bolsa rota

Parto con bolsa rota

Además de las contracciones de parto, otro signo inequívoco de que el parto se producirá en pocas horas es la rotura de la bolsa, también conocida como rotura de aguas o rotura de membranas.

Y tambien:

- la hipertensión crónica con preeclampsia superpuesta. Enfermedad que se presenta en mujeres que padecen hipertensión crónica antes del embarazo y luego presentan un empeoramiento de dicha tensión.

- la preeclampsia. Esta aparece cuando la hipertensión se presenta después de las veinte semanas de embarazo y está asociada a signos de daño a otros sistemas de órganos como los riñones, el hígado o el cerebro is deriva en eclampsia. 

La hipertensión gestacional, por ejemplo, es la presión arterial alta que desarrolla una mujer cuando está embarazada. Por norma general, esta suele comenzar a aumentar una vez pasadas las veinte semanas de embarazo y no suelen aparecer otros síntomas. Además, la hipertensión no perjudica especialmente ni a la madre ni al bebé y desaparece durante las doce semanas después del parto. Sin embargo, en otras ocasiones sí debemos preocuparnos.
 

¿Es un problema tener presión arterial alta durante el embarazo?

La presión arterial alta durante el embarazo presenta algunos riesgos como, por ejemplo:

- un menor flujo sanguíneo a la placenta

- desprendimiento de la placenta

- restricción del crecimiento intrauterino

- lesión en otros órganos

parto prematuro

- enfermedad cardiovascular en un futuro

Por todo eso es por lo que resulta fundamental consultar con matrona y/o ginecólogo con frecuencia ya que en cada visita se encargarán de controlar tu peso y presión arterial. Además, es probable también que debas realizarte análisis de sangre y orina frecuentes. Y se controlará también, por supuesto, la salud del bebé. Para ello se realizarán ecografías frecuentes para seguir el crecimiento y el desarrollo del bebé.
 

¿Y en el parto?

La realidad es que existe un mayor riesgo de parto prematuro en embarazadas hipertensas. De hecho, según un estudio publicado en la edición digital del British Medical Journal (BMJ) “las mujeres embarazadas con hipertensión crónica, es decir, presión arterial alta, son altamente propensas a sufrir resultados adversos del embarazo como un parto prematuro o dar a luz a un bebé con bajo peso al nacer y/o muerte neonatal”. Además, aseguran que la hipertensión crónica complica entre el 1 y el 5 por ciento de los embarazos y el problema puede aumentar a raíz de los cambios en la población prenatal.

Fueron los investigadores del King’s College de Londres en Reino Unido quienes llevaron a cabo el estudio y quienes evaluaron la fuerza de la evidencia que relaciona la hipertensión crónica con malos resultados del embarazo. Los expertos combinaron los datos de un total de cincuenta y cinco estudios realizados en 25 países y observaron los siguientes resultados: parto prematuro (antes de las 37 semanas), bajo peso al nacer (menos de 2.500 g), muerte perinatal (muerte fetal después de veinte semanas de gestación) e ingreso en cuidados intensivos neonatales.

 

Entonces, ¿qué se debe hacer para reducir el riesgo de complicaciones en el parto?

La tensión alta al final embarazo es común en muchas mujeres y cuidarse bien es, sin duda, el mejor modo de cuidar a tu bebé respetando las citas médicas prenatales, tomando los medicamentos de la presión arterial según las indicaciones de tu médico, mantenerte lo suficientemente activa, llevar una dieta equilibrada y saludable y averiguar que está prohibido como, por ejemplo, fumar y consumir alcohol y otras drogas ilegales.

No obstante, deberás estar tranquila en la medida de lo posible pues tu ginecólogo, doctor o matrona podría sugerirte inducir el trabajo de parto antes de la fecha de parto prevista para evitar posibles complicaciones o programar una cesárea, aunque ese momento se determinará siempre en función de cómo de controlada esté la presión arterial.

 

Prevención y tratamiento de la hipertensión posparto

Lo cierto es que no hay suficiente evidencia aún sobre cómo tratar mejor a las mujeres con hipertensión después del parto o durante el puerperio. No es poco frecuente, de hecho, que las mujeres presenten presión arterial alta (hipertensión), pero puede tener consecuencias muy graves ya que esto puede dar lugar en muchas ocasiones a un accidente cerebrovascular y, aunque en muy pocas ocasiones, también a la muerte. Y a pesar de no estar claro qué causa la hipertensión después del parto o qué mujeres pueden desarrollar el problema, lo que sí se sabe es que las mujeres con preeclampsia grave prenatal tienen un riesgo mayor.

Se han realizado nueve ensayos al respecto y aún así no se ha encontrado todavía evidencia fiable, pero sí es necesario realizar estudios de investigación adicionales especialmente porque este problema suele producirse con mayor frecuencia de tres a seis días después del parto, cuando ya la mayoría de las mujeres han salido del hospital. Lo único que han podido concluir los autores de las investigaciones realizadas al respecto es que en el caso de las mujeres con preeclampsia, la furosemida posnatal puede disminuir la necesidad de tratamiento antihipertensivo posnatal en el hospital, pero se necesitan muchos más datos antes de recomendar esta práctica. De hecho, no hay datos fiables para guiar el tratamiento de las mujeres con hipertensión tras el parto.


Fuentes:

Infosalus, https://www.infosalus.com/actualidad/noticia-embarazadas-hipertensas-tienen-mas-riesgo-parto-prematuro-20140416110620.html

Mayo Clinic, https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/pregnancy/art-20046098

Cochrane, https://www.cochrane.org/es/CD004351/PREG_prevencion-y-tratamiento-de-la-hipertension-postparto

Fecha de actualización: 30-12-2020

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.